Blogs

últimos blogs

¡Juan Pablo Duarte! (IV)

En julio de 1838, Juan Pablo Duarte fundó la sociedad secreta “Trinitaria”, que como hemos ratificado, en ocaciones anteriores, era una sociedad de carácter patriótico, democrático, revolucionario e independentista, que fué sin lugar a dudas el primer partido político fundado en América, con objetivos independentistas de crear un Estado con el nombre de República Dominicana. La manifestación, admirable, mas cierta, de ese objetivo democrático que hemos señalado es el verso de Duarte que dice: “Los Blancos, morenos, cobrizos, cruzados, marchando serenos, unidos y osados, la patria salvemos de viles tiranos, y al mundo mostremos que somos hermanos”. Lo que revela que Duarte no tenia asomos de discriminación racial y que a esa edad de 25 años, empíricamente, era un sociólogo, que conocía la composición social de nuestro pueblo.

Hace poco tiempo que leímos y escuchamos, que alguien de origen haitiano, había acusado a Duarte de ser racista; este poema breve, brillante y hermoso es el mentís de esas acusaciones calumniadoras y difamadoras que eleva la figura del Fundador de la República, a una estatura que lo ubica en términos históricos, entre las grandes figuras independentistas de hispanoamerica. Más adelante en las notas que servían de base al proyecto de Constitución que había elaborado, señala con claridad incuestionable que “La bandera dominicana, puede cobijar a todas las razas, y no excluye ni da predominio a ninguna de ellas”, por eso su pensamiento político, tiene, desde entonces, hasta la presente época y en el futuro, una vigencia plena que debemos defender para el pueblo dominicano.

Por esas razones Duarte encabezó en la parte oriental de la isla en 1843, la revolución contra el gobierno de Boyer, y jugo un papel estelar que lo llevó al liderato de los republicanos, sus compatriotas, que luchaban por la independencia de nuestro pueblo. Denunciado y perseguido más tarde, se vio obligado a ausentarse del territorio nacional dejando a dos de sus compañeros, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella, encargados de llevar a cabo las gestiones finales del movimiento republicano. Sánchez redactó el manifiesto del 16 de enero de 1844, en el cual quedaron plasmados los principios republicanos y liberales que Duarte había predicado durante años y ratificaron en el cuerpo de ese documento, la firme voluntad de crear un Estado independiente y soberano.

Después del 27 de febrero, proclamada la República bajo la consigna hermosa y eterna de “Dios, Patria y Libertad”, se incorporó a la Junta Central Gobernativa, dominada por sectores conservadores que no tenían fe en la viabilidad de la República; se inició entonces un proceso de luchas internas, que culminó con la expulsión del territorio nacional de los patriotas fundadores, de la República y es necesario, significar y señalar, que ese Estado, nació a la vida pública, llevando en su seno, oportunistas, conservadores y anexionistas en las más altas posiciones, usurpadas a los iniciadores y fundadores del movimiento republicano, separatista, que encabezó siempre la vocación de sacrificio y el amor a la libertad de nuestro pueblo. Hoy 174 años después, se sienten, porque duele, las manifestaciones de los oportunistas, conservadores, y ahora anexionistas, militantes y voceros de los intereses de la política de Francia, Canadá y los Estados Unidos de América, en contra de la independencia y la soberanía de la República Dominicana. Continuaremos…

Leer más
Constitución, Ley y Elecciones Primarias

Nueve partidos que integran el llamado Bloque Opositor presentaron en estos días un conjunto de propuestas en relación a los proyectos de ley de partidos políticos y reforma a la ley electoral. Entre las propuestas sugeridas están las relativas a publicidad y propaganda; financiación pública, cuotas de género y rendición de cuentas.

Ahora bien, al referirse a la celebración de primarias internas de los partidos políticos para la selección de candidatos a cargos públicos, el Bloque Opositor ha sugerido que dichas primarias sean cerradas y simultáneas, esto es, que sean con el padrón de cada partido y efectuadas el mismo día por todas las organizaciones políticas.

Al alegar que sean cerradas y simultáneas, es evidente que se oponen a que puedan efectuarse en forma abierta y simultánea, esto es, con el registro de electores de la Junta Central Electoral.

Desde luego, ese será uno de los grandes temas a debatirse, tan pronto se inicie la nueva legislatura el próximo 27 de febrero. Esto así, en razón de que el proyecto de ley de partidos políticos que estaba siendo conocido en el Congreso Nacional, no pudo ser aprobado por las cámaras legislativas en el plazo previsto en la Constitución.

Para reactivar el debate, el Partido Reformista Social Cristiano, recientemente lo reintrodujo por ante la Cámara de Diputados; y con posterioridad, la propia Junta Central Electoral hizo lo mismo, por lo cual, en estos momentos, tanto el Senado como la Cámara de Diputados se encuentran apoderados del referido proyecto legislativo.

En lo relativo a la celebración de elecciones primarias en las organizaciones políticas para la selección de candidatos a cargo de elección popular, tanto en el proyecto del Partido Reformista como en el de la Junta Central Electoral se establece lo mismo.

En ambos se indica que es responsabilidad de los partidos y agrupaciones políticas decidir la modalidad de la organización de las primarias internas a celebrarse en fecha determinada por el organismo competente del partido o agrupación política.

Esa redacción concerniente a la forma de celebrarse las elecciones internas de los partidos, así como la fecha en que las mismas han de tener lugar, resulta correcta.

Eso significa que el proyecto de ley de partidos políticos no puede imponer a los partidos u organizaciones políticas, que las primarias internas de dichas instituciones sean abiertas o cerradas. En ambos casos, se estaría desconociendo varios principios de carácter constitucional, como son la libertad de los partidos políticos, la democracia interna y el derecho de asociación. En lo que concierne a la celebración de primarias internas abiertas y simultáneas, ya la Suprema Corte de Justicia, actuando en función de Corte Constitucional, como hemos señalado en otra ocasión, decidió en su sentencia de fecha 16 de marzo de 2005, que la ley 286-04 era nula, por ser contraria a la Constitución, en razón de que le imponía, de manera obligatoria, a los partidos políticos, un mecanismo de elecciones primarias abiertas y simultáneas.

Esa decisión de la Suprema Corte de Justicia del año 2005 tiene carácter definitivo y la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada; y en su artículo 277, la Constitución proclamada en el 2010, establece el destino de ese tipo de decisión judicial, al sostener que:

“Todas las decisiones judiciales que hayan adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, especialmente las dictadas en ejercicio del control directo de la constitucionalidad por la Suprema Corte de Justicia, hasta el momento de la proclamación de la presente Constitución, no podrán ser examinadas por el Tribunal Constitucional”.

Al tener la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada y no poder ser examinadas por el Tribunal Constitucional, esas decisiones están sometidas a lo consignado en el artículo 184 de nuestra Carta Sustantiva, que establece que las decisiones del Tribunal Constitucional son definitivas e irrevocables y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado.

Precedente vinculante

¿Qué quiere hacer significar el texto constitucional cuando afirma que las decisiones del Tribunal Constitucional constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado?

Quiere indicar que las decisiones constitucionales, definitivas e irrevocables, no solo están impedidas de ser revisadas por otro tribunal de la República, sino que también tienen carácter de obligatoriedad respecto a todos los órganos del Estado, como serían el Senado, la Cámara de Diputados y el Poder Ejecutivo.

El Senado de la República o la Cámara de Diputados no pueden aprobar en el proyecto de ley de partidos políticos ninguna disposición que sea contraria a lo decidido por la Suprema Corte de Justicia en su sentencia de 2005, bajo el riesgo de incurrir en un acto de violación a la Constitución de la República.

En su ensayo acerca de cómo vincula la jurisprudencia constitucional a los legisladores, la catedrática española, María A. Ahumada Ruiz, alega que “los poderes públicos no están simplemente obligados a cumplir lo que el Tribunal Constitucional resuelva sino además, habrán de conformar en el futuro su actuación a las pautas marcadas por la doctrina del Tribunal”.

En el Perú, una sentencia del Tribunal Constitucional, del 10 de octubre de 2005, consideró que “El precedente constitucional tiene por su condición de tales efectos similares a una ley. Es decir, alcanza a todos los justiciables y es oponible frente a los poderes públicos”.

En Chile, el artículo 94 de la Constitución sostiene que “las disposiciones que el Tribunal declare inconstitucionales no podrán convertirse en ley”.

Por su parte, al referirse a este tema, el profesor de Derecho Constitucional, Eduardo Jorge Prats, en su texto Comentarios a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional y de los Procedimientos Constitucionales, afirma:

“Queda claro que la sentencia constitucional tiene capacidad para vincular y obligar a los poderes públicos. Si no fuera así, no tendría sentido establecer el control concentrado de constitucionalidad. Esta vinculación significa que la sentencia constitucional tiene fuerza de ley”.

¿Qué consecuencias tiene para el legislador el que la sentencia constitucional tenga fuerza de ley y capacidad para vincular y obligar a los poderes públicos?

Conforme al propio profesor Jorge Prats, “ello implica que el legislador no puede reincorporar al ordenamiento, preceptos declarados inconstitucionales por el Tribunal Constitucional”.

Más aun, como habíamos indicado en un trabajo previo, así lo consagró también el Tribunal Constitucional dominicano en su sentencia número 84 del año 2013, en el que indica que los precedentes constitucionales “constituyen fuente directa de derecho con carácter vinculante para todos los poderes públicos, dentro de los que se encuentra la Cámara de Diputados, órgano que integra el Poder Legislativo”.

Los límites de la ley

La incapacidad de los órganos legislativos para, mediante la ley, obligar a los partidos políticos a organizar primarias abiertas y simultáneas, no solamente proviene del hecho de que ha habido una sentencia, de carácter constitucional, con autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, sino, además, del hecho mismo de la naturaleza jurídica de las organizaciones políticas.

Pero así como no es posible que la ley establezca que las primarias internas de los partidos puedan ser abiertas y simultáneas, tampoco puede señalar, como ha sugerido el Bloque Opositor, que sean cerradas y simultáneas.

Desde el punto de vista legal, los partidos políticos son instituciones de derecho privado, lo que quiere decir que no son corporaciones de derecho público; que no son de naturaleza estatal. Constituyen, más bien, organizaciones integradas voluntariamente por ciudadanos, en pleno ejercicio del derecho a la libertad de asociación, a los cuales debe garantizarse la facultad de participar en los mecanismos de decisión interna de la agrupación.

El artículo 216 de la Constitución Dominicana prevé lo relativo a la organización de partidos, agrupaciones y movimientos políticos; y en esa disposición constitucional se consagran dos elementos de carácter esencial. El primero, que existe plena libertad para la organización de partidos políticos; y el segundo, que dichas instituciones, en su conformación y funcionamiento, deben sustentarse en la democracia interna.

Ahora bien, al conformarse y funcionar en base a la democracia interna, eso equivale a decir que tienen la capacidad para auto organizarse, esto es, de operar de acuerdo con el criterio acordado entre sus miembros.

Esa forma de operar estará establecida, no por ley alguna, que implicaría una injerencia de la esfera pública en la órbita de lo privado, sino a través de los estatutos de los partidos, así como por otras normas internas adoptadas en congresos u otras instancias institucionales.

En lo relativo a las elecciones primarias para la selección de candidatos, el criterio abrumadoramente predominante a escala mundial, es que eso es algo que se decide en base a la determinación de los afiliados de la organización política.

De esa manera, es un derecho indiscutible de los partidos políticos el escoger sus candidatos a cargos de elección popular de conformidad con la modalidad que ellos adopten, tal como ha señalado la Junta Central Electoral en los proyectos de ley que ha enviado al Congreso Nacional, a los fines de su regulación.

Por consiguiente, ninguna ley podrá imponer a los partidos políticos una forma única de selección de sus candidatos y una fecha común para todos de celebración de sus convenciones. No puede haber, por disposición de ley alguna, primarias abiertas y simultáneas, o primarias cerradas y simultáneas. Eso sería inconstitucional, ilegal e injusto.

Son los partidos los que deciden, en base al ejercicio legítimo de su libertad, a su democracia interna y al derecho de asociación de sus afiliados, los únicos que tienen derecho a establecer, mediante sus normas internas, si sus elecciones primarias deben ser abiertas o cerradas; por aclamación o encuestas; por cooptación o designación; o por cualquier otra fórmula que consideren.

En su propuesta sobre las primarias internas de los partidos, la Junta Central Electoral tiene la razón. Los militantes de los partidos tienen la última palabra.

Leer más
¡De eso hablamos en el CP!

En medio del debate de un tema intrapartidario, sostenía en el CP, la necesidad de asumir el tema fiscal. La motivación fue centrada en que se veía asomar un dilema en la política fiscal.

El gobierno está atrapado, decíamos, debido a que sus ingresos son menores que sus gastos. Parecería que lo más lógico es reducir sus gastos; esa sería una penosa decisión, puesto que es la ejecución presupuestaria la que inyecta los recursos para la movilidad de la economía. Expandir el gasto del Estado, no excluye, sin embargo, cualificarlo para una mayor eficiencia.

La reforma tributaria, pretendería elevar la presión tributaria. La Organizacion para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) situaba en el 2014 el promedio de la presión tributaria para América Latina, en 21.7% del PIB; en cambio, la República Dominicana, para ese año, se situó en 14.1%; los economistas aseguran que al 2017 era 13.1%. Sólo Guatemala está por debajo.

Si para aumentar la presión fiscal, el gobierno optara por ampliar la base tributaria, con impuestos regresivos y a ser pagados por toda la población, tendría el rechazo popular y se alejaría de uno de los propósitos esenciales del PLD, que es desarrollo económico en democracia, con inclusión social e igualdad de oportunidades.

Deben adoptarse normas fiscales para desmontar las exenciones, que se remontan sobre los 200 mil millones de pesos, y que sólo benefician a sectores económicos con buena recuperación; si desmontara el anticipo, el cual afecta a las pequeñas empresas; si redujera la aplicación del ITEBIS; la revisión del 7% mensual en tarjeta de crédito (se queda en los bancos) y la tasa de intereses en los préstamos bancarios y privilegiara los del sector productivo y comercial.

De igual manera, orientar la recaudación hacia los grupos y sectores económicos que se han beneficiado con un crecimiento económico sostenido en los gobiernos del PLD; éstos, con sus políticas económicas, han mantenido en movimiento creciente el Producto Interno Bruto (PIB), llevándolo de 18 mil millones de dólares a 76 mil millones de dólares.

Es evidente que si el gobierno aumenta sobre los ricos la presión tributaria, ellos resistirán; si recarga al pueblo, será peor; si no hace nada, la crisis de la economía hará daño a los ricos, al pueblo y ni imaginar lo del gobierno. Es decir, si hace es malo y si no hace es peor. Lo mejor, con todo y las reacciones que desencadenaría, es poner a pagar a los ricos; la economía siguiría creciendo con inclusión social.

Se aprecia que “dejar hacer, dejar pasar” (laissez faire, laissez passer), conduce a una crisis económica. Lo procedente es adoptar las reformas fiscales necesarias.

Para hacerlo, se necesita del Partido; canalizar los esfuerzos aprovechando la tan repetida relación Partido-Gobierno. Sin ese apoyo partidario, las dificultades terminarían venciendo el esfuerzo que intente el gobierno.

Es necesario un ambiente propicio en esa relación Partido-Gobierno. Este es un momento para estrechar lazos y acordar las reformas impositivas, dejando a un lado los “dimes y diretes” sobre el tema de la reelección; ese crea otro riesgo.

La réplica que se nos hizo, en aquella reunión del CP, la desmiente la situación existente. Ella es manejable, si se valora el apoyo partidario, de lo contrario lo saca del poder.

Leer más
Mujeres y niñas de la ciencia

En toda la historia del premio Nobel, máximo galardón que reconoce el avance de la ciencia, el arte y la literatura en el mundo, 844 hombres han sido reconocidos, mientras que apenas 49 de los premios han sido para mujeres. La mayoría de estos últimos han sido en las áreas de literatura o por los aportes a la paz, mientras que apenas 17 mujeres se han alzado con el Nobel de física, química o medicina.

Aunque se podrá argumentar muchos factores para justificar esta realidad, lo cierto es que la brecha de género en los sectores de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas – las llamadas STEM – persiste desde hace años en todo el mundo.

Cuando investigamos sobre las primeras mujeres que se aventuraron a las ciencias, encontramos a Ada Lovelace, la primera programadora, a Mary Anning, paleontóloga y coleccionista de fósiles, Wang Zhenyi, poetisa y matemática china, Elizabeth Blackwell, médica inglesa, Marie Curie, física y química, y algunas otras más.

La información sobre ellas es escasa, no porque no haya en la historia mentes brillantes femeninas en el campo de la ciencia y de la investigación, sino porque, desgraciadamente, han quedado en el recuerdo de pocos y el olvido de muchos.

Lo peor de todo es que no se enseña lo suficiente sobre ellas en los centros educativos, para enseñar a las niñas que hay un futuro en la ciencia para la mujer y que, al igual que como sucede en otras áreas de la sociedad, se requiere el cerebro femenino en la ciencia.

Muestra de ello es el hallazgo de un estudio publicado en la revista Science, que determinó que “la percepción de que los hombres son más brillantes e inteligentes que las mujeres y, por tanto, más adecuados para desempeñar carreras para personas listas…es interiorizada por las niñas a una edad tan temprana como los seis años”.

Aún sin llegar a una edad donde puedan elegir con certeza a qué dedicar su vida, la sociedad está condicionando a las niñas a pensar que no son lo suficientemente inteligentes para un conjunto de profesiones y que, por ende, no deben ni considerarlas. ¡Qué injusticia!

Pese a que la presencia de mujeres en programas universitarios es mayor al 50% de la matrícula, apenas un 7% del sexo femenino cree que tendrá una profesión relacionada con la ciencia.

El sistema educativo como lo conocemos, se ha empeñado en la enseñanza de las ciencias y las matemáticas, de una forma tal, que ahuyenta a las niñas, impidiéndoles interesarse en lo más mínimo y convirtiendo a las que si lo hacen, en las “raras” del grupo. La Resolución 70/212, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que establece el Día Mundial de las Mujeres y las Niñas en las Ciencias, enfatiza en el rol que juega el Estado en elevar el interés público en que el cerebro femenino esté cada vez más presente en la ciencia.

Menospreciar el conocimiento que puede aportar la mujer, es empequeñecer el saber propio. Hoy en día, tenemos que reafirmar el rol que juegan niñas y mujeres en un mundo cada vez más enfocado hacia la ciencia y la tecnología.

Rita Levi-Montalcini, neuróloga y senadora italiana, que trabajó hasta su muerte, a los 103 años, decía que “después de siglos de inactividad, las mujeres jóvenes pueden ahora mirar hacia un futuro moldeado por sus propias manos”. Sin embargo, la pregunta que debemos hacernos es: ¿qué hacemos hoy para que las mujeres jóvenes tengan en sus manos las herramientas necesarias, que les permitan moldear un futuro más cercano a la ciencia?

Leer más
¿Dónde está la bandera?

Salga Ud de su casa y verá que muchos vecinos no han colocado la bandera. Coja la calle, mire para atrás para ver por si Ud no lo ha hecho. Fíjese en los edificios y la verá escasas. En los semáforos de los cruce de calles donde en el “Mes de la Patria” (desde el nacimiento de Duarte, 26 de enero, hasta el 27 de febrero fecha de la Independencia Nacional) vendedores ambulantes se veian vendiéndolas; cualquier incrédulo dirá que es un olvido colocarlas.

Si no se venden es porque no hay demanda, y si es por olvido se debe a falta de interés. La Patria no es un interés mercurial, es una suma de valores, símbolos y fundadores y héroes a emular. Se sabe que hay valores que van quedando fuera del trayecto, si no se transmiten; símbolos como la bandera, el escudo y el himno uno respeto debe invocarse o imponerse; se levanta el nombre o la imagen de cualquiera y se desconoce, no sólo a los patriotas, sino al principal fundador de la República.

La bandera que todos debemos izar o colocar tiene una simbología de valores en cuadros rojos y azules alternados, separados por una cruz blanca y en su centro el escudo, teniendo una cinta azul encima con la leyenda “Dios, Patria y Libertad”; el azul expresa el cielo que otorga Dios a la Patria; el bermellón la sangre de los patriotas; el blanco equivale a la paz entre todos.

Su diseño corresponde a Juan Pablo Duarte y los trinitarios; la confección a María Trinidad Sánchez y Concepción Bona. Al Ud colocarla, el azul debe quedar al lado izquierdo de frente a ella; asegúrese de su buen estado; no puede arrastrarse por el suelo. Cuando es izada y arriada debe rendírsele tributo deteniendo el caminar y descubrirse la cabeza si lleva gorra, sombrero u otro.

Se instituyó por la la ley 6085 del 22 de octubre de 1962 (Gaceta Oficial 8707 del 3 de noviembre de 1962) el 27 de febrero como su día. Esta Ley sustituye otra de 1938, donde Trujillo lo fijó el día de su cumpleaños.

Es inexplicable la carencia de actividades conmemorativas en el “Mes de la Patria”. Se deben organizar eventos atractivos para la juventud e involucrar a las escuelas, colegios y universidades; siempre es apropiado que a historiadores e intelectuales hablen de la Patria, sus héroes, La Trinitaria. Celebrar concursos de obras, sean libros históricos o de poesía, teatro, canciones, etc.

Se escuchan frecuentemente quejas por comportamientos irrespetuosos de extranjeros, los cuales son inaceptables. Empero, nos corresponde a los dominicanos respetarla y hacerla respetar.

Es un irrespeto mover el día del aniversario de Juan Pablo Duarte, Padre Fundador junto a Matías Ramón Mella y Francisco del Rosario Sánchez, como ocurrió este año, porque lo dice la Ley. Defendamos las fechas más emblemáticas de la Patria, 26 de enero, 27 de febrero y 16 de agosto; estas dos últimas no son movibles. Aprendamos de la Iglesia Católica que, haciendo valer el Concordato, no hay quien toque 6 de enero (Reyes), 21 de enero (La Altagracia, Viernes Santos, Jueves Corpus, 24 septiembre (Las Mercedes) y 25 de diciembre.

La Patria somos todos y la adornan valores, representados en sus símbolos y sus héroes.

Leer más
Más allá del PIB

El llamado “Consenso de Washington” instauró un pensamiento económico que consideraba el crecimiento del producto interno bruto (PIB), como el indicador ideal para medir el progreso de los países de la región americana. El conjunto de políticas económicas acordadas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, luego de la caída del muro de Berlín, impactaron decididamente las economías de toda América Latina y, claro está, dejaron su estela de consecuencias en el ámbito político y social.

Se generó una dependencia excesiva entre los impulsores de las políticas públicas, en torno al producto interno bruto como medida del rendimiento económico nacional, sin considerar que el PIB no mide en qué medida la producción de bienes y servicios contribuye al progreso social, de qué manera genera más oportunidades de empleo, seguridad económica y calidad de vida.

En definitiva, el PIB, si bien esencial para entender el avance económico de un Estado, ha demostrado ser insuficiente para comprender el panorama económico y social de la sociedad, y el impacto de las políticas de expansión económica en el bienestar general de los ciudadanos.

En años recientes, cuando nos hemos dado cuenta de cómo nos afecta la fuerte desigualdad social que vive el mundo, se ha puesto atención al tema, desarrollando nuevas medidas e indicadores que nos permitan tener una mejor fotografía del desarrollo económico y social de una población.

En ese tenor, resulta interesante el enfoque que ha propuesto el Foro Económico Mundial, mediante el llamado “Índice de Desarrollo Inclusivo”, propuesto como una evaluación que permita comprender mejor el desarrollo de los Estados. Este Índice contempla tres dimensiones.

La primera es la del crecimiento y el desarrollo, donde se engloba el aumento del PIB, la productividad laboral, los niveles de desempleo y la expectativa de vida. El segundo es el de la inclusión, medido desde el ingreso medio por hogar, el ingreso medido por GINI, la riqueza medida por GINI y la evolución de la tasa de pobreza. Finalmente, se evalúa la dimensión de la equidad intergeneracional y la sostenibilidad, medidas mediante los niveles de deuda pública, la dependencia de la economía hacia el carbono, el grado de dependencia y los ahorros.

Richard Samans, director general y responsable de la Agenda Global del Foro Económico Mundial, ha advertido que “cuando se mide en función del PIB, el crecimiento económico se entiende mejor como medida de primera del rendimiento económico nacional, pero el resultado que las sociedades esperan es un progreso amplio y sostenible de su calidad de vida”.

Es necesario poner fin a la crisis de la desigualdad y sus crisis colaterales. Tenemos que impulsar políticas económicas que estén acompañadas de políticas sociales efectivas. De acuerdo con OXFAM, el año pasado solamente, el 82% del crecimiento en la riqueza a nivel global, fue amasada por el 1% de la población mundial, mientras que el 50% menos pudiente no recibió nada. Y las consecuencias de esa fuerte desigualdad las tendremos que afrontar más temprano que tarde.

Leer más
¡Vamonos con Dios!

Esa exclamación que para el autor de esta columna es una consigna que expresa una actitud de decisión para marchar de frente, tal vez, hasta el infinito y la aprendimos hace 45 años, en 1973, mientras guardabamos prisión en la carcel de La Victoria, acusado o implicado, supuestamente, en complicidad con el desembarco que habia encabezado en los primeros dias de febrero de ese año, el Coronel Francisco A. Caamaño Deñó, Procer dominicano, que habia desempeñado las funciones de presidente del Gobierno Constitucional de la Republica en Armas, consecuencia del levantamiento militar que se habia iniciado el 24 de abril de 1965 y que a partir del 28 de ese mes, habia enfrentado en defensa de la soberania y dignidad de nuestro pueblo, intervención militar en nuestro territorio, ordenada por el gobierno de los Estados Unidos de América, que presidió en ese entonces una nefasta e inolvidable figura ejecutiva, llamado Lyndon B. Johnson. “Vamonos con Dios en este año 2018”.

Y esta consigna, va dirigida a mis compañeras y compañeros, miembros del PLD, que tienen la responsabilidad de dirigir los destinos del país, con el gobierno que ha puesto en nuestras manos la mayoría del pueblo dominicano, encabezado por Danilo Medina Sánchez. También en este momento queremos repetir las frases que hemos pronunciado en decenas de ocasiones, cuando hablamos en términos políticos: “La pelea es peleando”, y la queremos recordar particular y especialmente a nuestros compañeros mas jóvenes, que para el autor de esta columna, no solamente pueden ser nuestros hijos, sino también nuestros nietos. La política es un oficio y una profesión como son la ebanistería, carpintería, herrería, y la mecánica u otras manifestaciones que en la práctica deben ser aprendidas y que no se pueden dominar totalmente sus conocimientos, en un día, una semana o un mes; pero la política es fundamentalmente un arte y una ciencia.

Estamos convencidos, hace mucho tiempo y somos los primeros en esa convicción, que ha llegado la hora del relevo en los mas altos niveles del PLD, pero a los de más edad y experiencia deben relevarlos, políticos profesionales, formados, como militantes en las filas de nuestro partido. Como “dinosaurio” de muchos años de vida, el autor de esta columna no puede ser engañado, ni confundido y mucho menos hipnotizado con ese lema de que “ha llegado la hora de la juventud”. Siempre hemos dicho que Adolf Hitler aquel funesto caudillo alemán, que a los 45 años de edad había sometido a casi la totalidad de los pueblos de Europa por medio de la conquista, y para derrotarlo no buscaron jóvenes ingleses, rusos, estadounidenses ni franceses; tuvieron que juntarse Winston Churchill con más de 70 años de edad Jefe del gobierno ingles; Joseph Stalin, primer Ministro del gobierno de la Unión Sovietica y Franklin Delano Roosevelt, presidente de los Estados Unidos de America, invalido, en una silla de ruedas, con 75 años de edad, a los cuales se sumó después Charles de Gaulle, Jefe de la resistencia francesa, con mas de 70 años.

¡Vamonos con Dios! y tengamos presente que “La pelea es peleando”, que este gobierno del PLD que encabeza el presidente de la república, Danilo Medina Sánchez, esta obligado a cumplir con el legado de Juan Bosch, el Gran Maestro Político Dominicano y de América de todos los tiempos; “El Presidente Moral Eterno de la República”, que lo concibió, lo fundó, organizó y dirigió para servirle al pueblo dominicano.

Leer más
¡Tregua no acordada! (Dedicado a todos)

Se inició el 2018 con una tregua no acordada. Si asumimos la definición de tregua de la Real Academia de la Lengua es “cese temporal de hostilidades” o “interrupción, descanso”, es lo que viene sucediendo.

No se trata del cese de una oposición que confronta: penosamente esa parece no existir. Ella se queja de la presencia otorgada por el pueblo en los procesos electorales al PLD en los poderes del Estado.

La tregua es en relación a la diversidad de expresiones en la vida interna del partido de gobierno. Es conocido que entorno a los dos liderazgo se manifiesta la diversidad más trascendente. Es a ese nivel que ha habido una tregua no acordada.

Vale preguntarse ¿qué hace posible esta interrupción o descanso? Tener la respuesta correcta facilita definir correctamente una estrategia. Lo primero es aceptar que ha habido repliegue que crea ese descanso “temporal de hostilidades”.

¿Por qué el repliegue? Es obvio que desde el gobierno se estuvo a la ofensiva durante todos los años de gestión, procurando cerrarle el paso a Leonel Fernández. Ofensiva tras ofensiva, en vez de reducirlo han templado su liderazgo y a colocarlo, en un posicionamiento que le asegura al PLD retener el poder para el 2020.

¡Claro, aún faltan algunas escamaruzas o combates de poca importancia entre las avanzadillas de cada sector. De ahí los comentarios, rumores y chismes recurrentes; muchos de ellos originados en la conducta de funcionarios que alcanzaron desde el gobierno posiciones en los organismos principales de la organización; ignoran que tienen los pies en el aire debido a su origen ilegítimo. Cuentan con recursos y tribuna mediática, pero sin apoyo partidario.

Actuan con arrogancia y atropellando, desconociendo deliberadamente los acuerdos que sirvieron de base para gerenciar la crisis interna, firmados por el CP, refrendado por el CC y por la misma Convención que aprobó la candidatura presidencial del 2016. En esos acuerdos se consignó que los mandos partidarios serán renovados en el Congreso a celebrarse posteriormente a las elecciones del 2020.

Han sido desconsiderados con titulares acreditados de Secretarías, provocando endurecimientos innecesarios. Entre afectados se ha comentado que esas acciones proceden del seno mismo de quien liderea el cuerpo gobernante. Penosamente lo que hacen “dirigentes” desde los “entornos”, se le atribuye a quien ejerce el liderazgo principal.

Tranquiliza diferenciar y alejar de los líderes principales ese comportamiento. No se debe dudar que algunas de esas escaramuzas se originen en esfuerzos para propiciar un tercer candidato. Sin embargo, es más que conocido el hecho de que inventar con un tercero es un gran riesgo de salir del poder y crear el contexto para propiciar la retaliación acariciada por los que tendrán 16 años consecutivos fuera del poder.

Habrán otras escaramuzas para favorecer una negociación y dar paso a la necesaria cohabitación en el Partido. Esto se irá definiendo en este año, puesto que los plazos electorales son fatales.

Es necesario apoderarse de que el repliegue se debe a esta tregua no acordada, para favorece la racionalidad. Cualquier impaciencia o colocar el interés personal ignorando este hermoso proceso, conduce a yerrar, y ya lo decía el profesor Bosch, en política los errores son fatales.

Esta tregua no acordada, implícita, acomoda las fuerzas e invita a la definición ,con inteligencia, el rumbo estratégico.

Leer más
Vladimir Guerrero: De Don Gregorio a Cooperstown

En medio de la fase final de una intensa y apasionada competencia, no apta para cardiacos, entre las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey, de repente circuló la noticia esperada con gran ansiedad: Vladirmir Guerrero había sido exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown.

Ante esa información, el pueblo dominicano estalló en júbilo. Reinaba la alegría por todas partes. Se anhelaba su retorno al país con mucha ilusión. Por un instante, hasta la rivalidad entre las cuyayas y los felinos parecía disiparse. Había como una especie de cese al fuego en reconocimiento al último símbolo del orgullo nacional.

Su llegada fue todo un acontecimiento. En un gesto humilde, como el que siempre le caracteriza, hizo saber que toda su hazaña no fue más que para poner en alto la bandera dominicana.

La música, el entusiasmo, la algarabía le esperaron en el Aeropuerto Internacional de Las Américas. Continuó en todo el trayecto hacia la ciudad. Se hizo sentir en el Malecón de la Capital y llegó hasta el corazón mismo de su pueblo natal, don Gregorio, en Nizao, provincia Peravia.

Realmente el pueblo dominicano disfrutó a plenitud el ingreso de Vladimir Guerrero, una de nuestras más grandes estrellas del béisbol de todos los tiempos, al núcleo exclusivo de los inmortales de ese deporte.

Fue hace tan solo tres años, en el 2015, que un compañero suyo de equipo, en los Expos de Montreal, Pedro Martínez, mejor identificado como Pedro, el Grande, resultó ser seleccionado como el segundo jugador dominicano en ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown.

Sin embargo, durante 32 años, desde que fue seleccionado en 1983, Juan Marichal, el Monstruo de Laguna Verde, reinó solo en esa categoría especial, reservada para los más destacados atletas del bate, el guante y la pelota. Curiosamente, el nativo de Monte Cristi terminó su carrera profesional en el 1975, el mismo año en que nació Vladimir Guerrero, la Tormenta de Don Gregorio, como lo bautizó el cronista deportivo Bienvenido Rojas.

Pero, para mayor coincidencia, Vladimir siempre utilizó el número 27 en el uniforme de los cuatro equipos para los cuales desplegó su talento; igual al número de Marichal con los Gigantes de San Francisco.

Origen humilde

Nacido en plena Guerra Fría, en un país influido por ideas de izquierda, parece comprensible que sus padres declararan a su hijo, futura estrella de las Grandes Ligas, con el nombre legendario del líder de la Revolución bolchevique: Vladimir, conocido como Lenin.

Pero, en la actualidad, el presidente Putin de Rusia, también lleva el mismo nombre: Vladimir.

En el ámbito del deporte, Vladimir Guerrero no estuvo por debajo de sus tocayos rusos. Él fue también una potencia hegemónica en el diamante, por el poder de su bate, la velocidad de sus piernas y la fuerza de su brazo.

Vladimir Guerrero, sin embargo, nació en un hogar muy humilde, de origen campesino. Su madre se dedicaba a la venta de alimentos en la calle y su padre a la ganadería, en una pequeña finca alquilada.

Junto a sus siete hermanos, vivía apretujado en condiciones sumamente precarias, en una casa de dos habitaciones, de madera y techo de zinc, el cual fue desprendido con el paso de un huracán en la década de los 90.

Pero junto a Eliezer y Winston, sus dos hermanos mayores, encontró a corta edad el motivo de la pasión de su vida: el béisbol. Desde los 11 años empezó a practicarlo, en la misma comunidad que ha visto formarse a otros grandes jugadores, como Miguel Tejada, recordado paracorto de los Atléticos de Oakland y los Orioles de Baltimore.

En principio, Eliezer fue considerado para el entrenamiento del equipo de los Dodgers de Los Angeles. Poco tiempo después, sin embargo, fue desestimado. Por el contrario, su otro hermano, Winston, fue firmado por este equipo, para el cual llegó a jugar en Grandes Ligas.

Vladimir fue también observado por dicha agrupación deportiva. La suerte, sin embargo, no le acompañó. Al iniciar sus entrenamientos, experimentó una lesión, lo que le hizo abandonar sus sueños de usar la franela del equipo de Jackie Robinson.

Esa lesión pudo haber sido el fin de la carrera deportiva del oriundo de Nizao. Pero su disciplina, capacidad de sacrificio y perseverancia, le permitieron superar ese y otros escollos; y fue así, que a la edad de 21 años de edad, en el 1996, inició su carrera profesional de Grandes Ligas con los Expos de Montreal.

Con los Expos, Guerrero tuvo la fortuna de encontrarse como dirigente del equipo a una de las figuras luminarias del béisbol dominicano: Felipe Rojas Alou. Bajo su dirección, durante los próximos seis años, se fue consolidando como un gran bateador de promedio y de poder.

El banilejo inmortal

En el 2002, Vladimir pasó a usar el uniforme de los Angelinos de Anaheim, organización con la cual permaneció durante ocho años, para luego culminar su carrera con los Rangers de Texas y los Orioles de Baltimore.

Durante sus años en las Grandes Ligas empezó a tejerse un mito. De que, a diferencia de la generalidad de los jugadores, no usaba guantillas para batear, y de que era un bateador de bolas malas.

Se recuerda, inclusive, que en una ocasión le hizo swing a una pelota que picó antes de llegar al plato, bateándola de hit. Su brazo, desde el jardín derecho, era soberbio. Nadie se atrevía a desafiarlo corriendo las bases. Cualquier intento era casi un out seguro.

En el 2004, año en que su equipo, los Angelinos de Anaheim alcanzó el campeonato, fue galardonado con el título de Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Con motivo de ese reconocimiento hizo una visita, junto a sus padres, al Palacio Nacional, donde me correspondió la honra de recibirle, para en nombre del gobierno, externarle las merecidas felicitaciones.

Intrigado sobre las causas que le motivaban a perseguir las bolas fuera de la zona de strike, recuerdo que le hice la siguiente pregunta: “Vladirmir, ¿cómo es que puedes batear cualquier tipo de lanzamiento? ¿Es qué existe una técnica especial para eso?”.

Me respondió, diciendo: “Es que cuando era niño jugaba vitilla en la calle con los muchachos. Me hice experto dándole a la vitilla, que además de ser pequeña de tamaño, tiene una trayectoria zigzagueante. Entonces, si aprendí a batear vitillas, la pelota se me hacía más fácil.”

Su disciplina en la caja de bateo, su enfoque y su perseverancia en alcanzar, cada vez más y mejores resultados, lo llevaron a terminar su carrera de 16 años en las Grandes Ligas con un porcentaje de bateo de por vida de .318. Eso, por supuesto, lo colocó entre los siete jugadores más destacados de la historia del deporte. Igualmente, conectó 2,590 hits, entre ellos 477 dobles. Disparó 449 jonrones. Remolcó 1,496 carreras; y anotó 1,328 veces. Ganó ocho bates de plata. En nueve ocasiones participó en el Juego de Estrellas. Registró 12 temporadas de 20 o más cuadrangulares. En ocho terminó con promedio de bateo por encima de de .300; y en las dos únicas ocasiones en que no logró alcanzar esos porcentajes, estuvo en .290 y .295.

Vladimir Guerrero, el banilejo inmortal de Cooperstown, es uno de solo dos jugadores en la historia de las Grandes Ligas, junto a Joe Dimaggio, en lograr tres temporadas consecutivas con un promedio de bateo de .300; 30 cuadrangulares; 100 remolcadas; 100 anotadas; y un porcentaje de slugging (cuantas veces batea de hit en relación a turnos al bate) de 500 antes de cumplir los 25 Además, se encuentra entre los cinco jugadores que en la historia del béisbol ha logrado conectar de hit en 30 partidos consecutivos. Algo sencillamente espectacular.

Al haber llegado a la cúspide de su carrera y haber sido incluido en el grupo selecto de miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, Vladimir Guerrero, al igual que Juan Marichal y Pedro Martínez, se ha convertido, para orgullo de todos, en un ícono, en una figura emblemática del pueblo dominicano, que trasciende al ámbito global.

Ahora hay otros que se encuentran en el circulo de espera para tambien incorporarse a los inmortales del béisbol. Entre ellos, por supuesto, David Ortíz, el Big Papi, el hombre que acabó con la maldición del Bambino y llevó a los Medias Rojas a más de un campeonato mundial; Albert Pujols; Adrián Beltré; Robinson Canó; y Nelson Cruz.

Tal vez, algún día, también podamos ver a Vladimir Guerrero hijo, un joven talentoso, tercera base de la organización de los Azulejos de Toronto, alcanzar la cima de la fama, siguiendo las huellas de su padre.

Leer más
¡Juan Pablo Duarte! (I)

El pasado viernes 26 de este mes de enero se cumplieron 205 años del nacimiento de Juan Pablo Duarte, que sin lugar a dudas, e incuestionablemente, es la figura política de mayor categoría y proyección en la historia del pueblo dominicano.

El autor de esta columna, profundamente preocupado por el escenario incierto en que vivimos en los momentos actuales, quiere ratificar para conocimiento de los enemigos de la soberanía y dignidad de nuestra nación, particularmente Francia, Canada y Estados Unidos de América, que somos herederos de ese hombre extraordinario que no es el padre de la patria, ni de la nación dominicana, sino que es, real y únicamente, “El Fundador de la República” que nació el 27 de febrero de 1844.

Juan Pablo Duarte nació, en pleno proceso del período de la España Boba, en la cuidad de Santo Domingo, hijo de Juan José Duarte, oriundo de España y de Manuela Diez Jiménez, criolla, natural de El Seibo. En los momentos del nacimiento de Juan Pablo, hacía tres años que se habían iniciado las guerras de independencia de las colonias españolas del continente americano, en un escenario geográfico gigantesco que abarcaba desde el rio Bravo hasta el estrecho de Magallanes; desde el virreinato de Nueva España, que más tarde sería el Estado Mexicano, hasta el virreinato del Río de la Plata, que luego sería Argentina y Uruguay. Corrían los vientos de igualdad y justicia que generaron la revolución francesa, a partir de 1789, y en Europa, habían barrido las monarquías feudales.

En la génesis del proceso histórico de nuestro pueblo, cuando Juan Pablo nació, las bases de la Nación dominicana, se habían echado y vinieron a fortalecerlas el triunfo de la Batalla de Palo Hincado, cuando dominicanos españoles, blancos, mulatos, mulatos jabaos, negros libres y negros esclavos, derrotaron en la primera “Carga al Machete” que se ejecutó en América, las tropas francesas al mando del general Ferrand, que eran los restos de la gigantesca Armada Imperial que había ocupado la isla de Santo Domingo, por órdenes del emperador francés Napoleón I.

Duarte creció y se hizo hombre cuando reinaba en el mundo, con gran influencia, pero particularmente en América, un ambiente eufórico de ideas progresistas y liberales.

Esas ideas se profudizaron y extendieron en la parte oriental de Santo Domingo cuando en 1822, Jean Pierre Boyer, presidente de Haití, unificó la isla bajo un solo gobierno y, como promotor de esos principios, declaró abolida la la esclavitud patriarcal en la parte española y consolidó la república y sus instituciones en la antigua colonia.

Es necesario recordar que cuando se libró la Batalla de Palo Hincado de la que hemos hablado, existían ya en el país hombres que simpatizaban con las ideas republicanas e independentistas, aunque no se había desarrollado un sector social capaz de auspiciar un movimiento que motorizara el proceso revolucionario, independentista.

De todas maneras, el valor y el heroísmo de los habitantes de la parte oriental de la isla era una realidad reconocida, no solamente por lo haitianos sino también, especialmente por los españoles que habían combatido el levantamiento encabezado por Enriquillo en 1519 y después “Las cimarronadas de los negros esclavos” que habían heredado y aprendido las tácticas del gran capitán aborigen que vivió en la sierras de Bahoruco, con más de 15 años de victoriosa protesta contra la dominación de los españoles.

Leer más
Economía de la atención

El concepto de economía de la atención ha sido acuñado debido a la abundancia de la información que hoy en día recibimos, que ha llevado a que surja una cierta “pobreza en la atención”, tal y como lo ha definido Michael Goldhaber. En su reconocido artículo del 1997, Goldhaber profundizó sobre el concepto emitido por Herbert Simon en 1971, enunciando que “el exceso de información convierte la atención humana en un bien escaso”.

¿Será posible que la humanidad llegue a un punto donde se preocupe más por donde pone su atención, que por donde pone su dinero? La proliferación y el éxito de las redes sociales y de equipos tecnológicos de reconocimiento mundial, nos pone a reflexionar sobre la gran responsabilidad que tenemos a la hora de compartir y consumir información. Cada día se publican un millón de páginas web y cada minuto se realizan 3.5 millones de búsquedas en Google.

En la teoría de la economía de la atención, se asume que, en algún momento, el intercambio económico estará guiado por los flujos de redistribución de la atención, especialmente a través de la Red. Josef Falkinger, del departamento de economía de la Universidad de Zurich, consideró la atención como “un asunto básico” para la vida económica y como un “prerrequisito de toda transacción económica”.

Por igual, es un tema relevante para la política. Recientemente se ha generado un interesante debate en torno al rol de las redes sociales en las pasadas elecciones de Estados Unidos, en especial en lo relativo a las cuentas y noticias falsas que fueron difundidas para desviar la atención del electorado. Las investigaciones preliminares reportadas en la prensa apuntan que 2 de cada 5 estadounidenses vieron publicaciones que tendrían como objetivo interferir en la política estadounidense.

Desde el punto de vista de los negocios, especialmente en el mundo de la publicidad y la comunicación corporativa, la atención vale ya más que el dinero. La gran cantidad de información existente hace que la atención sea el recurso más escaso en el mundo de los negocios.

Lo mismo aplica al mundo de lo social. Hoy en día somos definidos por el número de “likes” en una foto, los comentarios que generamos o las veces que se comparte un contenido. Es decir, valemos más en la medida en que generamos atención hacia lo que hacemos o decimos.

La obra “La Economía de la Atención”, de Thomas Davenport y John Beck, ha sido lectura obligatoria sobre este tema. Ellos plantean que “así como la mano de obra condujo la economía en la era industrial, y la información hizo lo mismo para la era del conocimiento, la atención será el combustible de la próxima era económica”. Ambos han sentenciado que “las empresas que desean vender sus productos y servicios en internet vivirán o morirán por la atención que reciben”.

El Foro Económico Mundial lo plantea desde otra perspectiva: hoy en día ya no se puede comprar la atención de los consumidores, hay que ganársela. Este principio aplica para todo el espectro de la sociedad, desde las organizaciones sin fines de lucro hasta las instituciones públicas.

La economía de la atención trae consigo sus propias reglas, su propia división de clases sociales, su forma de propiedad, tal y como lo describe Goldhaber. Son conceptos sobre los cuales debemos profundizar, para comprender mejor el mundo hacia el que nos estamos dirigiendo.

Leer más
¿Un paragua? la crisis es oportunidad

Esa es una pregunta que está en el ambiente ¿quien es paragua para el PLD salir de esta crisis gobernando? Debería ser su membresía; ellos deben elegir, ser elegidos y decidir sobre su rumbo. Eso se llama democracia interna.

Se tiene un debate público, a propósito de la Ley de Partidos, y el punto crítico ha sido el de quienes escogen los candidatos partidarios, si la membresía o el universo electoral. Hacer esto último, además de declarado inconstitucional, es desconocer la democracia interna.

Pero es un desafío definir su membresía, puesto que con las características actuales, son unos poco los que deciden por ella. La transición de la sucesión del legado político de Bosch, ha sido más prolongada de lo esperado; pero es que la actividad política se nutre de muchos factores. Todo, empero, tiene su momento y nunca se puede calcular con un calendario en la mano. Se preveen cincunstancias y calendarios, en determinadas situaciones.

Un ejemplo de ello es que al ser reelecto Leonel en el 2008, era previsto que para el 2012 no podía constitucionalmente seguir. Danilo tomó distancias hasta ese 2012. Trabajó construyendo lo que llamó “poderoso sector externo”. Perdió frente a Leonel para 2008 y no se puede asegurar si entendió las características de un partido gobernante. Se percibe, quizás por eso, que ahora gobierna distante de la estructura partidaria.

Ganó gracias al apoyo partidario y de Leonel gobernando. En plena transición se vió venir una fuerte campaña para destruir moralmente a Leonel; tenía buen posicionamiento y estaba habilitado constitucionalmente. Todos los hechos y agravios son conocidos. Pero en vez de huir, Leonel se enfrentó con prudencia y valor a esa infame campaña. Entendía perfectamente el significado político e histórico de los resultados de su conducta. Este comportamiento revirtió el propósito buscado.

Estaba convencido de que él no se debía a sí mismo, sino a sus seguidores. Por demás, fue una oportunidad para templarse como el acero y marcaría la valoración histórica de todos los que forman parte del legado de Bosch.

Visto en el tiempo esa lluvia de agravios a su moral, se puede asegurar que los autores cometieron un error garrafal, puesto que al emplazarlo no tuvo otra opción que permanecer activo y responder históricamente con el desagravio del pueblo dominicano eligiéndolo para el 2020 como Presidente del país.

Aún bajo ese contexto, apoyó la reelección de Danilo, no sin dejar de hacer sentir su reclamo por la manera traumática como se produjo la reforma constitucional. La madurez política lo llevó a revertir lo que contra él se buscaba y, en vez de alejarlo del camino, lo han tenido que despejar, favoreciéndolo.

Aquellos polvos trajeron estos lodos. La membresía está inhabilitada, porque por el momento no se retiene el poder sin los dos liderazgos. Ellos han sido enfrentados. El reto es involucrarlos en la retención del poder y las reformas partidarias para hacer prevalecer la democracia interna y la igualdad de oportunidades.

Se trata de convertir la crisis en oportunidad; el liderazgo debe ser consecuente y constituirse en paraguas para favorecer las condiciones de renovación de ideas y nuevo liderazgo. La fortuna partidaria creada como legado político por Bosch, está vinculada a una necesidad histórica de modernizar el Estado y garantizar los derechos fundamentales.

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
212 Artículos
Euclides Gutiérrez
171 Artículos
Leonel Fernández
132 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
196 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos