Especiales

Programas de Gobierno del PLD

  • 15 septiembre 2014

El Partido de la Liberación Dominicana ha sido la organización política más coherente y transparente en la historia republicana de nuestro país. En cada proceso electoral ha socializado con la población cuáles son los planteamientos que presenta en cada área de acción del gobierno.

Temas como la educación, la energía, la salud, la institucionalidad forman parte de los programas de gobierno presentados al electorado nacional en cada una de las elecciones en que ha participado el PLD. Sobre todo presentamos los programas de gobierno presentados por el PLD en aquellas elecciones que ha resultado ganador para que se pueda comparar qué dijo y qué hizo desde el gobierno.

Para el periodo 1996/2000 desarrolló un concepto de campaña que invitaba al pueblo a transitar un nuevo camino de bienestar. Fue en este periodo que se inició una revolución tecnológica en el país, sobre todo en la educación cuando se instalaron en las escuelas los laboratorios de informática y los rincones tecnológicos. Las prioridades eran la educación, la salud, la producción y la inclusión de todos los segmentos poblacionales en el ejercicio de gobierno. Planteaba consultar en cada acontecimiento importante a la población y desarrolló dos diálogos nacionales, con la participación de todas las organizaciones de base de nuestra sociedad.

Para las elecciones del año 2004 el PLD planteó al país recuperar la confianza perdida con una serie de medidas que estabilizarían la tasa de cambio de nuestra moneda, el control de la inflación, la generación de puestos de trabajos y el desarrollo de la educación a todos los niveles.

Su slogan principal para las elecciones del año 2004 fue Vuelve el Progreso, reivindicaba las políticas implementadas en el periodo de 1996/2000. Promovía el Progreso Económico, La Democracia Real y la Equidad Social.

Otro tema desarrollado en ese programa de gobierno fue la constitución nacional. Lo planteaba como una prioridad para adaptar y ajustar nuestro país a los cambios que se daban en el mundo y que provocarían una revolución institucional. Se planteaba reformas en todas las áreas, desde la presidencia de la república hasta todo lo relacionado al sector municipal, incluyendo al sector privado y la sociedad civil.

Las relaciones con el mundo fue otra de las propuestas hechas por el PLD en su programa de gobierno para las elecciones del año 2004. Siendo Haití nuestro mas cercano vecino se planteaba un acercamiento para desarrollar relaciones mas armoniosas y establecer intercambios comerciales; fortalecer las relaciones y los intercambios con los Estados Unidos de Norteamerica. Desde que el PLD asumió la presidencia en 16 de agosto del 2004 inició un plan de contactos con naciones y organismos internacionales.

La energía eléctrica fue otro de los temas planteados en el programa de gobierno del 2004. El proceso de capitalización de la empresa pública iniciado en el primer periodo de gobierno ocupaba un lugar de importancia por los problemas que la falta de energía provocaba al aparto productivo nacional.

En fin, se planteaba todo lo que se hizo en el ejercicio de gobierno que podemos comparar hoy, muchos años después.

Por la crisis económica que sacudía al mundo obligaba a plantear mecanismos que nos ayudaran a sobrevivir como nación. Para el año 2008 el PLD en su programa de gobierno invitaba a todo el país a establecer un pacto social para desarrollar una economía dinámica y competitiva que nos permita la sostenibilidad ambiental y poner el estado al servicio de la ciudadanía, además de una política exterior responsable.

En estos temas se puede simplificar todo el anhelo del PLD para, entre todos, enfrentar la situación que vivía el mundo.

En el año 2012, el PLD como siempre lo ha hecho, presentó una plan a ejecutar desde el gobierno. Esta es la introducción de ese programa de gobierno que presentamos a todos los lectores:

Querido pueblo dominicano:

Nuestro país enfrenta grandes retos y oportunidades en este 2012. Vivimos momentos de incertidumbre y cambio en todo el mundo, que nos obligan a reflexionar y a estar preparados para tomar las mejores decisiones. No hay tiempo para la improvisación no para el desorden porque el tren del progreso ya esta en marcha y no podernos dejarlo ir.

Nuestro país ha conquistado, sin duda, grandes avances en los últimos años pero aún son muchas las dificultades que debemos vencer.

Es momento, por tanto, de renovar la política dominicana y de establecer nuevas prioridades.

Por es, el documento que les presento no es solo un Programa de Gobierno, es un compromiso firme con la República Dominicana y con su pueblo.

Voy a poner a las grandes mayorías populares de la República Dominicana en el centro de todas las políticas: especialmente de las políticas económicas y sociales: porque creo firmemente que la economía debe existir para las personas y no las personas para la economía.

Estoy convencido de que incorporar a los más débiles y a los más necesitados a la economía y a las políticas públicas no es sólo algo moralmente correcto. Es, también, políticamente indispensable y económicamente acertado.

En los últimos años, los países que crecieron de forma más rápida, justa y equilibrada fueron aquellos que probaron que la mejor política de desarrollo es el combate frontal contra la pobreza. Por eso, mi principal prioridad será, por un lado, disminuir considerablemente la pobreza absoluta en nuestro país; y por otro disminuir la gran desigualdad social que todavía existe en nuestra República Dominicana.

Y eso comienza con un firme compromiso con el trabajo y con la dignidad del trabajador y la trabajadora dominicanos. Me propongo hacer del trabajo digno el eje de los programas sociales. Daremos prioridad a la protección social de los mas vulnerables y pondremos en el centro de los esfuerzos del Gobierno y de la sociedad la protección de la maternidad, de la infancia, de la juventud y de los envejecientes.

El Estado propiciará, junto a las madres y los padres de familia: la solidaridad, la unidad, la integración familiar y la responsabilidad cívica y ciudadana. Dedicaré mis mejores esfuerzos para contribuir, desde el Gobierno, junto a todos los dominicanos y dominicanas de buena voluntad, a construir una sociedad basada en valores.

Ampliaremos la clase media mediante la reducción de la pobreza y defenderemos la calidad de vida y el acceso a servicios básicos de calidad para todas las familias. Eso significa más seguridad ciudadana, mejor salud y educación de calidad en todos los niveles. Significa acabar con la corrupción y la impunidad Significa ser verdaderamente un presidente de todos los dominicanos y dominicanas, y muy especialmente, un fiel y sincero demócrata.

Este es por tanto mi compromiso con la democracia, mi compromiso con la libertad, mi compromiso con el empleo, mi compromiso con el desarrollo, mi compromiso con la justicia social; pero sobre todo y muy especialmente, es mi compromiso con las personas, con los hombres y mujeres de mi país que trabajan, luchan y creen en la República Dominicana.

Programas de Gobierno:

Programa de Gobierno 2000-2004
Programa de Gobierno 2004-2008
Programa de Gobierno 2008-2012
Programa de Gobierno 2012-2016
Programa de Gobierno 2016-2020