Blogs

últimos blogs

Señales políticas y cohabitar sin retaliación

Seguir un proceso político se torna complejo si se dificulta la lectura de las señales. Un proceso es como una enorme ola, los que están en su cresta pueden ver desde arriba, saben para dónde van y dónde están. En cambio, los que están debajo ni saben dónde van ni dónde están; los primeros pueden estar advertidos de cómo desembocará, no así los de abajo.

En la cresta se ve todo el panorama, las señales se leen claramente y relacionarse. Un adagio chino habla de que para orientarse y conocer el rumbo, se mira por encima de los árboles. Este detalle permite trazar la estrategia para alcanzar los objetivos.

Un aspecto importante es conocer la procedencia de las señales. En algún momento el profesor Bosch comentó que las cosas son importantes, no por lo que significan, sino por quien las dice. En el lenguaje coloquial se dice “las cosas se cogen de quien viene”.

Por ejemplo, en un programa de TV presentado el lunes pasado, se dió a conocer un reportaje sobre el Metro, preparado durante varias semanas, según confesión, y con todas las facilidades; todo se centró en su constructor. Se tenía la aprehensión de que se trataba de una de esas campañitas contra el ex presidente Leonel Fernández, quien ordenó su construcción.

Fue una pobre argumentación contra Diandino Peña. Se cuestionó la relación de muchas de las empresas con familiares del constructor, lo que no está bien, pero en ningún momento se mostró disipación de los recursos financieros. Se sabe que la Cámara de Cuentas auditó en su momento esa obra, sin ninguna consecuencia delictual.

El día siguiente, martes, la Sala Penal de la SCJ rechazó, a unanimidad, un recurso de apelación interpuesto por el Procurador General contra la decisión del Juez de Instrucción, Francisco Ortega, poniendo en libertad a Victor Díaz Rúa, quien fue en los dos últimos gobiernos presididos por Leonel Ministro de Obras Públicas, y a Ángel Rondon.

En el imaginario popular y mediático se temía que el exministro se vería afectado, como una acción política que iba finalmente contra Leonel. Sin embargo, ha terminado siendo señales que apuntan en otra dirección.

Se comenta en los corrillos y mentideros que lo de Diandino es una retaliación de un importante grupo económico que compró hace más de diez años maquinarias retroexcavadoras, sin ser su ramo, por un valor de más de 30 millones de dólares y, aunque se le prometió contratarlas, no se utilizaron. Ese grupo económico con presencia en ese medio esperó la destitución del Ing. Diandino Peña, para hacerle una reiterada campaña mediática para descalificarlo y hacerlo caer preso. Si, ademas, hay un funcionario envuelto, como se dice, se sabrá.

Imposible suponer una relación de Diandino con Leonel, éste salió del gobierno hacen cinco años y el primero se quedó.

Tampoco se ha visto ahora injerencia de funcionarios, para privar de su libertad a Victor Díaz Rúa; excepto el adefesio del Procurador.

Definitivamente, la reelección se quedó atrás, aunque se escuchen truenos y se vean relámpagos. Los admiradores de Leonel no deben dejarse provocar y darle seguimiento a las señales, para no ser sorprendidos; extender un laurel de unidad para cohabitar sin retaliación a todos, sólo así se gana y se gobierna asumiendo los desafíos.

Leer más
Idear soluciones

Por primera vez en el país, y décima ocasión en todo el mundo, el Banco Interamericano de Desarrollo realizó el evento “Demand Solutions – Idear Soluciones”, que reúne innovaciones e ideas de vanguardia que buscan transformar la realidad social del continente americano.

El concepto detrás de esta plataforma es muy poderoso y pertinente, en un mundo que está ávido de crecimiento constante. Si ese crecimiento no aporta a la mejora de la calidad de vida, pues resulta insuficiente e innecesario.

Por un lado, el conjunto de innovaciones que fueron presentadas en la actividad, son un reflejo del motor que debe impulsar a la región de América Latina y El Caribe, que debe ser el de la innovación y la creatividad. Pero a la vez, nos presentan la importancia de que el ingenio de los ciudadanos de nuestros países, sea puesto al servicio de la solución de problemas sociales.

El mundo se va moviendo hacia ese propósito. La Unión Europea, por ejemplo, ha impulsado una estrategia titulada “Unión por la innovación”, que busca satisfacer las necesidades sociales desde el aporte individual del emprendimiento. El enfoque que ha adoptado la Unión Europea, impulsa que las empresas innovadoras disfruten de un mejor acceso a los mercados y a la financiación, lo que a su vez impulsa el sentido de aporte social de los emprendimientos.

El concepto de innovación social pone a las personas en el centro de la innovación, no solo por ser los que emprenden, sino también por ser el objeto final del emprendimiento. En este concepto, al Estado le corresponde invertir en los individuos para que se enfoquen cada vez más hacia este propósito.

Hay un conjunto de tendencias en cuanto a las innovaciones sociales, que deben ser impulsadas por todos los sectores de la sociedad.

Se hace necesario incrementar el capital disponible para la innovación, tanto desde el sector público como del privado; por igual, aprovechar las tecnologías para propiciar el empoderamiento individual y diseñar soluciones que propicien la solución de problemas.

De esta manera, las grandes soluciones a los problemas que nos afectan, podrán provenir de distintas partes de la sociedad, probablemente con una disminución considerable en lo que se requiere invertir para una solución.

Al finalizar la semana global del emprendimiento, resulta oportuno reflexionar sobre este enfoque de la innovación, que como dice el BID, busca “idear soluciones”, es decir, mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

Leer más
¡División Berlanga! (XXXVI)

Cuando culminó con la victoria definitiva el levantamiento guerrillero encabezado por Fidel Castro Ruz en Cuba, al comenzar el mes de enero de 1959, el explendor de la producción bananera de la “Division Berlanga”, de la “Grenada Company”, propiedad de la “United Fruit Company”, en República Dominicana, la quiebra de esa producción agrícola estaba en su etapa final, porque todas las fincas que habian comenzado su producción en 1946, en la Sección de “Palo Verde” y el Paraje de “La Cruz” y las fincas “Isabel, Madre, Maguaca, Julián y Jaramillo”, estaban totalmente afectadas por “el Mal de Panamá”. La producción del banano “Cavendish o Media Mata”, se había extendido en la mayor parte de la Línea Noroeste, particularmente en las provincias de Montecristi, Santiago Rodríguez y Valverde. El sistema de “Colonos” que había comenzado a funcionar, era en una parte importante de sus plantaciones, cultivadas de bananos “Johnson”.

En el orden histórico los acontecimientos se precipitaron, no solamente en Cuba, sino también en la República Dominicana. A mediados de 1959, el 14 de junio de ese año, se hizo realidad la expedición anti-trujillista que había sido entrenada y abastecida en armamentos por el Gobierno Revolucionario del hermano país. Esa expedición en el orden histórico merecedora del calificativo de inmortal, llegó en su primera etapa al aeropuerto de Constanza, en un avión que transportaba cerca de sesenta expedicionarios; días después con el desembarco de dos naves en la provincia de Puerto Plata por las playas de Maimón y Estero Hondo. El sacrifico heroico y generoso de los soldados de esa expedición, integrada como habíamos señalado por dominicanos, cubanos, venezolanos, puertorriqueños y estadounidenses, no fue en vano, porque generó a partir de ese momento, sobretodo en la pequeña burguesía urbana de la mayoría de las provincias de la nación, un sentimiento militante de rechazo a la dictadura de Rafael Trujillo Molina.

En los primeros días de enero de 1960 fue develado un complot que había nacido en el municipio cabecera de Montecristi, con el nombre de “Movimiento 14 de Junio”, bajo la dirección de un joven abogado de esa comunidad, que tenía el nombre de Manuel Aurelio Tavares Justo y arrastró a las cárceles de la dictadura a más de trecientos jóvenes. Luego del develamiento de ese organización política clandestina, se produjo el asilo en diferentes embajadas de países hispanoamericanos, de grupos de anti-trujillistas que crearon serios problemas a la dictadura; proceso que llego a su etapa más profunda cuando fueron asesinadas las hermanas Mirabal, Minerva, Patria, y María Teresa, damas oriundas de Salcedo y su amigo Rufino Martínez, que regresaban de Puerto Plata a fines del mes de noviembre, luego de visitar a sus esposos que estaban detenidos en la cárcel del Municipio cabecera de esa provincia.

Ese crimen imperdonable por siempre, conmovió de manera tan profunda al pueblo dominicano, que precipito un movimiento conspirativo, para dar muerte a Rafael Trujillo Molina, acción heroica que se ejecutó el 30 de mayo de 1961. Para ese momento en el orden histórico de la vida del pueblo dominicano, el ajusticiamiento de Trujillo cerraba el episodio de su dictadura de 31 años. Pero era en el orden de referencia, el final de la era de esplendor de la siembra del guineo o banano de la calidad “Johnson”, que había creado en sus plantaciones agrícolas, en la provincia de Monte Cristi, con el nombre de “Grenada Company” y su “División Berlanga”, la United Fruit Company, la compañía agrícola más poderosa del mundo. Continuaremos…

Leer más
¡Eso tranquiliza!

Las declaraciones atribuidas al señor José Ramon Peralta, Ministro Administrativo de la Presidencia tranquilizan. Aunque siempre salta la duda, entre otras razones, porque formalmente no es el vocero, la función la tiene alguien que no tiene voz (¿?), vale más aceptarlas que dudarlas.

Esas declaraciones más que aclarar corrigen. Dijo: “El Presidente Danilo Medina ni el Gobierno están en reelección; su enfoque y prioridad consisten en seguir trabajando en procura de la mejoría de las condiciones de vida del pueblo dominicano” (Hoy 9-11-2017, así entrecomillado, lo dijo él y no el periódico).

¡Eso tranquiliza! Mucho más si se revisa el contexto político de este momento.

Empezando por considerar que esas declaraciones, dadas por un funcionario que ha estado diciendo lo contrario, deben ser autorizadas por el mismo Presidente como una clara señal.

Es evidente, que el Presidente no desconoce la prohibición constitucional para él reelegirse. Sabe que la Constitución en el Capítulo II, Sobre las Disposiciones.

Transitorias, dice: Vigésima: En el caso de que el Presidente de la República correspondiente al período constitucional 2012-2016 sea candidato al mismo cargo para el período constitucional 2016-2020, no podrá presentarse para el siguiente período ni a ningún otro período, así como tampoco a la Vicepresidencia de la República.

Ese Transitorio casi tiene el nombre de Danilo Medina, si no lo nombra es porque resulta inapropiado en una Constitución y porque por otros factores implícitos.

Se ha dicho que impedir nuevamente reelegirse es violación a su derecho de igualdad de oportunidades. La reelección se prohíbe en muchas constituciones, precisamente porque viola el derecho de igualdad de oportunidades de los que compiten con un presidente-candidato que ejerce el poder.

Por otra parte, considerar esa Vigésima cláusula transitoria inconstitucional, es lo mismo que pretender lo insólito, que es declarar insconstitucional la Constitución, como dejó establecido en un artículo el profesor Dr. Namphi Rodríguez. Si el Tribunal Constitucional, en el hipotético caso que lo hiciere, estaría ilegitimando la elección del Presidente del 2016, puesto que tendría que declarar nulo el procedimiento seguido para la reforma constitucional.

Si pretendiere inventarse, hay dos únicas opciones: La primera, volver a reformar la Constitución para que diga lo que no dijo o quedarse de facto en el poder. Se debe descartar esa alternativa conociendo cómo Danilo Medina valora su legado histórico.

Quienes hacen los “ruiditos mediáticos reeleccionista” son personas con interés propio, sea porque buscan un contrato con buenos honorarios o alguna posición en dos de los tres poderes del Estado; tampoco se descarte torpeza y desconocimiento; o todo a la vez.

La entrega de la semana pasada fue bajo el título “El Camino está Despejado”. Se exceptuaban dos situaciones que remotamente puedan impedir que el PLD retenga el poder en 2020; la primera es una improbable división interna, la cual se ve muchísimo más remota despejando esos “ruiditos mediáticos reeleccionista”. Solo los adversarios políticos y los medios de comunicación desean mantenerlo, por razones obvias.

La segunda situación es una crisis económica, la que está mucho más lejos. El punto más sensible en este temas es la baja presión tributaria, la que limita los ingresos fiscales para equilibrar el presupuesto.

Se debe reiterar que a pesar de los “ruiditos mediáticos reeleccionista” esas declaraciones tranquiliza y más por quien la sirvió.

Leer más
El addendum al libro sobre Kennedy y Bosch

El destacado historiador, economista y diplomático, Bernardo Vega, publicó recientemente un addendum al libro Kennedy y Bosch, el cual había sido lanzado a la publicidad hace 23 años, en el 1993.

Ese libro, Kennedy y Bosch, contiene una serie de documentos desclasificados por el gobierno de los Estados Unidos, referencias de publicaciones periódicas, tanto nacionales como norteamericanas, así como citas de libros e historias orales referidos a los acontecimientos que tuvieron lugar durante los siete meses de gobierno del profesor Juan Bosch en el 1963.

Conforme a su autor, en esa ocasión no incorporó al texto comentarios propios ni aportó elementos de juicio, “porque sabía que tal vez hubiese tenido que cambiar de opinión una vez los documentos clave fuesen desclasificados”.

Ahora, con la publicación de su addendum, Bernardo Vega da a conocer la correspondencia interna entre funcionarios del gobierno del presidente John F. Kennedy, durante el mes de septiembre de 1963, que coincide con la realización del golpe de Estado que puso fin al primer experimento democrático dominicano después de la desaparición de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

En este segundo texto, según lo refiere Vega, además de citar nuevos documentos, a diferencia de su libro anterior, en esta ocasión sí hace juicios de valor, con lo cual quiere hacer significar, que emite sus propias opiniones con respecto a los hechos acaecidos.

Nos parece que tanto la publicación del libro Kennedy y Bosch, como el addendum al que acabamos de hacer referencia, constituyen un valioso aporte para el conocimiento de lo acontecido en aquellos años cruciales de luchas del pueblo dominicano a favor de la libertad, la democracia y la justicia social.

Ahora bien, en la introducción de su addendum, Bernardo Vega empieza por establecer que entregó personalmente el primer ejemplar del libro Kennedy y Bosch al connotado escritor y líder dominicano, quien, según sus palabras “se lo agradeció muchísimo”, pero luego supo que había decidido no comentar la obra, “como si no hubiese salido”.

Ante ese comentario, me surgen las siguientes preguntas: La entrega del ejemplar del libro de Bernardo Vega a Juan Bosch, ¿estaba condicionada a que este último le hiciese algún comentario? El que no lo hiciese, ¿podría interpretarse como que para Bosch el libro no había salido? ¿De dónde salen semejantes conjeturas? La respuesta la brinda el propio autor de Kennedy y Bosch y del addendum, al afirmar, en forma olímpica, que esto se produjo por dos razones: primero, porque “obviamente, no se estaba contento con lo que esta decía”; y segundo, porque suponía “que (Bosch) no contaba con argumentos para criticarla”.

Objetividad histórica

En la misma introducción al addendum del libro Kennedy y Bosch, el autor de la colección sobre Estados Unidos y Trujillo, de una manera sorprendente hace la siguiente afirmación: “A partir del 1996 el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), creado por Bosch ha estado en el poder durante 16 años, durante los cuales la “línea oficial”, ha sido una de resaltar sus virtudes y opacar los errores de ese gran literato y político dominicano”.

Inmediatamente, sostiene: “como historiador, no puedo seguir esa corriente, pues la objetividad es esencial en la investigación histórica.

En lo personal mi relación con Juan Bosch, aunque no profunda, siempre fue muy amistosa… Bosch citaba mis trabajos de historia en la revista política de su partido, el PLD, y en más de una ocasión me enalteció. Disfruté las tertulias en que este participaba”.

Coincido plenamente con la postura de Bernardo Vega de que la objetividad es esencial en la investigación histórica. Pero si es así, ¿de dónde surge la idea de que en el PLD se ha trazado una línea oficial para resaltar las virtudes de Juan Bosch y opacar sus errores? Eso no es cierto. En el PLD nunca se ha trazado semejante línea para defender el legado histórico de Juan Bosch. Dentro de las filas del partido morado, de manera libre, consciente y espontánea se le tiene al líder y fundador de esa organización política una profunda admiración y un gran respeto por todos los aportes realizados a favor del pueblo dominicano, a los fines de que este fuese el arquitecto de su propio destino.

Con respecto a las afirmaciones, juicios y criterios del embajador John Bartlow Martin, figura clave en los textos de Bernardo Vega, expuestos en su libro, Overtaken by Events (El Destino Dominicano, en su traducción al español), el profesor Juan Bosch publicó, en distintas épocas, varios artículos aclaratorios en la prensa nacional, con lo cual demostró que si tenía argumentos para refutar al diplomático estadounidense.

De igual manera, como lo adelanta el autor del addendum, en un texto que será publicado por Funglode a principios del año próximo, se podrá constatar las innumerables observaciones, críticas y refutaciones hechas por el reconocido maestro dominicano de la política y de las letras al representante del presidente Kennedy en la República Dominicana con posterioridad a la muerte de Trujillo.

Al refutar las ideas contenidas en el libro Overtaken by Events, Bosch da respuesta, por igual, a la generalidad de documentos publicados en el libro Kennedy y Bosch, así como en el addendum, en razón de que fue fundamentándose en esos documentos que el diplomático norteamericano elaboró los criterios esbozados en su libro.

De esa manera, quedará demostrado que no fue por falta de argumentación que en su momento el fundador del PLD no hizo comentario alguno al texto del economista Bernardo Vega.

Un caso y dos versiones

Como forma de actuar con entera objetividad de historiador y no opacar los presuntos errores de Juan Bosch, el ex gobernador del Banco Central y ex director del periódico El Caribe, apoyándose en los documentos del embajador Martin, relacionados a la víspera de la ejecución del golpe de Estado de septiembre de 1963, afirma: “Bosch… le pidió (al embajador Martin) que se alertara un portaviones norteamericano para que estuviese listo a venir a Santo Domingo, describiéndolo como una visita de cortesía, para lo cual se le invitaría junto con el Alto Mando militar ir a bordo para almorzar. “El embajador Martin estuvo de acuerdo en que Washington alertase el portaviones, pero que no saliese… A las 4:30 Bosch le mandó a decir que solicitase que el tiempo de llegada del portaviones fuese reducido de 12 horas a 6 u 8… A las 7:00 p.m., Bosch pidió que el tiempo del portaviones se redujese a 6 horas”. ¿Ocurrió eso exactamente así, como lo narra Bernardo Vega, tomado de los documentos de John Bartlow Martin? No, no ocurrió así. Sobre ese episodio hay por lo menos dos versiones narradas por el propio John Bartlow Martin, aunque Bernardo Vega solamente se hace eco de una de ellas.

Por ejemplo, en las páginas 564, 568 y 570 del libro Overtaken by Events, Martin presenta una versión distinta a la que transmitió a las autoridades de su país, recogida, comentada y asumida por Bernardo Vega en su addendum.

En esa otra versión, lo que sostiene Bartlow Martin es que fue Sacha Volman, no Bosch, quien le preguntó qué habían hecho los Estados Unidos en noviembre de 1961 cuando los Trujillo retornaron al país, a lo cual el embajador norteamericano respondió diciendo que habían enviado una flota.

A partir de ahí, el autor de Overtaken by Events cuenta que Volman dudó y miró a Bosch. Que también él, es decir Martin, lo miró, esperando una respuesta del mandatario dominicano. Pero Bosch no dijo nada.

Volman preguntó qué tiempo se tomaría el portaviones para llegar al país. El embajador Martin dijo que no podía precisar dónde se encontraba (el portaviones) en esos momentos, pero normalmente, doce horas.

La conversación continuó entre Sacha Volman y el embajador Martin, sin que el presidente Bosch hiciese uso de la palabra. Fue entonces cuando el embajador Martin, de acuerdo con sus propias palabras, dijo lo que sigue: “Hemos conversado varias veces acerca de traer un portaviones y llevarlo a usted a bordo para un almuerzo, señor Presidente”. Como acaba de comprobarse, es el embajador John Bartlow Martin quien le recuerda a Juan Bosch que en varias ocasiones le había ofrecido traer un portaviones e invitarlo a almorzar.

En el addendum del libro de Bernardo Vega lo que se insinúa es que fue Juan Bosch quien le pidió al embajador norteamericano “que se alertara un portaviones para que estuviese listo a venir”.

Obviamente, esa segunda versión del relato de John Bartlow Martin es radicalmente diferente a la que se publica en el addendum al libro Kennedy y Bosch.

Para ser enteramente objetivo como historiador hacía falta tomar en cuenta las distintas versiones ofrecidas sobre un mismo hecho, con más razón si esas distintas versiones procedían de la misma fuente, como es el caso de los escritos del embajador John Bartlow Martin.

Se comprende que un historiador de prestigio no quiera someterse a la “línea oficial”, por demás inexistente, de un partido que procura resaltar las virtudes de su líder y opacar sus errores.

Lo que no puede comprenderse es que, apelando a una presunta objetividad, por falta de rigor en la investigación, se pretenda resaltar errores que no existen para opacar virtudes reconocidas.

Leer más
Un hombre con valores

La noticia triste de su partida llegó como una desagradable sorpresa. En apenas unos segundos, un escueto mensaje generó el lamento más profundo, la desoladora pérdida de un padre, un amigo, un servidor público, un ciudadano ejemplar para la sociedad. La partida a destiempo de Julio Aníbal Fernández Javier es un duro golpe a quienes lo conocimos y reconocimos en su accionar, a una persona íntegra, dedicada al servicio hacia los demás, con una caballerosidad inigualable y un trato exquisito.

Séneca dijo que nada es tan cierto como la muerte, y Santo Tomás de Aquino la consideró la más grande de las desgracias humanas. Y aunque nos pasamos la vida tratando de prepararnos para ella, nunca estamos listos para recibir a “la mañosa muerte”.

Cuando la desgracia apagó la luz de Julio Aníbal, seguía aportando con su ejemplo a su familia y a su país, la mejor forma que conocía para inspirar los cambios que entendemos precisos en la sociedad. Hacía unos meses le había pedido que asumiera como Subdirector de los Centros Tecnológicos Comunitarios, convencida de que su fino trato, su conocimiento de la naturaleza humana y sus habilidades gerenciales, servirían para impulsar esa gran obra de amor que está presente en 100 municipios del país.

Como siempre, asumió con la mayor disposición esta nueva encomienda. En poco tiempo, había recorrido los Centros, llevando a cada comunidad un mensaje de optimismo y esperanza, para que aprovecharan las oportunidades de desarrollo que los Centros les ofertaban. Las redes sociales estaban repletas de imágenes de Julio Aníbal con los comunitarios, que agradecían su disposición de escucharles y prestar su mano amiga para solucionar problemas. Esas mismas comunidades, hoy lo lloran desconsoladamente.

El día que la tragedia lo encontró en la carretera, luego de un día de labores, tenía pensado asistir a clases de maestría en el Instituto Global de Altos Estudios Sociales. Ese era Julio Aníbal, no paraba de estudiar. Su amor por el derecho, por la administración pública y por la filosofía, lo hacían un ávido lector, en la búsqueda constante de herramientas y aprendizajes que le permitieran hacer mejor su trabajo. A veces nos saludaba en un francés perfecto, idioma que cultivó por su amor hacia la cultura jurídica francesa.

Aprendimos mucho de Julio Aníbal. De su vida, resalto el profundo respeto que sentía hacia los demás, sin importar su clase social, su puesto o su forma de ser. A todos los trataba con el mismo cariño, con la misma prudencia y el mismo candor.

Aprendimos de su amor infinito hacia su familia, del orgullo que sentía por sus hijos, por su esposa, sus padres y hermanos. Hablaba de ellos con brillo en los ojos y siempre me manifestó su felicidad por haber formado un núcleo familiar unido en torno al amor y el respeto mutuo.

Mary Luz, su esposa; Gala Luz, María Alejandra, Salomé y Julio Ernesto, sus hijos, toda su familia y sus amigos, lloramos la partida de un hombre con valores. Un ejemplo de hombre de familia, de respeto y responsabilidad. Con humildad, cariño sincero y trato afable, Julio Aníbal entró en los corazones de todos los que lo extrañaremos. Su recuerdo perdurará sempiterno en cada anécdota y en cada recuerdo. Que descanse en paz Julio Aníbal, hombre de valores.

Leer más
¡División Berlanga! (XXXV)

En diciembre de 1958, durante los preparativos del matrimonio de nuestra hermana Martha, entraba en su fase final y definitiva, victoriosamente, el Movimiento Revolucionario 26 de Julio encabezado por el doctor Fidel Castro Ruz, derrotando al gobierno dictatorial, criminal y entreguista de Fulgencio Batista, que servía solamente los intereses de la política económica de Estados Unidos, quien cobardemente salió huyendo de Cuba el 1 de enero de 1959, acompañado de un séquito numeroso. Batista, aunque había salido en otra dirección en aviones de la Fuerza Aérea Cubana y de Cubana de Aviación, cambió de rumbo y vino a aterrizar en Santo Domingo. La vanguardia de las tropas guerrilleras de Fidel Castro entraron a La Habana en la madrugada del 2 de enero de ese año, comandadas por Camilo Cienfuegos y Ernesto Guevara alias “El Che”. Martha casó con José García Acosta el día 3 en horas de la tarde, en nuestra casa de la finca Maguaca, de la División Berlanga.

Sin humildad de ninguna naturaleza, que no es habitual en el autor de esta columna, podemos asegurar que el matrimonio civil de nuestra hermana fue en realidad una hermosa ceremonia de tanta trascendencia como la de nuestra hermana mayor Mercedes, que había casado también en Maguaca años atrás. Los padrinos del matrimonio fueron Manolo García Acosta, hermano de José, y su esposa Margarita Arévalo de García y fueron pajes del matrimonio dos niños sobrinos del novio: Manolito García Arévalo y Margaritín García Arévalo. Manolito es hoy un destacado intelectual, empresario, ensayista e historiador que fue ministro de Industria y Comercio, a quien el autor de esta columna llama sobrino. Parentesco del cual nos sentimos honrados y más que honrados orgullosos del brillo intelectual que ha irradiado en su vida.

A esa boda asistieron más de doscientas cincuenta personas, y la recepción de esos invitados se realizó en el Club Berlanga, de La Cruz de Palo Verde, hermosa construcción campestre, que todavía existe con el nombre ahora de Club Caribe, que es una de las pruebas palpables de la ignorancia y la locura de los sectores de la pequeña burguesía del pueblo dominicano. El triunfo del movimiento guerrillero encabezado por Fidel Castro fue un acontecimiento político que repercutió notablemente en los países hispanoamericanos y que tendría consecuencias dramáticas para los intereses económicos de la United Fruit Company, que era todavía la compañía agrícola más poderosa del mundo, propietaria en nuestro país de la Grenada Company y de la División Berlanga, auspiciadora de la producción de bananos o guineos de la Línea Noroeste.

El gobierno revolucionario de Cuba auspició, organizó y preparó militarmente para junio de 1959, una expedición de aproximadamente doscientos hombres para combatir el régimen de Rafael Trujillo Molina, integrada en su mayoría por dominicanos, en la cual había también cubanos, venezolanos, nicaragüenses, puertorriqueños y estadounidenses. Sectores militares de la dictadura trujillista estaban enterados de los preparativos de esa expedición, aunque muchos creían imposible que la misma lograra repetir en nuestro país el episodio que se había desarrollado en Cuba contra la dictadura de Fulgencio Batista. Continuaremos…

Leer más
¡El camino está despejado!

Dos factores sacarían al PLD del poder; una imposible división interna y una remota crisis económica. Ni una ni la otra está a la vista, por lo que se tiene el camino despejado para retener el poder.

En un informe del FMI se estima el crecimiento económico promedio para Latinoamérica en 1% del PIB en 2017 y 1.9% para 2018. En cambio,asegura que “dos de los países de mayor crecimiento son Panamá y República Dominicana” (Perspectivas de la Economía Mundial, abril 2017,actualizado julio) Efectivamente, el crecimiento del país se estima en alrededor de un 5%; lo que significa que la macroeconomía va bien. Bosch nos decía “si la economía va mal, va mal la política”; a esto Leonel le agregó “y el partido gobernante, de derecha o de izquierda, sale del poder”.

Es obvio, que debe atenderse la baja presión tributaria (13% del PIB) la más baja de Latinoamérica, que promedia el 22%. El Estado no tiene recursos fiscales para mantener el presupuesto y se endeuda; si redujera gastos, frenaría la movilidad del mercado económico. Por eso se requiere mayor recaudación y para políticas de inclusión e igualdad de oportunidades.

A su vez, una división partidaria, que es el otro factor para perder el poder, luce hoy imposible. El camino está despejado y se aprecia poco porque el PLD no es comprendido. Ha habido un mandato implícito, desde arriba hasta abajo de la organización, a los dos líderes que encabezan, uno el Estado y el otro el Partido, para propiciar acercamientos, entendimientos y presentar respuestas a los desafíos.

Las encuestas posicionan a Danilo, Leonel y un poco más bajo a Margarita.

Danilo tiene una prohibición constitucional, por lo que Leonel tiene el camino despejado.

No obstante, el PLD no retiene el poder sin Danilo. Aspirantes que no marcan en las encuestas, quisieran que si Danilo anuncia no ir, los señale. Pero Danilo sabe que tiene una situación parecida a la de Leonel en 2012, que tenía prohibición constitucional y apoyó a Danilo.

A su vez, a pesar de los temas ruidosos y desafíos, el Partido y el gobierno mantienen muy buen posicionamiento. Pero se debe levantar el declive que muestran las encuestas para consolidar ese posicionamiento. Eso significa que se debe mejorar la relación Partido-Gobierno.

Leonel tiene el camino despejado, pero el Partido no gana sin el apoyo de Danilo. Se hace necesario un acercamiento entre todos los compañeros, para asumir los desafíos. Dejarse provocar emocionalmente es no tener conciencia ni formación política.

En 1962 Juan Bosch se salió de abajo de la rueda de la patana, planteando el debate social entre los hijos de machepas contra tutumpotes; y no antitrujillistas contra trujillistas. Eso inclinó a los trujillistas a votar contra los antitrujillistas. En 1996 el PLD y Leonel recibieron los votos balgueristas, al votar éstos contra el PRD y Peña Gómez.

Internamente se debe propiciar acercamientos para cohabitar y guiarse por las señales directas de los liderazgos principales. Se debe superar la percepción ruidosa de malos entendidos. La prensa quiere esos ruidos para hacer noticias (díganmelo a mi) y los adversarios saben que no ganan si no presentan al PLD dividido.

El camino está despejado, esas ramas descritas y otros estorbos deben retirarse. Empecemos por cada uno de nosotros.

Leer más
¡División Berlanga! (XXXIV)

La extensión bajo el sistema del colonato de la producción bananera del “Distrito Berlanga” de la Grenada Company a otras regiones de la Línea Noroeste, particularmente las provincias de Monte Cristi, Santiago Rodríguez y Valverde, motorizó un movimiento económico extraordinario; se utilizaban, según cálculos de la época, cerca de cien camiones de gran capacidad de transporte para trasladar a los lavaderos de “El Pocito”, la producción de esas fincas, propiedad de agricultores de toda la región.

Miles de trabajadores agrícolas fueron empleados en aquellos momentos, beneficiando notablemente en primer lugar al municipio de Guayubín, a diferentes sectores de la provincia de Santiago Rodríguez y más adelante en la provincia Valverde, que es un área de capacidad de producción agrícola de primera categoría, porque atraviesa su extensión territorial, totalmente, el Yaque del Norte y otros ríos de importancia, y numerosos manantiales, todos afluentes del Yaque en su trayecto hasta la desembocadura, en la provincia de Monte Cristi, en el paraje de Quebró.

Desde luego, originalmente la producción era del guineo “Johnson o Gros Michel”, que era el que tenía gran preferencia en el mercado de la costa del Atlántico de Estados Unidos. Para fines de la década de 1950, ese esplendor de la Línea Noroeste en la producción bananera, que comenzó a afectar la “Sigatoka”y el “Mal de Panamá” iba a recibir en el orden político en las propiedades agrícolas de Centroamérica y el Caribe un golpe mortal. Para fines de 1958, nuestro padre había sido trasladado de nuevo a Maguaca, después de haber administrado la finca de La Cruz de Palo Verde.

Fue nuestro padre quien creó el famoso frutal de cítricos de Palo Verde, sembrado casi en su totalidad de toronjas, limones persas y naranjas a la orilla del río Yaque, en lo que había sido la primera plantación bananera de la División Berlanga. Fue durante su mandato en La Cruz de Palo Verde, que se fundó, en el paraje de “El Ahogao”, lo que hoy es el municipio de “Palo Verde”, recientemente afectado por los huracanes Irma y María.

En Maguaca se celebró otro acontecimiento de extraordinaria importancia en la vida de nuestra familia, que fue el matrimonio de Martha Teresa de Jesús Gutiérrez, con un joven de origen español, llamado José García Acosta. En diciembre del mismo año una dama distinguida, Altagracia Rodríguez viuda Monclús, madrina de nuestra hermana Martha, que había sido la esposa del coronel Andrés Julio Monclús, conocido militar brazo ejecutor, si cabe el calificativo, de Rafael Trujillo Molina en la vida política de la República.

Táta Monclús, como era conocida esa dama, era una extraordinaria repostera que se trasladó de Monte Cristi, a Maguaca, para elaborar el bizcocho del matrimonio de Martha y José.

En las vacaciones de la navidad de diciembre, el autor se había trasladado a su casa y le daba seguimiento fiel, hora a hora y día a día a los sucesos políticos que estaban aconteciendo en Cuba, que sellaban la derrota del régimen dictatorial de Fulgencio Batista, por el aguerrido movimiento militar y guerrillero encabezado por el doctor Fidel Castro Ruz.

El autor de esta columna se pasaba todo el tiempo escuchando las emisoras cubanas, pero particularmente Radio Rebelde, cuyas emisiones se escuchaban con nitidez absoluta. Continuaremos…

Leer más
Felicidad Interior Bruta

En general, el mundo capitalista ha medido su bienestar y progreso solamente desde el punto de vista del aumento del ingreso promedio al que pueden aspirar sus ciudadanos. De ahí la nomenclatura de PIB o Producto Interno Bruto, que tantas veces leemos en los informes de desarrollo.

Sin embargo, ya hay quienes se atreven a cuestionar con sólidos argumento la idoneidad del PIB como indicador de desarrollo, y plantean una alternativa que combina el desarrollo económico con el bienestar general, en especial, con la felicidad de las personas.

Así ha nacido la FIB o Felicidad Interior Bruta, cuyo concepto plantea que “el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo, del desarrollo material y espiritual”.

La idea no es nueva. La encontramos en el pensamiento filosófico de Epicuro y en las enseñanzas budistas. También en la doctrina utilitarista de Jeremy Bentham, cuando afirma que “el legislador debe preocuparse de que con sus leyes de la mayor felicidad al mayor número de ciudadanos”.

En el año 2009, Francia tomó pasos importantes para abordar esta problemática. Insatisfecho por las informaciones estadísticas que recibía sobre el bienestar de los nacionales franceses, el presidente Nicolás Sarkozy creó una Comisión a cargo de mejorar las bases estadísticas. Los resultados de la Comisión, coordinada por Joseph E. Stiglitz, confirmaron que el PIB se utiliza de forma errónea cuando aparece como medida del bienestar, que incluye, claro está, la medida de la felicidad.

En la actualidad, el tema vuelve a la palestra, por el hecho de que muchos países con progreso económico, cuyos problemas principales están resueltos, enfrentan serios problemas de bienestar y pertenencia de sus ciudadanos.

Bután, un pequeño reino entre la India y China, se ha convertido en el laboratorio para probar el concepto de la Felicidad Interior Bruta. Incluso, han adoptado el concepto como eslogan que guía al reino de Bután, desde que en el 1974 fuera coronado Jigme Singye Wangchuck, con su discurso de que “cada paso de una sociedad debe valorarse en función no sólo de su rendimiento económico, sino de si conduce o no a la felicidad”.

Al parecer, los nacionales de Bután han descubierto cómo impulsar la felicidad desde el Estado, a pesar de que “la felicidad se presenta como un concepto complejo y problemático”, tal y como ha dicho Daniel Kahneman, autor de “Pensar rápido, pensar despacio”, ganador del premio Nobel de Economía.

En Bután se invierte en políticas basadas en la Felicidad Nacional Bruta, con beneficios para la salud y el bienestar de la ciudadanía, resultado de una cuidadosa revisión de los planes y políticas sectoriales, para que sean coherentes con este propósito. Es un interesante caso de estudio, si queremos que las mediciones sean coherentes con las aspiraciones de los seres humanos.

Como plantea el epicureísmo: “La felicidad y la dicha no la proporcionan ni la cantidad de riquezas ni la dignidad de nuestras ocupaciones ni ciertos cargos y poderes, sino la ausencia de sufrimiento…”. La ausencia de sufrimiento requiere de la participación del Estado en mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, y eso hay que medirlo para que sea eficiente.

La cuestión es que si el Producto Interno Bruto (PIB) es reduccionista, es decir, no avala el bienestar de los ciudadanos, entonces: ¿Cómo logramos que el Estado asuma la felicidad como política pública y la asegure a todos sus ciudadanos?

Leer más
Entenderse ahora

Constituye un desafío para los dirigentes principales del PLD cohabitar. Es decisivo si se trata de la necesidad de que toda la organización supere debilidades internas y pasar a ser de un partido análogo a digital.

Entenderse significa hacer de los desafíos un esfuerzos de todos, no de unos pocos. Cohabitar es aportar soluciones y escoger por consenso, la mejor.

Se requiere hacer prevalecer la democracia interna, para no perecer. Eso significa pensar en voz alta para decidir. Las ideas y la capacidad de crear es intrínseca del ser humano. No se trata de subir la voz ni presionar para tener razón.

Decía alguien muy valorado, que el PLD fue concebido en el vientre del PRD al ser fecundado, al regreso del profesor Bosch de Benidorm, España, el 20 de abril de 1970 y crearse los dos Grupos Teóricos. Luego, nació el 15 de diciembre de 1973 en el Congreso Constitutivo. Pero empezó a hablar y caminar en mayo de 1974, en la Conferencia Salvador Allende, momento en que se definió la base teórica-científica en la que se fundamenta su metodología operativa.

Se definió cuando se estableció su característica de trabajar en una sociedad de capitalismo tardío; se proclamó en su fundación que se buscaría el desarrollo y el progreso, para completar la obra de Duarte y los Trinitarios; y, finalmente, se definió su base teórica, en cualquier momento y circunstancia, para operar y diseñar estrategias.

Desde su arribo al poder ha logrado crecimiento macroeconómico sostenido, para colocar al país en el progreso. Pero se deben consolidar las instituciones del Estado, lograr inclusión social y garantizar igualdad de oportunidades.

Estos son desafíos y no debe haber distracciones en proyectos individuales. Acercar posiciones y cohabitar es entenderse para situar a la organización en el centro de lo que se espera de ella. La responsabilidad partidaria es servirle de soporte al gobierno para facilitar un flujo normal y armonioso en la relación Partido-Gobierno.

Desde el entorno del gobierno y del entorno partidario se producen malos entendidos, por la falta de una comunicación fluida y constante. Esas incomprensiones las crean personas hábituadas, por sus carencias, a buscar espacio con el chisme. Se trata de quienes ven el vaso medio vacío, no medio lleno; aquellos que sufren y no disfrutan del éxito de sus compañeros, cuando es el éxito de todos.

Llegó el momento de acerarnos y cohabitar para ofrecer el hombro para subir y no jalar por los pies al otro para que no suba. Se está en el momento más adecuado para superar las debilidades internas, mejorar las relaciones Partido-Gobierno y acoger los desafíos como oportunidades para avanzar. Es largo el trayecto, se debe empezar dando señales muy claras.

Debe empezar por el liderazgo principal e ir acercando entre sí a toda la membresía y poner a funcionar la estructura organizativa. Se trata de un relanzamiento partidario. El legado dejado por Juan Bosch no debe perecer en las manos de los que son sus discípulos directos.

La historia es como la naturaleza, no perdona. Responsabilizar a los otros y no a sí mismo, es igual que dejar que depreden los bienes de la naturaleza, que son de todos, para luego sufrir las consecuencias. Ahora es cuando debe entenderse el liderazgo, empezando por el principal.

Leer más
¡División Berlanga! (XXXIII)

Como hemos relatado en nuestra columna anterior, al enterarnos por la conversacion de mister Breck con nuestro padre, de la preocupación que se había comenzado a manifestar de los dueños de la United Fruit, con asiento en Estados Unidos, con la extensión incontenible de las enfermedades de la sigatoka, y mal de Panamá, en la que había sido una plantación esplendorosa y productora, como la División Agrícola Berlanga, de la Republica Dominicana, inversión en la cual la United Fruit Company, a partir de 1945 había comenzado a obtener beneficios importantes, garantizados por la estabilidad de sus labores en el país, incuestionable debido a la estabilidad ytranquilidad que le garantizaba el régimen dictatorial de Rafael Trujillo Molina, quien no era un subalterno o capataz territorial como sucedía en los países centroamericanos y en Cuba, ya que en la realidad de los hechos era un socio de la United Fruit.

Los ejecutivos de la Grenada Company comenzaron a estudiar la posibilidad de auspiciar a productores nacionales, particularmente de las provincias de Monte Cristi, Santiago Rodríguez, Valverde y Santiago, para que se dedicaran a producir los guineos “Johnson o Gros Michel” así como el “Cavendish o media mata”.

Don Rolando Cose, superintendente de la División Agrícola, fue relevado por un ingeniero agrónomo estadounidense apellido Spence, quien estaba casado con una dama nicaragüense, doña Rosa Debayle, que como hemos relatado tenía un parentesco directo con los hijos de Anastasio Somoza García, asesino de Augusto Cesar Sandino, apoyado por el gobierno estadounidense de esa época, y que fue ajusticiado en el año 1956. La personalidad y los conocimientos de mister Spence estaban muy lejos de sus antecesores, particularmente mister Morris, mister Shaw, mister Kidd y don Rolando Cose.

Al irse extendiéndo en la Línea Noroeste el sistema de colonato de la División Berlanga, se instalaron en el paraje de El Pocito en el municipio de Guayubín, seis lavaderos de las frutas y se construyó un pequeño chalet, que no tenía el diseño ni el tamaño de los que se habían construido en las fincas originales, y se extendió desde La Cruz de Palo Verde hasta El Pocito, la vía férrea que tenía su destino al puerto de Manzanillo; se calcula que la extensión era de ochenta y seis kilómetros, desde al puerto hasta el paraje de Guayubín.

Comenzaron a utilizarse para fumigar las plantaciones de los colonos, los helicópteros que tenían su base en la finca de “Walterio” y que despegaban desde el pequeño helipuerto que se había construido en ese lugar.

El responsable como coordinador ejecutivo de ese sistema tan moderno de fumigación era nuestro hermano Mario César, conocido también con el nombre de “Capitán Memoria”.

En homenaje a esa realidad, debemos dejar constancia que ese sobrenombre de nuestro hermano y que se había convertido en el más eficiente listero de planillas de la División Berlanga fue porque, ambidextro, escribía con la mano derecha exactamente igual que con la izquierda, conservaba en su memoria los nombres y los números de cédulas, en la mayoría de las veces de ciento veinte cinco a ciento cincuenta trabajadores agrícolas.

Mario César, hoy vivo aun, residió en “El Pocito” con su esposa María Guillermina Cose, mejor conocida como “Mina”, más de un año y luego fue trasladado en la medida que continuaron extendiéndose las plantaciones de los colonos, a residir en la ciudad de Mao, capital de la provincia Valverde, hermosa y moderna comunidad, que había construido en su fase de esplendor la dictadura de Trujillo Continuaremos…

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
212 Artículos
Euclides Gutiérrez
171 Artículos
Leonel Fernández
132 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
196 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos