¡División Berlanga! (XXXVI)

Cuando culminó con la victoria definitiva el levantamiento guerrillero encabezado por Fidel Castro Ruz en Cuba, al comenzar el mes de enero de 1959, el explendor de la producción bananera de la “Division Berlanga”, de la “Grenada Company”, propiedad de la “United Fruit Company”, en República Dominicana, la quiebra de esa producción agrícola estaba en su etapa final, porque todas las fincas que habian comenzado su producción en 1946, en la Sección de “Palo Verde” y el Paraje de “La Cruz” y las fincas “Isabel, Madre, Maguaca, Julián y Jaramillo”, estaban totalmente afectadas por “el Mal de Panamá”. La producción del banano “Cavendish o Media Mata”, se había extendido en la mayor parte de la Línea Noroeste, particularmente en las provincias de Montecristi, Santiago Rodríguez y Valverde. El sistema de “Colonos” que había comenzado a funcionar, era en una parte importante de sus plantaciones, cultivadas de bananos “Johnson”.

En el orden histórico los acontecimientos se precipitaron, no solamente en Cuba, sino también en la República Dominicana. A mediados de 1959, el 14 de junio de ese año, se hizo realidad la expedición anti-trujillista que había sido entrenada y abastecida en armamentos por el Gobierno Revolucionario del hermano país. Esa expedición en el orden histórico merecedora del calificativo de inmortal, llegó en su primera etapa al aeropuerto de Constanza, en un avión que transportaba cerca de sesenta expedicionarios; días después con el desembarco de dos naves en la provincia de Puerto Plata por las playas de Maimón y Estero Hondo. El sacrifico heroico y generoso de los soldados de esa expedición, integrada como habíamos señalado por dominicanos, cubanos, venezolanos, puertorriqueños y estadounidenses, no fue en vano, porque generó a partir de ese momento, sobretodo en la pequeña burguesía urbana de la mayoría de las provincias de la nación, un sentimiento militante de rechazo a la dictadura de Rafael Trujillo Molina.

En los primeros días de enero de 1960 fue develado un complot que había nacido en el municipio cabecera de Montecristi, con el nombre de “Movimiento 14 de Junio”, bajo la dirección de un joven abogado de esa comunidad, que tenía el nombre de Manuel Aurelio Tavares Justo y arrastró a las cárceles de la dictadura a más de trecientos jóvenes. Luego del develamiento de ese organización política clandestina, se produjo el asilo en diferentes embajadas de países hispanoamericanos, de grupos de anti-trujillistas que crearon serios problemas a la dictadura; proceso que llego a su etapa más profunda cuando fueron asesinadas las hermanas Mirabal, Minerva, Patria, y María Teresa, damas oriundas de Salcedo y su amigo Rufino Martínez, que regresaban de Puerto Plata a fines del mes de noviembre, luego de visitar a sus esposos que estaban detenidos en la cárcel del Municipio cabecera de esa provincia.

Ese crimen imperdonable por siempre, conmovió de manera tan profunda al pueblo dominicano, que precipito un movimiento conspirativo, para dar muerte a Rafael Trujillo Molina, acción heroica que se ejecutó el 30 de mayo de 1961. Para ese momento en el orden histórico de la vida del pueblo dominicano, el ajusticiamiento de Trujillo cerraba el episodio de su dictadura de 31 años. Pero era en el orden de referencia, el final de la era de esplendor de la siembra del guineo o banano de la calidad “Johnson”, que había creado en sus plantaciones agrícolas, en la provincia de Monte Cristi, con el nombre de “Grenada Company” y su “División Berlanga”, la United Fruit Company, la compañía agrícola más poderosa del mundo. Continuaremos…