Del partido

Franklin Almeyda atribuye desgastes y fricciones de partidos en Latinoamérica a debilidades de la economía

Verse en el espejo de América Latina

Franklin Almeyda, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), recurriendo a una expresión muy usada por el líder histórico de esa organización, Profesor Juan Bosch, “Cuando la economía anda mal, anda mal la política” dio una explicación a la situación de debilitamiento en los partidos y coaliciones partidarias de orientación progresista en Latinoamérica.

“La crisis económica mundial ha afectado a América Latina. La variación en el modelo económico chino también”, explicó el político y académico respondiendo la interrogante de sus entrevistadores Lincy kasajara y Alexander Pérez.

En ese orden recordó que el pasado año América Latina en lugar de crecer en términos económicos, decreció, exceptuando solo cuatro naciones en las que se incluye a República Dominicana.

Explicó entonces que se tenía expectativas de que en el año en curso la situación cambiaria, más sin embargo, se mantuvo sin variación con relación al año anterior.

“Si en la casa no se cuenta con dinero para comprar la comida, cualquier pedazo de pan que entre puede crear problema entre sus miembros”, declaró Almeyda a modo de ejemplo gráfico, tal y como se reseña en un despacho de la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

En sentido general teniendo la premisa económica, Franklin Almeyda dio explicación a la disgregación de las fuerzas progresistas en Chile, los conflictos del Partido de gobierno en Ecuador y la situación de Honduras en donde se le ha puesto trabas a la celebración de la Asamblea de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y El Caribe (COPPPAL), según lo denunció el Presidente de esa coalición partidaria, Manolo Pichardo.

Llamó la atención de que aún no ha escuchado un solo pronunciamiento del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la situación de Honduras, a pesar de que a diario aborda el caso venezolano.

Sobre Chile destacó la alta votación alcanzada por el Frente Amplio con Beatriz Sánchez, definiéndola como una fuerza de la izquierda chilena que ha surgido con bastante fortaleza hasta el extremo de determinar quién ganará la segunda vuelta programada para diciembre próximo.

“Eso no es más que la expresión de una alianza política que se desgastó en el poder”, dijo Almeyda explicando los resultados electorales de Chile la pasada semana.

Aprovechó el caso chileno para recordar que el PLD es en realidad una alianza partidaria, que pudo alcanzar la dirección del gobierno al pactar con una significativa cantidad de partidos minoritarios.

“Sin los pequeños porcentajes de los aliados no hubiese sido posible lo triunfos del PLD con más de un cincuenta por ciento”, comentó.

Cerró su exposición sobre política internacional invitando a sus compañeros de organización a mirar y observar lo que se está viviendo en la América Latina de hoy.

“En América Latina se está dando un fenómeno interesante que debemos dar seguimiento cercano , empezando por Republica Dominicana”, concluyó.