Blogs

últimos blogs

El Nuevo Cambio

Vanguardia del Pueblo
Marzo 1977

En VANGUARDIA No. 73 precisamos que después de la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos desarrollaron la doctrina militar de la “Represalia Masiva”, que se caracterizó por el empleo de la amenaza nuclear como medio de contener el avance del socialismo y, por consiguiente, de asegurar la permanencia de sus intereses.

También indicamos que fue precisamente después de ese enfrentamiento mundial que los movimientos revolucionarios del Tercer Mundo empezaron a cobrar auge, y para esta nueva situación, los norteamericanos, que no tenían una respuesta militar adecuada, crearon, bajo el gobierno de Kennedy, la doctrina de la “Respuesta Flexible”, que de acuerdo con el criterio yanqui aseguraba una reacción contra todas las alternativas militares posibles.

Como se recordara, la doctrina de la “Respuesta Flexible” fue puesta en práctica en Vietnam; sin embargo resulto que Vietnam se convirtió en un fracaso político—militar para los norteamericanos creándose desde entonces un anillo de poder dentro del Pentágono que aboga por un nuevo cambio de doctrina militar, que para hacer efectiva su tesis, asusta al pueblo norteamericano (que en lo más profundo de su ser permanece traumatizado por el estigma del anticomunismo) con la propaganda de una supuesta superioridad militar soviética, que por su lado los propios soviéticos niegan, como se puede apreciar por unas recientes declaraciones que diera Georgy Arbatov, el especialista del Kremlin es asuntos norteamericanos, en un artículo publicado en el periódico Pravda y comentado en el New York Times en su edición del domingo 6 de febrero.

Después de Vietnam no cabe duda de que la situación política internacional ha variado significativamente. Así, por ejemplo, en lugar de existir unas relaciones bipolares entre Estados Unidos y la Unión Soviética, hoy se da en el mundo un tipo de relación multipolar en la cual intervienen como actores decisivos del drama político, además de los Estados Unidos y la Unión Soviética, China, los países capitalistas de Europa Occidental y el Japón.

Parece lógico entonces que habiéndose producido un cambio en el panorama político internacional, se sustituya la doctrina de la “Respuesta Flexible” por otra que se ajuste a los nuevos cambios.

Pero en el fondo de esto, sin embargo, radica una gran contradicción. Porque si bien es cierto que la situación política internacional ha variado, no es menos cierto que los objetivos imperialistas de explotación de las riquezas mundiales han permanecido siendo los mismos.

Y así, como respuesta al cambio mundial, los Estados Unidos han tratado de asegurar su supremacía como potencia nuclear, y esto es lo que explica, hasta cierto punto, las conversaciones con la Unión Soviética sobre limitación de armamentos nucleares (SALT), y también los programas militares de venta de armamentos a los gobiernos títeres del mundo capitalista.

Sí, es cierto; como consecuencia de la guerra de Vietnam los Estados Unidos andan en busca de una nueva doctrina militar y para lograrla han desatado el fantasma de la superioridad militar soviética.

Ahora cabe preguntar: ¿Implica el nuevo cambio un retorno a la doctrina de la “Represalia Masiva” o una modalidad totalmente nueva de la doctrina militar?

Eso será precisamente lo que examinaremos en un próximo trabajo.

Leer más
Cambio de Doctrina

Vanguardia del Pueblo
Marzo 1977

¿Por qué razón la prensa comercial capitalista trae tan continuamente la noticia de que la Unión Soviética ha superado a los Estados Unidos en la producción de armamentos nucleares?

Para responder esa pregunta hay que conocer la situación militar de los Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial porque después de ella los norteamericanos empezaron a concentrarse exclusivamente en la producción de armamentos nucleares.

Ahora bien, ¿Por qué motivo se armaban?

Porque entendían que una alta capacidad de poder nuclear harían tan fuerte a los Estados Unidos en el campo militar que la simple amenaza de su unos disolvería cualquier intento de ataque por parte de los soviéticos, que se convirtieron, según la concepción política y militar de los norteamericanos, en el enemigo fundamental.

Esa concepción militar de producción exclusiva de armamentos nucleares fue la que se conoció con el nombre de “Doctrina de la Represalia Masiva” y que prevaleció durante los gobiernos de Truman y Eisenhower.

Sin embargo resulto que mientras los Estados Unidos se concentraban únicamente en la producción de armamentos nucleares con el objetivo de detener el avance del socialismo, se presentaron acontecimientos históricos donde no era posible hacer uso de esas armas.

El primero de dichos acontecimientos fue la guerra de Corea, que fue una guerra de tipo convencional, es decir, en la cual se utilizaron armas convencionales o comunes.

Además, fue precisamente después de la Segunda Guerra Mundial que empezaron a surgir los movimientos revolucionarios del Tercer Mundo en muchos de cuyos países se manifestaron bajo la forma de guerra de guerrillas, como fue el caso, por ejemplo, de Cuba, Vietnam y varios países africanos.

En estos casos los norteamericanos no podían hacer uso de su poderío nuclear militar a menos que pretendieran desafiar, como nunca antes se había hecho en la historia de la humanidad, la opinión pública mundial.

De manera pues, que no fue sino hasta la llegada al poder de John F. Kennedy, que se trató de cambiar la doctrina militar. Entonces se pasó de doctrina de la “Represalia Masiva”, o como hemos dicho, de la concentración exclusiva en la producción de armamentos nucleares, a todos los ti pos posibles de operaciones militares que fue lo que se bautizó con el nombre de “Doctrina de la Respuesta Flexible”.

En su oportunidad la doctrina de la “Respuesta Flexible” fue puesta en práctica en Vietnam que se tomó como un laboratorio de experimentación. Pero como se sabe Vietnam acabo significando para los Estados Unidos la derrota y la vergüenza.

En consecuencia es lógico razonar en el sentido de que Vietnam marca el punto de partida para un nuevo cambio en la doctrina militar norteamericana y que la aparición continua de la noticia de que la Unión Soviética ha superado a los Estados Unidos en el campo militar, no es más que la propaganda, utilizada como instrumento de miedo contra los propios norteamericanos, que emplean los partidarios del nuevo cambio de la doctrina militar dentro del Pentágono.

Pero a eso es preciso referirse más extensamente y así lo haremos en el próximo artículo.

Leer más
Militantes sin Fronteras

Vanguardia del Pueblo
Febrero del 1977.

“Viví en el monstruo, y le conozco las entrañas: y mi honda es la de David”.

De esa manera escribió José Martí, el Apóstol de la Independencia de Cuba, en memorable carta enviada poco antes de caer en Dos Ríos, a su amigo entrañable el mejicano Manuel Mercado. Con ese pensamiento Martí expresaba su experiencia de lo inhumano del imperialismo y manifestaba como los latinoamericanos debían enfrentarse con esa fiera insaciable.

Así, como José Martí, se sintieron dos compañeros de nuestro Partido de la Liberación Dominicana que actualmente viven en New York, y que han descubierto, por medio de experiencia directa, que el ansia de acumulación de riquezas es el rasgo distinto de la sociedad norteamericana, y palparon las monstruosidades que se cometen para conseguir ese fin.

En dos edificios situados en el 511 y 515 West de la calle 138, en el barrio de Manhattan, donde residen unas 125 o 150 personas, en su mayoría dominicanos y puertorriqueños, se dio inicio en el año 1973, a una huelga motivada por los pésimos servicios que se ofrecían en los edificios y contra los altos pagos en los alquileres.

Cuando los inquilinos se dirigieron a las autoridades correspondientes y presentaron sus quejas contra la persona que hacía las veces de representante del propietario de los edificios, se le prometió ayuda. A tal efecto se nombró a uno de los llamados “líderes de la comunidad” para que les resolviera el problema. El supuesto “líder”, que es un empleado del Estado, bajo la apariencia de que los inquilinos serían los administradores de los edificios, les indico la necesidad de que abrieran una cuenta bancaria a nombre de él y de otros dos que dizque representarían a los inquilinos.

Al principio, los inquilinos hicieron los pagos de los alquileres a nombre de la Asociación de Inquilinos; pero al transcurrir 3 o 5 meses, el llamado “líder de la comunidad”, les dijo que los pagos deberían hacerse, a partir de ese momento, a nombre de la agencia “Yaquez Management Corp”.

Lo que buscaba con esa acción el supuesto “líder de la comunidad” era cumplir con las leyes inexorables del capitalismo: enriquecerse de cualquier modo. Para apoderarse de lo ajeno el “líder” no ahorro esfuerzos, al cabo de cierto tiempo los apartamentos que pagaban 90 dólares fueron aumentados al doble, esto es, a 180 dólares.

Pero no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, dice el refrán popular, y los inquilinos se lanzaron una vez más a la huelga. En esta ocasión fueron más afortunados: a la cabeza de la huelga, dirigiéndola, estaban dos militantes peledeístas.

Estos dos compañeros, luego de hacerse asesorar por técnicos legales, pusieron en evidencia todo el engaño y todo el pillaje de que había hecho víctima el supuesto “líder” a los inquilinos. Desde entonces los compañeros han estado al frente de los edificios resolviendo, efectivamente, todos los problemas que se presentan.

Con su acción, lo que esos compañeros han hecho es cambiar el estado de explotación existente en un sitio determinado, por un orden totalmente nuevo. Eso equivale a decir que esos compañeros han hecho una verdadera revolución, aunque se trata de una revolución miniatura.

Pero todavía hay más, esos compañeros demostraron que un peledeísta es un revolucionario en cualquier parte del mundo. Y por eso cabe decir: El peledeísta es un militante sin fronteras.

Leer más
Perspectivas de un Conflicto

Vanguardia del Pueblo
02 febrero del 1977

Tal como recientemente se explicó a través de VANGUARDIA, para tratar de comprender la situación conflictiva que actualmente prevalece entre Kampuchea y Vietnam hay que deshacerse de la falsa idea de que se trata de una consecuencia del conflicto chino—soviético, o de que es un síntoma equívoco de la crisis por la que supuestamente atraviesa el mundo socialista.

En verdad, el conflicto tiene otros orígenes. Y para apreciarlos hay que escrutar en la historia de las relaciones de ambos pueblos.

Adoptemos esa actitud y veamos las conclusiones que se desprenden:

RAÍCES HISTÓRICAS

A pesar de que diversos grupos étnicos cruzaron a través de varios siglos la región de Indochina en un periodo anterior al nacimiento de Jesucristo, en términos generales la prehistoria de Kampuchea y Vietnam es prácticamente desconocida.

Este Estado se convirtió en el punto de partida para la formación de las sucesivas dinastías que gobernaron lo que después se convertiría en el poderoso Estado Khmer.

A la caída del Estado de Funan en el siglo VI, surgió un nuevo Estado: el Estado de Chenia. Fue precisamente durante el periodo de existencia del Estado de Chenia que la actual Kampuchea empozo a expandirse.

Sin embargo, aproximadamente hacia el siglo IX, el Estado de Chenia se dividió en dos, uno ubicado en la porción norte del reino, bajo el nombre de Chenia de Tierra; y otro en la parte sur, con el nombre de Chenia del Agua.

Pero para los fines de comprensión del actual conflicto entre Vietnam y Kampuchea, que es lo que verdaderamente interesa poner en claro, es más importante conocer la situación del impero Khmer durante el llamado periodo de Angkor, y sobre todo del periodo sub-siguiente, que fue el periodo de hegemonía de Tailandia y Vietnam.

Durante el periodo de Angkor, Kampuchea puso en práctica una política expansionista que llevo a los ejércitos del imperio tanto hacia la porción sur de Tailandia como a las regiones cercanas a los valles del río Mekong, sin que en relación a Vietnam y al vecino Estado de Champa, se realizase incursión alguna.

Resulto, sin embargo, que a la muerte de Suryavarman (y obsérvese que los nombres de los emperadores cambodianos siempre terminan en man), que fue el que llevo los ejércitos del imperio Khmer hasta el sur de Tailandia y las regiones del valle del Mekong, como hemos dicho, le sucedió su hijo, Udayatiyavarman, que continuo la política expansionista de su padre. A su muerte le heredo en el trono su hermano Harshavarman III, bajo cuyo reinado Kampuchea se vio invadida por el ejército anamita, esto es, de Vietnam.

La historia cuenta que a su vez Harshavarman III fue derrocado mediante un golpe que origino continuas luchas; y que al final de esas luchas surgió una de las figuras más extraordinarias en toda la historia de Kampuchea: Suryavarman II.

Fue durante el reinado de Suryavarman II cuando se iniciaron las continuas expediciones contra Vietnam, pues tal como refiere Roger M. Smith, uno de los más destacados estudiosos occidentales de la historia de los pueblos asiáticos, en esta época “el dominio del imperio se extendió por medio de una serie de guerras exitosas contra el Reino de Champa, que controlaba el área ahora conocida como Vietnam del Sur, contra los anamitas y contra los pueblos que vivían tan hacia el occidente como las regiones que se encontraban entre los ríos Salwee y Irrawaddy en Birmania”.

Así pues, tenemos que para el siglo XVII, entre los pueblos de Vietnam y Kampuchea existían conflictos originados en una política de expansión para definir la posesión territorial de ambos pueblos; y a nadie se le ocurrió en el siglo XII, que esa lucha era una consecuencia de un conflicto chino—soviético.

Pero sigamos…

La caída del imperio de Angkor se produjo en el siglo XV como consecuencia de las invasiones de tailandeses sobre el suelo de Kampuchea.

Después de la caída del imperio Angkor, la historia de Kampuchea es la de una lucha permanente de carácter dinástico que adquiere relevante importancia para el entendimiento de los actuales conflictos con Vietnam, en la medida en que se aprecia que para sostenerse en el poder los distintos reyes aceptaron la soberanía tanto de Siam, es decir, de Tailandia, como de Annam, esto, Vietnam.

Para los vietnamitas, durante todo el siglo XVII y buena parte del XVII, el apoyo otorgado a los distintos príncipes para la conquista del trono del Kampuchea significo, básicamente, la posibilidad de establecerse en las tierras de Kampuchea. Hasta tal grado fue eso así, que al final del siglo XVIII toda la Cochinchina, esto es, lo que hoy es la parte sur de Vietnam, cuya capital es ciudad Ho Chi Minh, y que había sido pertenencia de Kampuchea, se encontraba en manos vietnamitas; y hasta el año 1846 incluso toda Kampuchea se encontraba sujeta al control de Vietnam. Asimismo, fue también en esta época que los vietnamitas tomaron control del Delta del Mekong, que es la más fértil región de producción arrocera de Indochina.

Sin la intención de agobiar con una carga excesiva de datos históricos, cabe decir, finalmente, que a partir de 1858 se inicia la ocupación de los franceses en la región, sobre todo, en Vietnam, y luego en 1863 se establece el protectorado sobra Kampuchea; y así mismo, que la frontera de cerca de 750 millas que actualmente separa a Vietnam y Kampuchea fue precisamente establecida durante el periodo de ocupación de las tropas francesas; y como en realidad, el movimiento de resistencia contra las fuerzas de ocupación fue más intenso en Vietnam que en Kampuchea, con el propósito de neutralizar dicho movimiento nacionalista de Vietnam, el trazado de la frontera favoreció mas a Vietnam que a su vecino de occidente, a pesar de que en verdad dicho trazado dejo buena parte de miembros de ambas naciones del lado opuesto de la frontera, esto es, a vietnamitas del lado de Kampuchea y cambodianos al lado de Vietnam.

PERSPECTIVAS

En la conferencia de Ginebra de 1954, entre Vietnam y Kampuchea se suscitaron algunos inconvenientes para definir la situación fronteriza; y en plena guerra contra el imperialismo, el príncipe Norodom Sihanouk expreso cierta preocupación por la presencia de tropas de Vietnam del Norte en territorio cambodiano; y en idéntico sentido se manifestó Lon Nol, respecto de tropas de Vietnam del Sur que se encontraban operando en la región sudeste de la frontera.

Como se ve, en el conflicto entre Vietnam y Kampuchea no han intervenido ninguno de los matices ideológicos que le atribuye la prensa capitalista.

Por el contrario, se trata de un típico problema de carácter histórico por definir una situación fronteriza entre dos pueblos que comparten un mismo escenario geográfico; y como ahora militan en la misma lucha por transformar el destino de sus respectivos pueblos y el de la humanidad entera, nos sentimos confiados en que tendrá una solución satisfactoria, a pesar de las siniestras predicciones y de los negros vaticinios de los imperialistas y sus secuaces.

Leer más
Un premio in-noble

Vanguardia del Pueblo
11 noviembre del 1976

Si el llamado Premio Nobel fue creado para honrar a aquellas personas que de alguna manera han contribuido al desarrollo de la humanidad con aportaciones importantes, ¿Cómo se explica que el Premio Nobel de Economía correspondiente al año de 1976 le fuera otorgado al profesor norteamericano Milton Friedman, jefe de la llamada “escuela económica de Chicago”?

La adjudicación de este premio al jefe de la “escuela de Chicago” es inexplicable, porque el profesor Friedman, lejos de haber hecho alguna aportación importante al desarrollo de la humanidad, lo que ha hecho es despreciar los valores que dan fuerza al espíritu humano.

El profesor Milton Friedman; y lo decimos por si hay alguien que no lo sepa, es nada más y nada menos que el consejero económico de la Junta Militar Chilena; o lo que es lo mismo, el principal responsable de la política de hambre, entreguismo y desempleo que afecta al pueblo chileno.

Así lo han comprendido destacados miembros de la comunidad científica mundial, como por ejemplo los doctores David Baltimore y Salvador Lauria, ganadores del Premio Nobel de Medicina en 1969 y 1976, los cuales hicieron públicas sus críticas contra la decisión de la Real Academia de Ciencias de Suecia, que es la encargada de entregar los premios, con estas palabras:

“En este momento es un insulto para el pueblo de Chile, que esta agobiado por las medidas económicas reaccionarias auspiciadas por el profesor Friedman, y especialmente a los chilenos exiliados como resultado de la política del gobierno militar”.

Y efectivamente, así es.

La decisión de la Real Academia de Ciencias de Suecia de otorgarle el Premio de Economía al profesor norteamericano, autor de “Historia Monetaria de los Estados Unidos: 1867—1960”, constituye un verdadero insulto a pueblo chileno y a todos los pueblos de América Latina que luchan contra la miseria y la opresión.

El profesor Milton Friedman, además de sus condiciones de defensor de las llamadas teorías monetarias, es el autor del conocido tratamiento del “shock” en el campo de la economía. Con el llamado “shock” de Milton Friedman se persigue la disminución de la inflación con medidas que imponen sacrificios y penurias a los sectores que viven en las peores condiciones dentro del mundo capitalista. El “shock” de Friedman equivale a sacarles sangre todos los días a los que se mueren de hambre.

Para aplicar las medidas económicas que propone Friedman es necesario el empleo de la represión política, pues solo así es posible impedir la ola de protestas que salen de las masas explotadas.

Naturalmente, aunque medidas como las que aconseja Friedman fueron las que aplicaron siempre los explotadores, nunca antes se habían presentado con aspecto de teorías científicas, y mucho menos diciendo que para ponerlas en ejecución había que imponer la represión política. Por esta última razón es que Chile ha sido el campo de experimentación de las teorías del profesor Friedman.

Sin embargo, los planes de Friedman han resultado ineficaces para la mortalmente enferma economía chilena, pues a pesar de llevar tres años en el gobierno y disponer de más de, mil millones de dólares que le han sido proporcionados por bancos norteamericanos y organismos internacionales, la Junta Militar no ha podido detener el desempleo ni la inflación.

A pesar de que al probarlas en el realidad chilena sus teorías han fracasado, la Real Academia de Ciencias de Suecia ha creído encontrar en el profesor Milton Friedman a un hombre que le ha dado valiosas aportaciones al desarrollo de la humanidad, y por esa razón el pasado 14 de octubre decidió concederle el Premio Nobel de Economía de 1976, y sin embargo sin justificación alguna dejo desierto el Premio Nobel de la Paz.

¡Que espectáculo más desconcertante para Alfred Nobel, el hombre que instituyo el premio que lleva su nombre, si siguiera viviendo, ver como uno de los Premios Nobel se ha convertido en un premio in-noble!

Leer más
El Candidato

Vanguardia del Pueblo
07 octubre del 1976

No se trata del famoso candidato extrapartidario que tanta guerra ha dado aquí. El candidato a que nos referimos es Gerald Ford, quien el 19 de agosto gano en la Convención Nacional del Partido Republicano de los Estados Unidos la candidatura a presidente.

Debido a esa victoria, Ford, quien llego a la presidencia desde la Vice—presidencia, escogido por un jefe de gobierno que se vio forzado a renunciar en medio de un escándalo de trascendencia mundial, se convirtió en el décimo primer presidente de los Estados Unidos, en lo que va de siglo, que desde su posición de gobernante busca la candidatura presidencial de su partido y la conquista.

Desde el año 1884 ningún presidente norteamericano ha perdido la lucha por obtener la candidatura presidencial del partido al cual pertenece.

Pero ese año de 1884 el presidente Chester A. Arthur, que en el 1881 se había convertido en el cuarto hombre en la historia de su país que había llegado a la Presidencia desde el puesto de vicepresidente, cuando fue asesinado el presidente James Garfield, perdió la candidatura de su partido a presidente. La gano James G. Blaine, quien a su vez fracaso en las elecciones frente al candidato del partido Demócrata, Grover Cleveland.

En cuatro de las cinco veces en toda la historia de los Estados Unidos en que un presidente de la Republica ha buscado la candidatura presidencial para un nuevo periodo y ha fracasado, se ha tratado de presidentes que han llegado a la Casa Blanca, lugar donde pasa a vivir el presidente, desde la Vicepresidencia por muerte de su antecesor.

Los otros tres presidentes, además de Chester A. Arthur, que no pudieron obtener la candidatura a la presidencia de sus respectivos partidos fueron: John Tyler, que gobernó desde 1841 hasta 1845, y fue el primer vicepresidente en la historia norteamericana que paso a presidente de la República, lo que sucedió al morir el presidente William Henry Harrison un mes después de haber llegado a la jefatura de Estado.

Tyler perdió la candidatura de su partido y la gano el senador Henry Clay, quien por su lado perdió las elecciones frente a James Polk.

Millard Fillmore, que llego a la posición de primer mandatario de su país luego de la muerte de su antecesor, el presidente Zachary Taylor, y que gobernó desde 1850 hasta 1853, no pudo obtener la candidatura presidencial de su partido, el partido de los Whigs, una coalición de grupos sin programa definido, el cual presento como candidato en el 1852 al general Winfield Scott, quien perdió las elecciones frente a su rival, el candidato demócrata Franklin Pierce.

Por último, Andrew Johnson, que llego a la presidencia después del asesinato de Abraham Lincoln, de quien era vicepresidente, y que gobernó desde 1865 hasta 1869, perdió la candidatura de su partido, que escogió como candidato al gobernador Horatio Seymour.

Y como había sucedido en los demás casos Seymour a su vez perdió las elecciones frente al general Ulyses Grant, el mismo que por el 1870, durante el cuarto gobierno de Buenaventura Báez, pretendió anexar nuestro país a los Estados Unidos.

En este siglo, el único desafío verdaderamente importante a la nominación de un presidente a la candidatura para un nuevo periodo ocurrió en al año 1912, cuando Teodoro Roosevelt (autor de la truculencia historia que separo de Colombia su provincia de Panamá, para luego construir en ella el Canal), pretendió derrotar al presidente William Howard Taft.

Roosevelt, sin embargo, fracaso en su intento; pero decidió presentarse como candidato de un partido nuevo, el llamado Progresista, provocando con esa división del Partido Republicano, al cual pertenecía el, que quien ganara las elecciones fuera el candidato demócrata “liberal” Woodrow Wilson, que demostró su liberalismo invadiendo y ocupando Haití en el año 1915 y nuestro país en el 1916.

En los Estados Unidos, como en la Republica Dominicana, el presidente de turno es un candidato a seguir en la presidencia de su nación.

Leer más
Angola

Vanguardia del Pueblo
07 de julio del 1976

Hace cinco días los periódicos dominicanos publicaron un cable en el que se decía que el presidente Ford quedo “conmovido” por la noticia de que “el mandatario” (no el presidente como debió decir) de Angola, Dr. Agostinho Neto, pidió que se cumpliera la sentencia de muerte de un norteamericano que fue a Angola a matar angoleños partidarios de la independencia de su país a cambia de que le pagaran dinero, que eso es lo que quiere decir “soldado mercenario”.

¿Quién les pagaba a los soldados mercenarios blancos que estaban en Angola matando angoleños independentistas?

Eso no se ha dicho, pero se sabe que además de las fuerzas independentistas de Angola, organizadas en el Movimiento Popular por la Liberación de Angola (MPLA), que dirige el Dr. Agostinho Neto, medico, poeta y presidente de la Republica Angoleña, hay un llamado Frente de Liberación Nacional de Angola (FNLA) encabezado por Holden Roberto, y una llamada Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA), cuyo principal dirigente es el Dr. Jonás Savimbi; y se sabe que el FNLA y UNITA fueron organizados hace años con apoyo, armas y dinero de los Estados Unidos, así como se sabe que el gobierno del presidente Ford se niega a reconocer al gobierno de Angola y se niega a que este sea aceptado como miembro de las Naciones Unidas.

Angola es un país donde se hablan ocho lenguas, lo que significa que hay por lo menos ocho grupos raciales. Por ejemplo, en la región norte se hallan los bakongos, que formaron una de las primeras organizaciones para luchar por la independencia angoleña. Esa organización se llamó Unión de Poblaciones Angoleñas (UPA), y después, cambio ese nombre por el de Unión de Poblaciones del Norte de Angola, y al unirse con el llamado Gobierno Revolucionario Angolés en el Exilio (GRAE), se integró al Partido Democrático, dirigido por Holden Roberto. De todos esos movimientos salió el Frente Nacional de Liberación de Angola (FNLA).

La formación de FNLA a base de grupos raciales diferentes significa que Holden Roberto tuvo que apoyarse, para formar su movimiento, en uno de los elementos que perpetúan el atraso de la sociedad angoleña; la división del pueblo en grupos raciales o tribus.

Y asimismo ha sucedido con UNITA.

UNITA opera (o tal vez sería mejor decir que operaba) en la región del sur basado en el grupo racial de los tskwe y el de los ovimbunu. Su jefe es (o era) Jonás Savimbi, pero este actuaba como un lugarteniente de Roberto.

La verdad es que en Angola el único movimiento político que puede exhibir un origen auténticamente revolucionario en el MPLA, pues siendo, desde el punto de vista político, el resultado de la unión del Partido de Lucha Unida de Angola, el Movimiento para la Independencia Nacional de Angola, fue el único que actuó con verdaderos principios revolucionarios nacional, al margen de toda política regionalista o tribal.

Por eso el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) fue desde que nació la vanguardia de la lucha contra Portugal y también contra todas las manifestaciones del atraso y el oscurantismo del pueblo angoleño; y en esa tarea estuvo guiando, también desde su nacimiento, por el Dr. Agostinho Neto, un versos desgarradores las penurias y las esperanzas de su pueblo, en un lenguaje que denota al mismo tiempo una rica imaginación y una maravillosa finura poética.

Angola es ya una república libre y soberana, pero sigue siendo atacada por las fuerzas del FNLA y de UNITA, y más por las ultimas que por las primeras, y además estaba siendo atacada por soldados blancos que cobraban por matar angoleños, es decir, por mercenarios, de los cuales cuatro (tres ingleses y un norteamericano de los que estuvo en Vietnam) fueron condenados a muerte.

El FNLA, UNITA y esos mercenarios blancos han tenido apoyo político, y en armas y dinero, de los Estados Unidos, ¿Por qué razón, entonces, el presidente Ford tiene que sentirse conmovido porque uno de ellos sea fusilado? Ese veterano de la guerra de Vietnam fue a Angola a matar angoleños por paga, y en vez de cobrar le toco pagar con su vida.

Leer más
Historial de un Pueblo

Vanguardia del Pueblo
03 marzo del 1976.-

El 11 de noviembre de 1975 es una fecha gloriosa en la historia del pueblo de Angola y en la del Continente de África.

Ese día, cerca de cinco siglos de ininterrumpido tutelaje colonial portugués, se desplomaron de golpe; y ondearon por los cielos de la antigua colonia, con júbilo y festejos, las banderas del progreso y del porvenir: Se proclamaba el nacimiento de la República Popular de Angola.

Desde luego, para poder llegar a ese momento histórico fue determinante una circunstancia: la persistencia y la tenacidad del pueblo angoleño por conquistar su libertad, brutalmente arrebatada,

Porque en Angola la lucha por la libertad se inició desde que comenzó la colonización; es decir, desde que allá, por los lejanos años de 1482, llegaban bajo el mando de Diego Cao los primeros navegantes portugueses, que con el objeto fundamental de comprar esclavos entablaron relaciones comerciales con los príncipes del Reino del Congo.

Como es natural, los portugueses aplicaron desde el primer momento su capacidad para aniquilar cualquiera oposición a sus odiosos planes.

Los portugueses practicaron en el Reino del Congo el deporte beneficioso de la cacería de hombres y lanzaron sobre el país una ola impetuosa de anarquía permanente que destruyo los valores propios de la cultura primitiva de los pueblos que habitaban esa región.

A los que creyeron tener la suerte de escapar a las espantosas cacerías se les vio luego cruzar los mares en buques de velas que los traían a los países de América para que aumentaran las riquezas de los oligarcas esclavistas.

Millones de hombres y mujeres, todos africanos, murieron luchando por no caer en la esclavitud; millones murieron cruzando el mar y porque no pudieron aclimatarse a los países de América. Pero el pueblo africano, y especialmente el de esa región del Congo que después se llamaría Angola, nunca se acobardo; jamás dejo de luchar. Por el contrario, enfrento con heroísmo ejemplar los ataques de sus enemigos portugueses.

Más aun, la lucha que llevo a cabo el pueblo de Angola hizo conmover hasta sus cimientos todo el edificio de la colonización portuguesa con los numerosos levantamientos que llevaron a cabo los angoleños en todos los rincones de su país.

¿Cuáles fueron esos levantamientos, de los cuales los dominicanos no hemos oído hablar?

Fueron los siguientes:

Los de 1668 y 1669 en el Reino del Congo.

Los de 1676, 1688, 1692, 1709, 1733 y 1738 en los estados de Kissama.

Los de 1692, 1766, 1793, 1841, 1843, 1845, 1872, 1906 y 1909 en los pequeños estados llamados de los Dembos.

Los numerosos levantamientos de los estados de la Altiplanicie.

Los de Amboín en los primeros años de este siglo, así como también los que tuvieron lugar en Ambriz, aproximadamente en esos mismos años.

Y con todo su ímpetu y vigor anti—colonial, el levantamiento del pueblo de los Kubal en el desierto de Nozamedes, el cual fue aplastado sangrientamente en el año 1940.

Todos esos levantamientos dan testimonios de la enorme vocación de libertad del pueblo angoleño y de su decisión de luchar por ser libres.

Y si todo eso fuera poco, todavía está fresca la larga lucha por la liberación nacional inicia a partir de 1961, que iba a terminar precisamente con la proclamación de la República Popular de Angola el 11 de noviembre de 1975.

Fue esa larga y última etapa de la lucha anti—colonial donde el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) puso en acción toda su capacidad estratégica y táctica para alcanzar la liberación.

Encabezado por el médico y poeta Agostinho Neto, el MPLA desarrollo un plan político—militar que aplico a las regiones que iba liberando hasta que se logró conquistar la independencia.

En el desarrollo de ese plan el MPLA hallo obstáculos serios, pero supo vencerlos, y hoy la República Popular de Angola es libre y soberana.

Leer más
Los Incapaces

Vanguardia del Pueblo
1—15 de enero de 1976
Página 3.-

El deber fundamental de toda organización revolucionaria es alcanzar el poder para efectuar, desde esa posición, los cambios estructurales que garanticen el avance de la revolución.

¿Pero depende de la voluntad de un partido o de los dirigentes de un partido el alcanzar el poder?

Solo hay una respuesta segura a esa interrogación: No. ¿Por qué?

Porque la lucha por la conquista del poder político es la resultante de una acción histórica determinada. Y ya se sabe que toda acción de la historia es una manifestación de la lucha de clases, la cual se encuentra regida por leyes universales inexorables que existen con independencia de la voluntad de los hombres y las instituciones.

La voluntad por si so la es incapaz de transformar la naturaleza de las cosa; y el confundir e identificar la voluntad con la realidad material es una falsa apreciación de la dialéctica de los fenómenos sociales.

Sin embargo, hay gentes en nuestro país que han sido incapaces de comprender esta simple lección de la historia, naturalmente, eso las ha llevado a errores y fracasos que en su totalidad del proceso revolucionario.

¿Por qué razón esas gentes han sido incapaces de asimilar esa simple lección de la historia? Por dos razones fundamentales:

A) Porque se han dogmatizado en la creencia de la proximidad inmediata de la revolución, lo que es solo un reflejo de esa condición subjetiva que es la voluntad; y

B) Porque no habiendo realizado un estudio sistemático de las ideas del padre del socialismo científico, invierten el sentido de sus conceptos.

Pero ha llegado el momento de tocar y reconocer la campaña de la verdad; aunque esa campaña ha estado sonando desde ese campanario de la Liberación nacional que es el PLD, el Partido que ha demostrado la necesidad de que las fuerzas revolucionarias de nuestro país maduren para objetivizar la lucha y actuar sobre la realidad modificándola.

El mismo Marx fue objeto de ataques violentos en su tiempo, cuando sostenía la posición que sostiene ahora el PLD.

Por ello, en una sesión de la Liga de los Comunistas, antigua Liga de los Justos, el más grande pensador social de la humanidad se pronunció en estos términos:

“La minoría suplanta (o cambia) la posición crítica por la dogmática, la materialista por la idealista. Allí donde nosotros decimos a la clase obrera: “Tienen que pasar quince, veinte y cincuenta años de guerras civiles y luchas de pueblos, no solo para cambiar la realidad sino para cambiar ustedes mismos, capacitándose para el poder”, ustedes responden: “ ¡O subimos inmediatamente al poder o nos echamos a dormir!”. Allí donde nosotros hacemos ver concretamente a los obreros de Alemania el desarrollo insuficiente del proletariado alemán, ustedes los adulan del modo más descarado acariciando el sentimiento nacional y los prejuicios de casa de los artesanos alemanes, lo cual no negamos que les da a ustedes más popularidad. Ustedes hacen con la palabra proletariado lo que los demócratas hacen con la palabra pueblo: la convierten en un santo yeso”.

Sin duda, eso que dijo Marx parece una fotografía de panorama político dominicano, con la diferencia de que en lugar de decir Republica Dominicana Marx dice Alemania; y en vez escribir obreros dominicanos el escribió proletariado alemán.

Es preciso que se deje de pensar que la conquista del poder político depende de la voluntad o del deseo de los líderes o de la masas, pues el identificar la naturaleza de las fuerzas que ponen en movimiento la rueda de la historia con la voluntad particular de unos cuantos hombres, se contribuye a retardar la marcha del proceso revolucionario.

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
197 Artículos
Euclides Gutiérrez
159 Artículos
Leonel Fernández
127 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
185 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos