BOSCH: Informa al Comité Central (1)

  • 08 febrero 1978

Vanguardia del Pueblo
Miércoles 8 de febrero de 1978
Página 4.-

El PLD cumplió cuatro años el 15 de diciembre de 1977, pero a la hora de hacer un balance que nos permita ver cómo ha crecido desde su fundación, preferimos llevar ese balance hasta el último día del año, y esperamos que a partir de ahora los informes acerca del progreso cuantitativo del Partido se harán tomando en cuenta no la fecha en que se fundó sino el último día de cada año. Escogemos el 31 de diciembre como límite de cada año para seguir una costumbre que tiene muchos siglos de establecida; y es la de hacer coincidir el corte de tiempo de las actividades humanas con el fin del año astronómico, algo así como si la vieja frase de “Año Nuevo, Vida Nueva” se extendiera a cuanto hacen los hombres y las mujeres en lapsos anuales.

Un buen método para presentar ese balance es hablar, antes que nada, de lo que podríamos llamar la planta física del Partido, y lo haremos valiéndonos de los informes que ha presentado la Secretaría General, elaborados por los Departamentos de Organización, Prensa y Propaganda, Educación y Finanzas, cuyos directores son los compañeros Milagros de Basanta, Franklin Almeyda, José Francisco Zapata y Luis Hernández, respectivamente.

Al 31 de diciembre de 1977 el PLD tenía abiertos 62 locales en los siguientes lugares: En el Distrito Nacional, 16, incluida la Casa Nacional; en el Valle del Cibao, 4 en la ciudad de Santiago y uno en cada uno de los lugares siguientes: La Vega, Bonao, Moca, Licey al Medio, Villa González, Salcedo, Tenares, Cotui; en la Línea Noroeste, uno en Santiago Rodríguez y uno en Villa Vásquez; en el Norte, uno en Puerto Plata; en la Región del Nordeste: 2 en San Francisco de Macorís, uno en Castillo, uno en Villa Riva, uno en Nagua; uno en Hostos y uno en Sánchez; en la Región Sur: San Cristóbal, Haina, Villa Altagracia, Baní, Ocoa, Azua, Amiama Gómez, San Juan, Barahona, Fundación, Jaquimeyes, Vicente Noble, La Descubierta, Villa Jaragua y Pedernales; en el Este: San Pedro de Macorís, Los Llanos, La Romana, Higüey, San Rafael de Yuma, El Seibo, Hato Mayor, Sabana de la Mar, El Valle. A esos 62 hay que sumarles 3 en Nueva York y uno en San Juan de Puerto Rico.

Vehículos: 33, de ellos 4 automóviles, 4 yipis, 3 camionetas y 22 motores.

Equipos de impresión: Una multilit, 2 mimeógrafos Gestetner, 1 picador de stencil electrónico, 1 fotocopiadora 3M.

Equipos proyectores: 4 proyectores de diapositivas.

Cámaras fotográficas y un laboratorio de revelado.

Maquinillas, escritorios, archivos, aires acondicionados, los muebles de todos los locales, que incluyen mesas, asientos, ventiladores, faroles de luz para ser usados en actos y equipos de sonido.

Prensa, Propaganda y Educación

En el informe correspondiente al Departamento de Prensa y Propaganda hallamos que el último número de VANGUARDIA del Pueblo del año 1977 fue el 115, que salió con fecha 28 de diciembre, y de él se distribuyeron 38 mil 968 ejemplares, lo que significó un aumento de más dé la mitad (13 mil 284) sobre el primer número del año, que fue el 65 del 3 de enero, del cual se distribuyeron 25 mil 684 ejemplares.

El total de periódicos distribuidos durante el año pasado fue de 1 millón 635 mil 586. De esa cantidad al Distrito Nacional le tocaron 854 mil 202, esto es, más de la mitad.

El 17 de octubre salió al aire el programa La Voz del PLD y para el 31 de diciembre estaba siendo transmitido por 6 estaciones (Radio Continental, Radio Tamboril, La Voz del Atlántico, HIBI Radio, Radio Mar y Radio Barahona). El programa fue concebido y llevado a cabo desde el primer momento con criterio novedoso, tanto en su fondo como en su forma, y para iniciarlo y mantenerlo conseguimos la cooperación de varias personas con experiencia en ese tipo de trabajo y obtuvimos la colaboración de compañeros y amigos del Partido con los cuales formamos un buen equipo de locutores que en poco tiempo estaban actuando con métodos de profesionales en la materia. Dos semanas después del 31 de diciembre se agregarían 17 estaciones de radio a las 6 que estaban transmitiéndolo.

Con la ayuda eficiente del Departamento de Organización y el trabajo de todos los organismos del Partido, se comenzó en el mes de septiembre y se prosiguió en los de octubre, noviembre y diciembre una campaña de Esfuerzos Concentrados para difundir un volante con la bandera del Partido y otro con información acerca de La Voz del PLD. La Bandera fue impresa en número de 200 mil ejemplares, lo que significó la visita a igual número de casas de familia, y de la propaganda a La Voz del PLD se hicieron 158 mil ejemplares para ser distribuidos en igual número de hogares. Como las visitas hechas a los últimos 158 mil se repitieron en hogares visitados antes para llevar la bandera, podemos estimar que en esos Esfuerzos Concentrados se mantuvo contacto directo con 300 mil personas adultas (a razón de tres por cada dos casas visitadas) y contacto indirecto con otras 200 mil (a razón de una que era miembro de la familia o visitante habitual y no estaba presente cuando esa casa fue visitada).

En materia de propaganda el Partido puso en práctica en el año 1977 un método de hacer contacto directo con la gente del pueblo y mantener después ese contacto a través de los Esfuerzos Concentrados a que nos referimos en el párrafo anterior. El método se creó como resultado de visitas que se hicieron en el mes de julio a Moca y Cayetano Germosén, y fue aplicado en los meses de agosto, septiembre, octubre y noviembre en la Capital, Haina y San Pedro de Macorís. Ese método se elaboró, y se mejoró en la práctica, con el fin de sacar de él la mayor cantidad de ventajas que podía ofrecer una campaña electoral, y se trajeron compañeros de varios lugares para que aprendieran la manera de aplicarlo. Recientemente el PRD ha querido ponerlo en práctica, pero no puede hacerlo con los mismos resultados que nosotros obtenemos porque ellos lo han visto de manera formal, sólo en su apariencia externa, y además de ignorar su fondo, la naturaleza política del PRD impide que pueda aplicarlo en todos sus detalles, y especialmente impide que pueda hacerlo con los beneficios a largo plazo que ese método le rinde al PLD.

En este balance no podrán figurar los datos relativos al Departamento de Educación porque los compañeros que están a su frente no han adoptado un método que les permita concentrar en forma objetiva, estadísticamente, todo lo que hace su Departamento, que no es poco. No llevan un registro numérico de las actividades que realizan los Círculos de Estudios, a pesar de que ésa es su tarea más importante desde el punto de vista político. Saben cuántos folletos se imprimieron, digamos, del No. 1 de la serie Organización y Disciplina, pero no saben cuántos de esos folletos fueron vendidos, y lo mismo podemos decir de los otros materiales, de estudio. Por ejemplo, informan que en el mes de febrero llevaron a cabo unificación de criterios en dos Comités Municipales y uno Intermedio, pero no nos dicen cuántos Círculos de Estudios participaron en esas unificaciones.

Aunque las actividades del Departamento de Educación son muy variadas, porque se ocupa de todo lo que se relaciona con la educación política no sólo de los aspirantes a miembros sino también de los miembros, invitamos a sus componentes a clasificar cada una de esas actividades y a tomar nota de ellas a medida que vayan llevándose a cabo, y hacerlo de tal manera que en cualquier momento puedan sumarse todas las reuniones de evaluación o de unificación de criterios, todas las conferencias ofrecidas por compañeros a cualquier organismo del Partido, la cantidad de tal o cual material de estudio vendido a tal fecha, estado de las finanzas del Departamento, etc.

Finanzas

Ya que hablamos de finanzas debemos recordarles a los compañeros que el PLD es con toda seguridad la única organización política que tiene en su Casa Nacional una oficina de contabilidad en la cual se trabaja ocho horas diarias durante todos los días laborables del año; y además de eso debemos decir que en sus cuatro años de vida el PLD no ha recibido, y naturalmente no la ha pedido, ninguna ayuda económica de ningún partido político o gobierno extranjero. Para los gastos de la campaña electoral, con el apoyo expreso de todos los que estuvieron presentes en el Primer Congreso Elector Nacional, se acordó utilizar los fondos de la pensión presidencial del presidente del Partido, que se hallaban retenidos en la Tesorería de la Nación porque el presidente del Partido no había querido cobrar dinero de esa pensión. Un informe de los depositarios de esos fondos, los compañeros Isabel Roques de Espínola y Manuel Altagracia Cáceres, indica que al 31 de diciembre (1977) se habían depositado en banco 82 mil 536 pesos con 67 centavos. De esa cantidad se habían gastado hasta el 31 de diciembre 15 mil 455 con 70, una parte de ellos en arrendamiento de las estaciones de radio por las cuales se transmite La Voz del PLD y otra en adquisición de vehículos.

En gastos a nivel nacional, incluyendo en ellos la compra de equipos y material gastable, reparaciones de vehículos, seguros y transportes, se usaron 128 mil 231 pesos con 4 centavos, y en los que se le cargan a redacción, distribución e impresión de VANGUARDIA del Pueblo, 71 mil 738, con 47.

Los Comités Intermedios del Distrito Nacional hicieron en el año gastos por 30 mil 565 con 18 y los Comités Municipales los hicieron por 29 mil 366 con 75. Algunos de esos organismos se sobregiraron, es decir, gastaron más de lo que habían recaudado, pero en fin de cuentas los Intermedios del Distrito gastaron en total menos de lo que les entró, aunque la diferencia fue pequeña (de 1,279 con 21); en cambio los de provincias incurrieron en un déficit de 1,099 con 9, que naturalmente pasó a ser cargado en la cuenta de este año 1978. Aclaramos que en el balance que estamos presentando no figuran ni las entradas ni los gastos de Puerto Plata y Bonao, que no habían informado de ellos al Departamento de Finanzas a la fecha en que éste debía pasar al Comité Político el informe correspondiente al año 1977.

En total, la Casa Nacional, 34 Comités Municipales, 15 Comités Intermedios y un Núcleo de Trabajo del Distrito Nacional figuran en el informe del Departamento de Finanzas, y además de ellos en este informe del Comité Político figura también la cuenta de la pensión presidencial.