EL PLD

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) es una organización política integrada por hombres y mujeres de vocación patriótica, que lucha por la libertad, el progreso y el bienestar de los dominicanos y los demás pueblos del mundo, privilegiando su acción política a favor de los grupos más desposeídos y vulnerables de la sociedad.

Es un partido progresista comprometido históricamente con la lucha por lograr una patria solidaria, libre y soberana, en la cual impere la justicia social, el respeto a la dignidad humana y la paz. La organización promueve una vocación de servicio al país, una conducta ética en la política y lucha contra las desigualdades sociales, contra todas las formas de discriminación, sea de naturaleza social, religiosa, racial, de género o política y por una sociedad auténticamente democrática y civilizada.

Se identifica con la profundización de la democracia, con sus valores universales, expresados de una manera clara en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y en sus Pactos Complementarios. La democracia constituye el único medio legítimo para resolver los problemas de nuestro pueblo y es también la principal manera de decidir el rumbo de la vida nacional. En ese tenor, el PLD es una organización identificada con el funcionamiento del Estado de Derecho, con el respeto a todos los derechos que hoy son considerados esenciales para el desarrollo de las personas, con la profundización y el pleno ejercicio de las libertades, el desarrollo de una cultura solidaria y la creación de mecanismos institucionales que hagan posible la realización individual y colectiva, espiritual y material del pueblo dominicano. Por lo tanto, es una tarea fundamental del Partido luchar por la consolidación de las instituciones y los valores democráticos, respetando la voluntad expresa de los electores en las consultas cívicas, el equilibrio y la cooperación entre los poderes públicos y una relación armónica entre los poderes públicos y la ciudadanía.

portada_pld

Democrático en su concepción de la sociedad y entiende la democracia como sinónimo de libertades, participación, solidaridad e igualdad.

En términos personales, sus militantes conciben la política orientada al servicio público que busca el bien común y actúan apegados a las leyes y a las normas éticas, evitando las prácticas clientelistas e irresponsables. La conducta de los peledeístas se fundamenta en decir la verdad al pueblo y en actuar con honestidad y transparencia, ejerciendo sus funciones con responsabilidad y eficiencia.
La conducta pública de los peledeístas siempre debe ser constructiva, propositiva, de cooperación y de fomento al diálogo y a la concertación. La cultura del diálogo y la negociación debe estar presente siempre en las actividades internas del partido, así como también en su participación en cualquier foro nacional, local o sectorial.

Todo militante, dirigente o funcionario público, electo o nombrado, de nuestro partido debe ser un opositor consciente a todo acto de represión, corrupción, nepotismo o de violación de la libertad, la dignidad y los derechos humanos.

El PLD se identifica con los siguientes valores: participación, transparencia, apertura al cambio y a la renovación, cooperación, solidaridad, dignidad, libertad, equidad, igualdad, desarrollo sustentable (armonía entre el hombre y la sociedad), tolerancia, pluralismo, responsabilidad, respeto a la libertad de conciencia, garantía de los derechos de cuidadanía, derecho a la justicia.

La lucha de los peledeístas se fundamenta en la aspiración suprema de lograr la libertad y la igualdad de oportunidades de todos los seres humanos, razón por la cual luchamos contra toda forma de degradación humana.

Aspira y trabaja por un Estado cimentado sobre la base de políticas públicas que aseguren la consecución de la cohesión social del país y el apoyo a los sectores productivos nacionales para mejorar su capacidad competitiva. Nuestro partido considera que la primera concreción en la lucha por lograr la cohesión social es la erradicación de la pobreza en sus distintas formas, apostando por un Estado que procure un vigoroso crecimiento de la economía combinado con una distribución adecuada de sus frutos. Se trata de una estrategia de crecimiento con equidad. En definitiva, nos identificamos con un Estado que sea promotor del desarrollo y regulador del mercado. Postulamos una nueva relación de equilibrio entre el Estado y el mercado en la cual ambos no sean excluyentes sino complementarios en la finalidad del servir al bienestar social.

Se identifica, por lo tanto, con la construcción de un Estado fuerte en términos de su capacidad recaudadora y su legitimidad. El sistema tributario debe ser uno de los pilares fundamentales de la fortaleza del Estado.

En la lucha por el ejercicio pleno de todos los derechos sociales del pueblo dominicano, el PLD busca asegurar el acceso, sin restricciones o discriminaciones, a la salud, la educación, la vivienda y la recreación como vías para concretizar los principios de justicia social y equidad para todos los dominicanos. De igual manera, es un defensor del derecho de los dominicanos a un empleo digno y estable y a una justa remuneración por el trabajo.

Considera también, como un elemento esencial de su accionar político, la protección de los recursos naturales y el medio ambiente y por lo tanto manifiesta su compromiso con una política ambiental que impida la explotación irracional de dichos recursos.

Procura la construcción de un Estado que permita una transferencia de responsabilidades y facultades a los municipios y provincias en un proceso gradual y sostenido de descentralización que reduzca el poder del Ejecutivo. Nos identificamos con el fortalecimiento de la capacidad de gestión de los municipios, así como con el involucramiento de las organizaciones cívicas y comunitarias en el proceso de planificación e implementación en las decisiones que afectan sus territorios.

Como organización comprometida con el desarrollo institucional del país, promueve el mejoramiento del sistema político electoral, mediante cambios en el régimen de representación, participación y organización política de los ciudadanos en el sistema democrático. En este sentido apoya activamente la aprobación de medidas legislativas relativas a partidos y agrupaciones políticas que propicien una mayor democratización de estas entidades y mayor transparencia en sus ejecutorias, de cara a la ciudadanía. Los partidos políticos deben establecer programas de formación especializada en la organización, administración y gestión de los poderes públicos con miras a lograr un mejor desempeño de sus miembros en el ejercicio de sus funciones públicas. Además, el PLD sigue promoviendo la consolidación e independencia de la Junta Central Electoral para garantizar la credibilidad y normalidad en los procesos electorales.

Es un partido con una concepción internacionalista y humanista, con una vocación por la paz entre los pueblos y las naciones, comprometido con la lucha por un orden internacional más justo y la democratización de las relaciones internacionales, por el respeto a los derechos humanos en el mundo entero y convencido de que la solidaridad y la unidad latinoamericana es la única vía que nuestros países tienen a su disposición para avanzar en el nuevo contexto internacional superando la marginalidad y la subordinación en que hemos vivido. Reconoce que la humanidad vive un cambio de época debido, entre otras causas, a la nueva revolución científico tecnológica, que incide en todas las actividades humanas y cuya manifestación más evidente es el impacto del proceso de globalización de la economía y de las finanzas. El mundo se encamina hacia una sociedad caracterizada por el dominio del conocimiento.

Esta nueva realidad presenta oportunidades que los países deben aprovechar. El acceso a las nuevas tecnologías así como el gran desarrollo de las comunicaciones ofrecen medios importantes para apuntalar el desarrollo social, cualificando nuestros recursos humanos y por lo tanto mejorando nuestra capacidad para competir. La globalización trae consigo también amenazas que deben ser enfrentadas con programas bien estructurados que apoyen los sectores más vulnerables para garantizar el desarrollo integral y armónico.

Para los peledeístas, la globalización debe ser asumida como un reto. Creemos en la necesidad de dar a la economía global una gobernabilidad que la humanice, por tanto nos sentimos identificados con todos los esfuerzos a favor de una nueva integración en América Latina.

Partido de la Liberación Dominicana

"Servir al partido para servir al pueblo"