Documentos

Historia y Características de la Casa Nacional del PLD

Casa Nacional del PLD cumple 104 años

  • 22 septiembre 2014

Para el historiador y miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Euclides Gutiérrez Félix la Casa Nacional de esa organización es un templo sagrado ligado a la historia de éxitos peledeístas y el proyecto de nación que enarboló el profesor Juan Bosch.


Casa Nacional del PLD

Comenzó explicando que esa casa era originalmente propiedad de la Familia Gerardino. El alto dirigente del PLD aclaró que el lugar donde está ubicada la Casa Nacional peledeísta no es Gascue, sino el ensanche Lugo.

El historiador rememora que cuando el profesor Bosch regresó del exilio en 1970 y explicó a la opinión pública que abandonaba el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) porque esta organización había agotado su papel histórico decidió desalojar el local para buscar una nueva sede para el PLD.

“Don Juan nos pidió que buscáramos una casa para mudar el Partido. Teníamos ahí, en la Casa Nacional, más de 300 ejemplares de la revista Política del PRD. Nada más hicimos dos tiradas y nada más. Me quedé viendo las máquinas de escribir, el cuarto de sonido donde se gravaban los programas….”

Añade que él y el fenecido dirigente Norge Botello se montaron en un carro Fiat 124 y salieron a cumplir la encomienda del líder de ubicar un nuevo local para el recién fundado partido morado y la estrella amarilla. “Salimos Botello y yo y pasamos todo el día dando vueltas. Recorrimos Gascue, La Primavera, La Esperilla. Tuvimos hasta las ocho de la noche y no encontramos una casa”, dijo.

Recuerda que luego se fueron a un restaurant y allí decidieron llevar la propuesta a Bosch de que debido a su solvencia moral era preciso que el PLD se quedara con la sede partidaria. “Habíamos llegado a la conclusión de que no iba a aparecer una casa para mudar el partido con la estructura que Bosch estaba anunciando”, explicó.

Piensa que la decisión de quedarse con la casa fue valiente, responsable y brillante de parte del profesor Bosch. “Es admirable porque luego de tener la casa se fundó el PLD. Bosch fundó el PLD a los 64 años y el partido ha gobernado tres veces el país y lo va a seguir gobernando”, sentenció.

Gutiérrez Félix dijo que luego se compró la casa que estaba al lado y la que estaba detrás. Destacó que actualmente se está haciendo una remodelación con un salón que tendrá espacio para 1200 personas. “Le dará categoría al partido, sin quitarles los matices de las características arquitectónicas de la casa que fue el hogar de nosotros desde el primer momento”, indicó.

Recuerda que la casa ha sido el eje central del partido y que allí llegó a funcionar hasta una imprenta y el comité de distribución de Vanguardia del Pueblo.

Dijo que siempre mantuvo la mística de mantener abiertas sus puertas, ya que Bosch decía que el PLD aspiraba a dirigir el Estado y el Estado no duerme, por lo que el Local Nacional del PLD nunca debería cerrar sus puertas.

La Casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana, espacio donde el extinto líder Juan Bosch y compañeros incubaron las primeras ideas de un proyecto de Nación aún conserva su estructura casi intacta

Nacieron dos partidos

“Villa Estela”, como le llamaban al conjunto de tres viviendas con similar arquitectura, fue la cuna del nacimiento de los partidos Revolucionario Dominicano y de la Liberación Dominicana.

Euclides Gutiérrez Félix cuenta que Bosch era celoso con la casa, estaba atento a su cuidado, a cualquier detalle. Solía pararse en el mismo lugar donde hoy se exhibe una estatua en su honor a observar la casa.

El historiador y miembro del Comité Político del PLD fue ayudante personal de Bosch durante 22 años.

Características

Casa Nacional del PLD

Fue construida en el año 1910 su autor fue el arquitecto Antonín Nechodoma, su uso original fue Habitacional (Residencia familiar de Don Federico Geraldino ). El diseño de la arquitectura tiene estilo pradera norteamericano. Su principal elemento es el juego de techos de planchas metálicas organizado mediante pendientes de pocos grados que aportan particularidad.

La casa sigue el patrón predominante de la arquitectura residencial de los suburbios de principios del siglo XX, originalmente la residencia Geraldino estaba distribuida de la siguiente manera: una estructura unitaria sobre un basamento que la eleva del terreno, en sus interiores se concentra en las áreas sociales, las áreas de descanso y los servicios en un esquema de orden secuencial y definido para cada uno de los espacios.

Se destaca la galería perimetral con columnas cilíndricas que bordea la sala y constituye en sí misma un área de esparcimiento familiar. Contigua a la galería se encuentra la marquesina. Como espacio definitivo de los automóviles existía un garaje en el extremo de la propiedad completamente cerrado, junto al cual se encontraba otra estructura destinada a la servidumbre.

La sencillez en la decoración de esta residencia anuncia la llegada del pre-moderno en la arquitectura residencial, desprovista de los excesos y las combinaciones de formas y elementos de diferentes orígenes.