Bosch: Plan de Campaña

  • 20 julio 1977

Vanguardia del Pueblo
Miércoles 20 de julio de 1977
Página 4.-

Legalmente, la campaña electoral deberá empezar noventa o ciento veinte días antes del 16 de mayo del año que viene, pero como el PLD no va a hacer campaña electoral sino campaña partidista, no estamos obligados a esperar al 16 de enero o al 16 de febrero para comenzar a ejecutar lo que desde ahora debemos bautizar con el nombre de Plan de Campaña del PLD. Así pues, todos los organismos del Partido deben prepararse para las tareas que vamos a poner en ejecución a partir de la última semana de este mes de julio.

Las bases del Plan de Campaña son las siguientes:

a): El Partido debe llegar a cada casa del país para entablar con sus habitantes relaciones políticas;

b): Donde sea posible hacerlo, los candidatos nacionales del Partido (el candidato a la Presidencia de la República y el candidato a la Vicepresidencia) serán los encargados de cumplir lo que manda el párrafo anterior; donde las condiciones materiales y políticas impidan eso, lo harán los compañeros organizados en Comités de Dirección, en Comités de Base o en Círculos de Estudios;

c): La finalidad de la Campaña del PLD no será la búsqueda de votos sino ayudar al desarrollo político del pueblo y localizar en su seno a los hombres y las mujeres que tengan o puedan tener inquietudes políticas y condiciones para ser buenos peledeístas;

d): La campaña debe organizarse y llevarse a cabo en cada lugar con la vista puesta en el desarrollo que su ejecución provocará no sólo en sectores del pueblo sino muy especialmente en los compañeros peledeístas que tomarán parte en ella, que se beneficiarán del principio pedagógico de que enseñando se aprende;

e): Las actividades propias del Partido (como la formación y el desarrollo de Círculos de Estudios y la venta de VANGUARDIA) deberán mantenerse de manera normal, pero otras que pueden ser calificadas de adicionales (como giras y reuniones sociales) deberán suspenderse a menos que puedan integrarse como parte del Plan de Campaña que estamos exponiendo.

Inmediatamente pasaremos a explicar de manera detallada cada uno de esos párrafos, aunque advertimos que algunas de esas explicaciones serán ampliadas por el Departamento de Organización, que tendrá a su cargo la responsabilidad de dirigir la campaña del PLD.

Casa Por Casa

1: Cuando decimos que el Partido deberá llegar a cada casa del país para entablar relaciones políticas con sus habitantes queremos dejar en la mente de los compañeros la idea de que el Partido debe llevar a cada hogar dominicano una explicación precisa de lo que es el PLD y de lo que persigue. Si en una casa hay problemas familiares, miseria, enfermedades, el PLD no puede proponer para esos casos soluciones humanitarias de tipo personal porque nuestro Partido no es una institución de beneficencia pública, no da dinero ni resuelve situaciones de esa índole. Colocado ante circunstancias de ese tipo, lo que tiene que hacer un miembro del PLD es explicar cuáles son las causas políticas de la miseria, de las enfermedades y de todos los problemas que deben ser resueltos por el gobierno a través de los departamentos encargados de hacerlo.

2: Cuando decimos que donde sea posible hacerlo, los candidatos nacionales del Partido serán

los encargados de entablar relaciones políticas con familias del pueblo, lo que estamos diciendo es que el candidato a la Presidencia y el candidato a la Vicepresidencia de la República visitarán los sitios adonde puedan ir dentro de las naturales limitaciones de tiempo y lugar que impone la realidad, pues los meses que faltan para las elecciones de1978 son tan pocos que ni juntos ni separados podrían los candidatos del Partido ir a todos los pueblos y campos del país, y ni siquiera podrían recorrer todas las calles de una ciudad; por ejemplo, las condiciones especiales de barrios como Naco y Gazcue harían inútil él esfuerzo de visitar una de sus calles dado que difícilmente se ve gente en ellas, pero podrían reunirse en una casa con un número dado de personas que fueran convocadas por alguno de los comités del Partido en uno de esos barrios. En los barrios donde sólo hay tránsito de vehículos y no de gentes o donde los dueños de casas están fuera de ellas la mayor parte del tiempo, quienes tendrán que llegar a los hogares serán los compañeros miembros de organismos del Partido que funcionen en esos sitios o en sus vecindades, y lo mismo debemos decir de los campos adonde no es fácil llegar.

Aclaraciones y Evaluaciones

3: ¿Cómo se pondrá en ejecución lo que hemos dicho en el punto c); esto es, que no vamos a hacer una campaña en busca de votos sino para ayudar al desarrollo político del pueblo? Pues explicándole al pueblo muy detalladamente todos los aspectos de cuantos hechos tengan carácter político. Por ejemplo, en el país hay no menos de medio millón de adultos que a esta altura no tiene la menor idea de que nosotros salimos del PRD el 18 de noviembre del 973, hace tres años y ocho meses, e ignorar eso es una señal de mucho atraso político porque todos los dominicanos deberían hallarse al tanto de cuanto tenga que ver con los partidos que funcionan en este país. El que piense que ese medio millón de dominicanos adultos que no está enterado todavía de nuestra salida del PRD se halla compuesto de hombres y mujeres que viven en lugares remotos se equivoca completamente, puesto que en las ciudades más importantes, incluyendo la Capital y Santiago, debe haber más de una quinta parte de ese medio millón, esto es, unos cien mil; así pues, la explicación de las diferencias que hay entre el PLD y el PRD tiene que ser hecha casa por casa en todos los barrios populares de todas las ciudades y pueblos, y naturalmente, en todos los campos aunque estén cerca de ciudades importantes. Esa explicación debe ser lo primero que se haga al llegar a una casa, y debe hacerse aclarando punto por punto que el color del PLD es morado y no blanco, que su símbolo es la estrella amarilla y no el jacho, que sus candidatos son Fulano y Zutano y no otros, y que nosotros dejamos el PRD porque fuimos traicionados por Peña Gómez y sus compartes.

4: Cuando decimos que hay que ver la campaña con la vista puesta en el desarrollo que su ejecución provocará entre los compañeros pele- deístas queremos decir que deberán hacerse formularios de evaluación para que el Partido pueda hacerse cargo de hasta qué punto la actividad en el seno del pueblo favorece o impulsa el progreso político de los compañeros que hayan trabajado en la campaña. En ese formulario de evaluación debe haber un lugar para las observaciones que puedan hacer los compañeros, ya que esas observaciones pueden ser un indicio elocuente de la capacidad y del desarrollo político de los que las hayan hecho.

Yunta de Pueblo y Militantes

5: En cuanto a la venta de VANGUARDIA, estudiando ese aspecto de las tareas normales del Partido, se acordó fijarle a cada Círculo de Estudios una meta fácil de cumplir, que no reclame muchas energías y que sin embargo facilite el cumplimiento de la que se fijó para el 17 de mayo de 1978, que como saben todos los miembros del Partido y los compañeros circulistas es de 50 mil ejemplares vendidos semanalmente. La dirección del Partido cree que esa meta se cumplirá si cada Círculo de Estudios aumenta los periódicos que vende en un ejemplar por semana, y esto puede conseguirse si los circulistas eligen entre los miembros de su Círculo al primero que deberá aumentar su venta en un ejemplar, al que deberá hacerlo en la semana siguiente y a los que deberán hacerlo en la tercera, en la cuarta y en la quinta semana. Poniendo en práctica ese método, cada circulista tendrá que aumentar la venta sólo en un ejemplar cada seis semanas a partir de la primera semana de agosto de este año y hasta la segunda de mayo de 1978; y decimos seis porque a cada uno le tocará repetir el aumento después que se hayan cumplido cinco semanas de haberse hecho el primero, pero debe entenderse que la tarea de dar con un nuevo comprador deberá hacerse en cinco semanas porque al cumplirse la sexta deberá entregársele el periódico a ese nuevo lector.

Una tarea muy importante para el Partido en esta etapa es la formación de Comités Patrióticos y Populares y de Comités de Amigos del Partido. Como habrá que intensificar los Esfuerzos Concentrados a fin de que cada Comité de Dirección (Municipales, Intermedios, Seccionales y Núcleos de Trabajo) pueda peinar su territorio, de ser posible varias veces entre agosto de este año y el 14 de mayo de 1978, los Comités de Base y los Círculos de Estudios tendrán mucho trabajo y una parte del que tienen que hacer los Círculos deberá ser realizada por los Comités Patrióticos y Populares y los Comités de Amigos del Partido, de manera que habrá que dedicarle atención especial a la formación de esos tipos de organismos del pueblo. Los primeros pueden formarse, como lo ha demostrado la experiencia, lo mismo en los barrios de las ciudades que en los campos, pero es posible que resulte más fácil organizar los segundos en los campos siempre que sus miembros sean escogidos con acierto en determinadas capas de la población campesina y no al tuntún. En los dos casos (Comités de Amigos y Comités Patrióticos y Populares) la vida misma de esos organismos depende de la capacidad y la pasión política de sus secretarios generales.

Para cumplir el Plan de Campaña del PLD el Partido dotará a sus mujeres y sus hombres del material necesario; por ejemplo, se hará una edición especial de VANGUARDIA que será de 600 mil ejemplares, pero que podrá llegar al millón, para que sea distribuida, sin costo alguno para el pueblo, en ocho meses; y para abrirles el camino a nuestros compañeros se hará publicidad de radio que cubrirá el país todas las horas del día y a lo largo de varios meses.

Para llevar adelante el Plan de Campaña del PLD contamos con la ayuda del pueblo y con la acción de los militantes peledeístas, y nada ni nadie nos detendrá, porque nada ni nadie puede detener esa yunta de pueblo y militantes.