Blogs

últimos blogs

En Argelia, el caso de Bouteflika

A sus 82 años, se traslada frágil en silla de ruedas. Durante siete años no ha pronunciado discurso alguno dirigiéndose al país. No ha hecho ninguna aparición pública y su “presencia” en las actividades oficiales se hace a través de una foto. Tiene dificultades respiratorias, la mirada perdida y su voz se siente ahogada en un susurro incomprensible.

Se trata de Abdelaziz Bouteflika, presidente durante 20 años consecutivos, desde el 1999, de la República de Argelia, la nación, en términos territoriales, más grande de África.

El pasado 10 de febrero, mediante una carta dirigida a las autoridades electorales, a modo de plan de gobierno, presentó documentos para formalizar su quinta candidatura presidencial para las elecciones a celebrarse el 18 de abril de este año.

En esa carta expresó: “No tengo las mismas fuerzas físicas que antes, cosa que nunca he ocultado a nuestro pueblo, pero jamás me ha faltado la voluntad inalterable de servir a nuestra patria”.

A eso añadió, de manera sorprendente, que en caso de ser reelegido, se comprometía a abandonar el poder rápidamente.

Esas promesas, sin embargo, no fueron creídas. Ya habían sido escuchadas antes por el pueblo argelino. En el 2008, Bouteflika, al término de su segundo mandato, modificó la Constitución de Argelia a los fines de habilitar la reelección de forma indefinida.

En el 2011, en pleno apogeo de la Primavera Árabe, que hizo sucumbir a varios regímenes de la región, el presidente argelino prometió una nueva reforma constitucional que se proponía volver a la situación anterior, limitando el número de mandatos a dos. Ese compromiso, sin embargo, no se materializó sino hasta el 2016, cuando iniciaba su cuarto periodo de gobierno.

A diferencia de ocasiones anteriores, la decisión de Abdelaziz Bouteflika de presentarse como candidato para un quinto mandato consecutivo, provocó una oleada de protestas que inundó las calles de diversas ciudades de Argelia, hasta el punto de hacer tambalear al gobierno.

Ascenso de Bouteflika

Bouteflika llegó al poder luego de una sangrienta guerra civil en Argelia, que surgió en 1991, cuando el gobierno del Frente de Liberación Nacional (FLN) suprimió los resultados de las elecciones ganadas por el Frente Islámico de Salvación.

Los muertos ocasionados por esa guerra civil fueron numerosos. Se calculan en más de 200 mil personas. En definitiva, un episodio sangriento que dejó profundas huellas y polarizó a la sociedad argelina.

La derrota electoral experimentada en los comicios de 1991, fue la única vez en que la hegemonía política del FLN, la organización que dirigió la lucha por la independencia de Argelia contra el poder colonial francés, luego de la Segunda Guerra Mundial, se vio alterada.

En medio de las convulsiones y conflictos que estremecían a la sociedad argelina de aquella época, Abdelaziz Bouteflika, el benjamín de los líderes históricos de las luchas independentistas del país ubicado en el Norte de Africa, junto a Ahmed Ben Bella y Hoari Boumediene, llegó al poder en los comicios celebrados en 1999, luego 20 años en el exilio.

Su triunfo fue impactante. Concitó más del 74% de los votos, algo inusitado en la historia electoral de su país.

Durante su primera gestión de gobierno se firmaron acuerdos de paz y se concedió amnistía a las personas que participaron en la guerra civil. Igualmente, se consolidó la noción de Argelia como un Estado de lengua árabe, religión islámica y gobierno progresista.

En el 2004, Bouteflika obtuvo otra victoria contundente. Alcanzó el 85% de los votos, a pesar de que se presentaron informes sobre irregularidades en el proceso electoral.

Era la época en que se iniciaba el incremento del precio de los combustibles, lo que contribuyó al crecimiento de la economía argelina; y por lo tanto, a la consolidación política del antiguo dirigente del FLN.

A pesar de que las circunstancias le resultaban favorables, no era posible, sin embargo, un tercer periodo gubernamental. No obstante, Bouteflika, apoyándose en la mayoría con la que contaba en el parlamento, procedió en el 2008 a una reforma de la Constitución que eliminó la prohibición para su nueva repostulación.

Auge y caída

En las elecciones de 2009, volvió a ganar. Esta vez, en forma astronómica, con el 90.2% de los votos. Sin embargo, con un nivel histórico de abstención, del 75%, lo que era un reflejo del descontento de la población con lo que ya empezaba a percibirse como un intento por eternizarse en el poder.

En el 2005, Bouteflika había sido trasladado a un hospital en Francia para ser intervenido de una úlcera sangrante. Ocho años después, en el 2013, sufrió un accidente cerebrovascular; y en el 2016 se sometió a un examen invasivo del colon.

Debido al derrame cerebral, sus funciones neurológicas se degradaron. Eso limitó su capacidad para impedir la ingestión de alimentos o líquidos en los pulmones. Está afectado de afasia, lo que implica una pérdida parcial del lenguaje. Apenas se le entiende: prácticamente hay que leer sus labios.

Ante el deterioro evidente de su salud, en diversos sectores de la sociedad argelina se cuestiona su capacidad para seguir gobernando. Circulan rumores de que detrás de su frágil figura, son otros los que realmente toman las decisiones sobre el destino del país.

El anuncio de la repostulación de Bouteflika para un quinto mandato consecutivo provocó cólera e indignación en diversos sectores de la vida nacional, sobre todo porque coincidió con un nuevo internamiento suyo en un hospital de Ginebra, Suiza.

Las protestas, convocadas a través de las redes sociales, se multiplicaron. Oleadas de multitudes se dieron cita cada semana, pasando a tener el control de las calles. La estructura tradicional de poder se vio sacudida.

Al final, en razón del poder del pueblo expresado en las imponentes manifestaciones en contra de una nueva reelección de Bouteflika; del impacto de la opinión pública; de la presión de la sociedad civil; y de la acción ejemplar de la juventud, el anciano presidente, considerado por los médicos de estar en “riesgo vital permanente”, tuvo que enviar, desde su lecho de paciente, una carta, dirigida al país, en la que declinaba de sus nuevas aspiraciones continuistas.

Fue una grave derrota para un líder político que había acumulado incuestionables méritos en las luchas históricas de su patria por alcanzar la independencia, la paz y la prosperidad.

Pero fue, al mismo tiempo, una gran victoria para el pueblo argelino, el cual, por medio de su tenaz determinación e inquebrantable decisión de lucha, demostró el carácter invencible de los pueblos cuando éstos se enfrentan a la obstinada insensatez de sus gobernantes.

Leer más
¿Se puede votar dos veces en primarias?

Los controles electrónicos podrían no ser suficientes para impedir que, en las primarias simultáneas a ser celebradas el primer domingo de octubre, se vote dos veces.

Aceptar que los afiliados de un partido que escogió primarias cerradas puedan votar, además de por su partido, en las primarias abiertas porque son con el padrón universal, se estaría autorizando la doble votación. En todo caso, se debe precisar que se vota una vez, o en las abiertas o en las cerradas; la simultaneidad de las primarias, es para evitar doble votación.

La JCE debe garantizar una sola votación, si dispone de los controles electrónicos, avalados por reglamentaciones.

Se sabe que el PRM ha optado por primarias cerradas, la escogió así para que sólo sus afiliados decidan sus candidaturas, por lo que habría de preguntarse si estarían de acuerdo con que esos controles no se apliquen para sus afiliados y puedan votar libremente, en la abierta o en la cerrada. Vale preguntarse ¿para qué van con padrón cerrado, si la JCE se lo abre?

A las organizaciones políticas que van con padrón abierto poco les importaría que todos los electores voten en sus primarias abiertas, siempre que se garantice que no habrá doble votación; es decir, que los afiliados del PRM no voten en las abiertas si antes lo han hecho por el PRM (quien escogió padrón cerrado).

Luego, poco importa, para el partido que va con padrón abierto, de que todos los electores del padrón universal puedan votar en sus primarias si se garantiza que no habrá doble votación; es decir, que no hayan votado o no lo puedan hacer por el partido que va con padrón cerrado. Lo único que le puede importar es que no haya doble votación por un mismo elector.

Es obvio que la JCE, si garantiza el sufragio una sola vez no hay mayores dificultades. No es garantía que la norma sea una declaración del Presidente de la JCE y menos descalificando diciendo que “es una fantasía” la doble votación. Debe cerrar esa posibilidad con una norma jurídica dicha en un reglamento, asegurándolo por medios electrónicos.

Aunque el tema se complica con el resto de los partidos que escogieron otras modalidades para seleccionar sus candidatos. La Ley de Partidos las enumera con asambleas de delegados, convenciones, etc.; éstos partidos aplicarán la modalidad escogida “a más tardar” el último domingo de octubre.

Como se sabe, los partidos que escogieron primarias abiertas y cerradas simultáneas, las celebran por disposición de la Ley a más tardar el primer domingo de octubre y el resto, los que escogieron otras modalidades, a más tardar el último domingo de ese mes.

¿Pueden los afiliados de los partidos que escogieron modalidades diferentes a las primarias, ir a votar en ellas? ¿Pueden luego hacerlo por representación o delegación (voto indirecto) en las convenciones, asambleas de delegados? ¿No están votando dos veces, una vez voto directo y la otra por representación o indirecto?

La preocupación no es de si las primarias serán abiertas, semiabiertas o cerradas. Se trata de que la JCE garantice que no habrá doble votación; ni con el voto directo, ni con la combinación de éste con el voto indirecto por delegación.

Se tranquiliza con disposiciones reglamentarias garantizando que no habrá doble votación.

Leer más
Igualdad. Ni más, ni menos

El resentimiento y la agresividad está llevando a muchas personas a cuestionar los movimientos que promueven la autonomía de la mujer en todos sus sentidos. La idea del hombre fuerte, como el más indicado para enfrentar las graves crisis que afronta la humanidad, se fortalece en el imaginario, en especial, en el ámbito político, donde el populismo y los extremismos, han poblado el espectro ideológico de líderes autócratas con una «masculinidad desacomplejada».

Muchas democracias se han poblado de gobernantes que solo ven a la mujer «como madre y esposa», una epidemia que ya comienza a tener acólitos en muchas partes de occidente, amenazando seriamente a América Latina y El Caribe.

Pankaj Mishra, el mismo de «La edad de la ira» dice que las masas desarraigadas apelan al populismo y la brutalidad rencorosa para responder a una élites que promueven la desigualdad. Parecería, entonces, que surge una necesidad de un coraje exacerbado para combatir la arraigada desigualdad, que se vincula mayormente a líderes fuertes, repletos de testosterona. Sin embargo, el riesgo es que esta actitud lleve al mundo a enfrascarse en una pelea fratricida, que resulte en un retroceso para la humanidad.

Esta creencia arraigada genera una nueva «ola de la masculinización», de la que hoy se habla bastante, que repliega en toda la sociedad, quizás como una reacción a las constantes luchas por la igualdad de género que no han cesado en los últimos 100 años. Desde las sufragistas hasta el movimiento #metoo, cada batalla por la igualdad nos anima más, pero a la vez requiere más compromiso de nosotras.

Esta ola negativa de masculinización se monta sobre los enormes obstáculos que, por el solo hecho de ser mujer, debe sortear una joven para terminar sus estudios y encontrar su primer trabajo. Sobre las horas interminables que dedicamos al cuidado de los demás; especialmente al enfermo, discapacitado o envejeciente en el hogar, una economía de cuidados que es ignorada por las mediciones existentes. Se monta sobre la injusta desigualdad en el salario a la que se enfrentan millones de profesionistas, aún cuando realizan la misma labor que un hombre; y sobre la escandalosa pobreza en los hogares con jefatura de femenina, hogares que son ignorados por el desarrollo económico y que son, muchas veces, el origen cultural de la desigualdad.

Las mujeres sistemáticamente subestimamos nuestra capacidades, culpa de años de estar relegadas al segundo plano, lo que ha generado que el deseo de superación y la ambición tenga un efecto negativo en las mujeres pero, por el contrario, genere un efecto muy positivo en los hombres.

Esta realidad nos convoca y nos invita a dar un paso al frente. Si no somos nosotras, ¿entonces quienes? De poco sirve saber qué es lo que se tiene que hacer para lograr la igualdad, si quienes toman decisiones no se apropian de esa agenda.

Fue ese el espíritu que nos convocó a Bogotá, a un encuentro con las Vicepresidentas de la región y otras importantes autoridades femeninas de toda Iberoamérica, conscientes de que cada paso dado representa un firme avance hacia una meta muy clara: la igualdad. No es suficiente romper el techo de cristal, el reto es evitar que se vuelva a poner y asegurarnos de que la puerta siga abierta para todas.

Por eso, tenemos que ser dueñas de nuestro éxito. Lo que hace falta es que las mujeres, con cada día que pase, nos sintamos más dueña de nosotras mismas, que alcemos las voces, declarando juntas que exigimos ser respetadas y amadas, que nuestro derecho a la autonomía física, económica, emocional y social, no son negociables. Hagamos realidad el más justo de los derechos: igualdad, ni más, ni menos.

Leer más
¿Por qué el “periodo” ganó un Oscar?

Quizás para muchos pasó desapercibido, pero el mejor corto documental de la pasada premiación de los Oscar fue otorgado a <<Una Revolución en toda regla>>; (Period. End of Sentence, en inglés), una obra que destaca las dificultades que enfrentan millones de niñas en el mundo, por los tabúes existentes en torno al periodo menstrual.

Mujeres y niñas en todo el mundo viven con un estigma cultural, una vergüenza colectiva y, en muchos casos, un aislamiento social, producto de los tabúes que aún existen en torno al periodo menstrual.

Una tercera parte de las niñas de India no va al colegio o a su escuela, porque allí se considera que la regla es una enfermedad, mito que también lleva a muchos negocios, en especial los que dirigen hombres, a no vender productos para la menstruación.

El tema no es ajeno a Occidente. Alyssa Mastromonaco, una de las principales colaboradoras de Barack Obama durante su presidencia, cuenta en sus memorias -con un título digno de una serie de televisión de los años 90-, que una de sus primeras luchas a lo interno de la Casa Blanca fue lograr la instalación de un dispensador de tampones en el complejo que alberga al jefe de Estado y de Gobierno más influyente del mundo.

Se han levantado protestas en muchos condados de los Estados Unidos, en contra de lo que se considera un impuesto a los productos para la salud de la mujer. El llamado <<impuesto del tampón>>; o <<tampon tax>> es injusto, ya que categoriza a estos productos en la misma categoría que los desodorantes o jabones, que son productos de higiene personal, pero no necesariamente productos para la salud.

Lo que hoy se conoce en Estados Unidos como el movimiento de la <<equidad menstrual>>; es también una exclamación a favor de la educación y la salud sexual y reproductiva de todas las mujeres alrededor del mundo. La carencia de ambas es también una forma de violencia contra las mujeres.

Aunque son muy escasos los estudios globales sobre el impacto social de la menstruación en las niñas y mujeres en el mundo, organismos multilaterales reportan que, en África, una de cada diez niñas falta a la escuela cuando tienen el periodo y una de cada tres niñas no tiene acceso a baños y servicios adecuados, lo que provoca que muchas decidan quedarse en casa para evitar contratiempos.

Algunos considerarán que el tema es ocioso, pero las cuestiones del día a día que limitan a la mujer y promueven una cultura injusta hacia la mitad de la población, requieren ser abordadas desde lo mínimo hasta aquello que más impacta. Además, para una mujer en condición de pobreza, el gasto en productos para la menstruación es muy considerable, ya que en condiciones normales es un gasto recurrente los 12 meses del año, por lo menos durante 40 años del ciclo de vida. Llegará el día en que los <<asuntos de mujeres>> también sean asuntos de todos.

Leer más
¡La Patria Inmortal!

Pasado mañana miércoles 27 de febrero, celebra el pueblo dominicano el 175 aniversario de la proclamación de la República Dominicana, acontecimiento inolvidable que marca la fecha del nacimiento del Estado Independiente, convertido en República, que había sido anunciado de manera explícita y valiente, en el Manifiesto del 16 de enero de 1844, que fue redactado por Francisco del Rosario Sánchez, acompañado de Matías Ramón Mella y que más luego pasó por las manos de Tomás Bobadilla, para fines de corrección, quien no era participe de la idea de los Trinitarios que bajo el liderato de Juan Pablo Duarte, habían planificado la creación de un Estado Independiente, como todos los que habían nacido en el proceso del desarrollo de los pueblos hispanoamericanos, particularmente por la lucha inolvidable y valiente de esos pueblos del Continente Suramericano, bajo el liderato de Simón Bolívar y José de San Martín.

Tomás Bobadilla, a última hora, había aceptado al igual que varios de sus compañeros, la idea de la separación del pueblo dominicano de la República de Haití, que había incorporado a sus dominios territoriales, la parte Oriental de la Isla de Santo Domingo; acción ejecutada por un mulato educado en Francia que se llamaba Jean Pierre Boyer. Veintidós años duró la ocupación del Sto. Dgo. español, bajo la dominación haitiana, sin haber adquirido en ningún momento el pueblo dominicano, cuya población no ascendía a más de 150 mil habitantes, ni el dialecto conocido con el nombre de patois, ni sus hábitos de vida, ni las costumbres o sentido religioso del conglomerado haitiano. Fueron expresiones que valientemente no acepto, lo que era ya en aquel momento, la Nación dominicana.

Hoy cerca de 200 años después, el momento que vive el pueblo dominicano reconocido como “Legendario, Veterano de la Historia y David del Caribe”, obliga a nuestro gobierno, el gobierno del Partido de la Liberación Dominicana, presidido por el compañero Danilo Medina Sánchez y que respalda la inmensa mayoría de la nación, nos obliga a actuar con prudencia, discreción y decisión. No está de más recordar para que lo tengamos presente, que Estados Unidos, Canadá y Francia, naciones poderosas con muchos recursos e instrumentos modernos de presión, como son los medios escritos, televisivos y redes sociales, apoyados también por organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas “ONU”, la desacreditada y perversa Organización de los Estados Americanos “OEA”, con un comportamiento, premeditado, canalla y abusador, que obliga a esta comunidad organizada como República, defendida con valentía y firmeza en el transcurso de su historia desde su génesis, en condiciones reales de sacrificarse, hasta donde sea necesario, para mantener vigente el esfuerzo, sacrificio y la firmeza de los Fundadores de la República y quienes el 16 de agosto de 1863, la rescataron en su soberanía, venciendo a los ejércitos de España en el episodio inmortal de La Restauración, reafirmando esa decisión a partir del 28 de abril de 1965.

¡Mucho Cuidado!, estamos obligados a saludar los movimientos de masas que se promueven y se desarrollan en defensa de la República, frente a la amenaza real en sus objetivos, como tienen sectores del conglomerado humano llamado Haití, respaldados y financiados por los países y organizaciones que hemos mencionado, que tienen también en nuestro territorio, dominicanos traidores que sirven a esos intereses: ¡Dios, Patria y Libertad, serás eterna República Dominicana!.

Leer más
Juventud dominicana: Una generación con grandes desafíos

Hacia el 2015, el número de jóvenes en el mundo había alcanzado su mayor nivel en toda la historia.

De los más de 7 mil 600 millones de habitantes que hay en el planeta, alrededor de 4 mil 560 millones tienen menos de 35 años de edad. Eso representa un 60% del total de la población.

En la República Dominicana, de una población de algo más de 10 millones 266 mil habitantes, más de 6 millones 300 mil está compuesta por jóvenes con menos de 35 años de edad. Eso, a su vez, representa el 62% de nuestra población.

A partir de los años 60, la población joven dominicana fue aumentando de manera constante, lo que al contribuir al aumento de la población económicamente activa, dio origen al bono demográfico de nuestra población.

Sin embargo, desde el año 2000, en que, en términos porcentuales, la población joven en la República Dominicana alcanzó el 70% del total de la población del país, se ha ido produciendo una disminución.

En ese contexto, se proyecta que a partir de la década de los 40 de este siglo, la proporción mayoritaria, ya no estará constituida por una población predominantemente joven, sino por personas con una edad superior a los 35 años de edad.

Ese fenómeno de disminución de la población joven encuentra su explicación en una reducción de la tasa de fecundidad. Para 1960 era equivalente a 7.5 hijos por mujer.

Actualmente es de 2.4 y se estima que descenderá a 1.7 hijos por mujer en los años por venir.

Durante por lo menos el próximo cuarto de siglo, la población dominicana todavía continuará siendo fundamentalmente joven. Pero, como a partir de ese momento el perfil demográfico se invertirá, a la actual generación le corresponderá la gran responsabilidad histórica de conducir al país por nuevos senderos de prosperidad y bienestar.

Sin que todavía se haya tenido plena conciencia de eso, la realidad es que todo el futuro de la República Dominicana descansa sobre los hombros de la actual generación.

Los logros alcanzados por el país durante aproximadamente las últimas seis décadas, esto es, desde la desaparición de la tiranía trujillista, en 1961, hasta la actualidad, tendrán que ser consolidados por los jóvenes de hoy.

La democracia, como sistema político, siempre será un proyecto en construcción. Pero corresponderá a la actual generación seguir aportando a la defensa del Estado social y democrático de derecho, al fortalecimiento de las instituciones y el respeto a la Constitución.

Además de garantizar la continuidad del crecimiento económico, el desarrollo sostenible y el bienestar social, está en la prioridad de la agenda de las próximas décadas disminuir la desigualdad social; así como mejorar la conectividad, productividad y competitividad del país, en base a un modelo de capital intensivo con un fuerte componente tecnológico.

La revolución del conocimiento

A la actual generación joven de la República Dominicana le ha correspondido ser parte de la gran transformación científico-tecnológica por la que en estos momentos atraviesa la humanidad.

En los últimos tiempos, la revolución científico-tecnológica está siendo representada, por la emergencia de nuevas herramientas, como por ejemplo, la inteligencia artificial; la robótica; la biotecnología; la nanotecnología; y la ingeniería espacial.

Pero, al mismo tiempo, estamos asistiendo a la entrada al mercado de nuevos productos y servicios que alteran de manera drástica la forma en que aprendemos, trabajamos y vivimos.

En principio, fue la Internet en la década de los 90. Pero a partir de ahí, el smartphone (teléfono inteligente); las plataformas de colaboración, como Wikipedia y Kickstarter; el periodismo digital, el e-book (libro electrónico); y la transmisión de contenido audiovisual (streaming).

En tiempos más recientes, se ha ido conformando la llamada ciencia de la data, en la que se obtienen, almacenan y procesan grandes volúmenes de información acerca de las preferencias, gustos e inclinaciones políticas, culturales, religiosas, deportivas, y de consumo de las personas, con el propósito de comprender mejor el comportamiento de los distintos sectores de la sociedad.

De igual forma es el caso de las redes sociales, las cuales han generado la más radical transformación de la manera en que los seres humanos se comunican, desde la aparición de la imprenta de Gutenberg. En virtud de esas redes, la comunicación se ha hecho horizontal, se ha globalizado, masificado y diversificado.

En la actualidad, Facebook alcanza a más de 2 mil millones de usuarios en distintas partes del planeta, en base fundamentalmente a compartir contenidos en forma de texto e imágenes fijas y en movimiento.

En el caso de Instagram, la cual fue adquirida por Facebook, conecta a más de 1,000 millones de usuarios al mes, sobre todo de población joven, que comparten fotos y videos.

Finalmente, se encuentra WhatsApp, el último fenómeno de la comunicación, que se ha convertido en el medio idóneo utilizado por más de 1,500 millones de personas en el mundo para sus intercambios de mensajería instantánea y llamadas telefónicas.

En relación al área de servicios, se encuentran, por ejemplo, Uber, que a pesar de ser la mayor empresa de taxis del mundo, no es dueña, sin embargo, de ningún vehículo; o AirBnB, que también, aunque considerada como la mayor compañía de arrendamiento de hospedaje a nivel internacional, no es dueña de ningún inmueble.

La revolución actual ha dejado también sus huellas en el ámbito financiero. Las principales monedas del mundo, como el dólar norteamericano, el euro y el yuan están empezando a ser amenazadas por el surgimiento de las denominadas criptomonedas, entre las cuales se encuentra el bitcoin.

Es en ese mundo, aun naciente, de profundas transformaciones, en el cual tendrá que actuar con espíritu innovador y promotor de cambios la actual generación de jóvenes de la República Dominicana.

Camino hacia el futuro

Para estar a la altura de las expectativas que se ciernen sobre sus hombros, la juventud dominicana tendrá que ser parte de la gran revolución que caracteriza nuestros tiempos: la revolución del conocimiento.

A partir de esa realidad, los jóvenes deberán estar en condiciones de, mediante la aplicación de esos conocimientos, incrementar el volumen de riqueza, al tiempo de contribuir a una mayor equidad social en el desarrollo nacional.

La incorporación de la juventud dominicana en la actual revolución del conocimiento tiene que producirse desde el sistema educativo nacional. Para que esto surta plenamente sus efectos, tiene que generarse un cambio en los contenidos curriculares que garantice la requerida calidad de la educación.

Como resultado de ese cambio en los contenidos curriculares, tiene que iniciarse un proceso que permita, desde la formación inicial, el desarrollo integral de nuestros estudiantes de una cultura científica, tecnológica, artística, humanística y cívica.

Tenemos que desarrollar escuelas experimentales; ampliar los institutos politécnicos; promover el pensamiento crítico; estimular el aprendizaje de lenguas extranjeras; y crear centros de formación artísticos y culturales.

En cada plantel debe haber bibliotecas escolares y personal capacitado para estimular a los estudiantes en el desarrollo del hábito de la lectura. Debe haber, entre otros, laboratorios de física, química, biología y ciencias naturales, para despertar la curiosidad y el interés por descifrar las formas de funcionamiento del mundo real.

Debe hacerse énfasis en la enseñanza de las matemáticas, como forma de desarrollar el pensamiento abstracto. Esto deberá aplicarse en la solución de problemas vinculados a la construcción, producción de energía, suministro de agua potable y de tecnologías apropiadas de interés al desarrollo nacional.

En nuestras escuelas deberán enseñarse, a todo lo largo del sistema educativo, asignaturas como ciencias computacionales; robótica; lenguaje de programación, desarrollo de protocolos en base a impresoras 3D, así como aplicaciones para telefonía móvil.

De igual manera, talleres para la capacitación en los distintos géneros literarios, centros para formación musical, danza, desarrollo de las artes visuales, teatro y cinematografía.

En fin, formar una juventud en distintas áreas del conocimiento que le provea de las herramientas necesarias para ser ciudadanos educados, cultos, productivos y competentes en el siglo XXI.

Con esos niveles de formación, nuestra juventud estará plenamente capacitada para insertarse en el mercado laboral o el desarrollo de sus propias empresas, que, a su vez, serán fuentes de generación de nuevos empleos.

Por supuesto, nuestros jóvenes no podrán hacer eso por si mismos.

Deberán contar con el apoyo del Estado. Para esos fines, deberá crearse un programa de incentivo empresarial, que facilite a nuestros jóvenes el acceso a su primer empleo formal.

Para aquellos que desean crear sus propias empresas, el Estado deberá contribuir a la creación de incubadoras y aceleradoras empresariales. También, a la creación de un fondo de capital semilla, para proyectos iniciales, o de capital de inversión, para aquellas entidades que ya estén en funcionamiento y necesiten de nuevos recursos para su expansión.

Equipados con esas modernas herramientas del saber y de posibilidades de inserción laboral y generación de riquezas, estamos convencidos que los jóvenes que integran la última generación del bono demográfico nacional, cumplirán con su responsabilidad histórica de hacer de la República Dominicana, el país próspero, moderno y justo que siempre hemos anhelado.

Leer más
¡Sistema partidario debe transformarse de análogo a digital!

Durante todo febrero se celebraron talleres electorales para las 32 provincias del país, adiestrando sobre el Sistema Inteligente Electoral LF (SIELF). Se trata de la utilización de la plataforma electrónica y digital para la personalización del voto de los 7.3 millones de ciudadanos con derecho a ejercerlo.

El reto fue lograr el desarrollo de una aplicación digital para llegarle a todos los electores de manera presencial y virtual. Parecía ser lo más difícil porque se trabajaría con una membresía de un partido análogo, no digital.

En el diseño se consideró como premisa que esa membresía estaba dotada de celulares y medios electrónicos porque según las cifras dadas a conocer por Indotel, desde el 2017, en la población dominicana hay más de 8 millones de celulares y 2 millones de dispositivos con internet.

Efectivamente, empezando cada taller se formuló la pregunta de que levantando sus celulares confirmaran poseerlo, resultando que los asistentes de las provincias económicamente más deprimidas hasta las más activas, todos portaban sus celulares.

Es evidente que la membresía es digital. En cambio, no puede decirse lo mismo del Partido. No lo es en su estructura de funcionamiento organizacional, ni en su comunicación, formación política, recaudación financiera y mucho menos en sus actividades generales. Se ha quedado análogo.

La base teórica de los métodos de trabajo del PLD descansa en la necesaria incorporación de la dialéctica y el cambio permanente; lo primero se ha descrito en forma tan sencilla como decir que las cosas se construyen de lo particular a lo general y de lo general de nuevo a lo particular. A su vez, lo del cambio permanente (relativo a que todo cambia en la sociedad y la naturaleza) se invocó como lo único permanente.

Para pasar de análogo a digital, se debe aceptar que el PLD ha dejado atrás muchas formas del quehacer partidario. Sin embargo, eso no daña, y más bien debe entenderse que llegó el momento de su relanzamiento.

Se está en presencia de una revolución mundial tecnológica y digital. A propósito de ella, los métodos que se están aplicando en estos talleres electorales han empoderado a la membresía de la utilización de aplicaciones digitales.

La historia universal nos está pasando por el frente de las casas. Hace alrededor de 4 siglos se produjo desde Inglaterra el inicio de la Revolución Industrial, la cual no fue más que la incorporación de la máquina de vapor a la producción, dejando atrás los talleres manufactureros de producción por vía de la fuerza muscular humana o animal.

La Revolución Industrial aceleró la demanda de materia prima y aumentó la productividad, lo que motorizó riquezas y beneficios en naciones europeas y americanas. Las Trece Colonias americanas terminaron por independizarse dando nacimiento, al finalizar el siglo XVIII, a los Estados Unidos de Norteamérica y en 1789 se produjo la Revolución Francesa; ésta liquidó el “antiguo régimen, para dar paso al nuevo régimen”; es decir, liquidó el feudalismo monárquico para dar paso al capitalismo republicano. Al siglo siguiente (XIX) se produjeron las independencias de las naciones americanas.

Hoy se está en presencia de un acontecimiento histórico de mayor proporciones, se trata de la Revolución Tecnológica y Digital. Nada escapa a ella. Llegó el momento de los partidos pasar de análogos a digitales.

Leer más
Respuesta al embarazo adolescente

7 de cada 10 embarazos en Argentina no son planificados. Un 11% de los recién nacidos en el mundo son de madres adolescentes. Cada 41 minutos, una adolescente panameña queda embarazada. Medio millón de niñas son madres en México anualmente. 2 de cada 10 embarazos en América Latina son de adolescentes. En República Dominicana la situación aún es peor: 22 de cada 100 mujeres embarazadas son adolescentes.

Alrededor del mundo enfrentamos la catástrofe del embarazo a destiempo, niñas que crían niños y niñas, sin disponer de los recursos emocionales, económicos y sociales para hacerlo.

Estas adolescentes se ven obligadas a transformarse en cuidadoras, abandonan la escuela, interrumpen otros sueños, excepto los de la maternidad o matrimonio, pero lo hacen a destiempo. Por eso, el 52% de las madres adolescentes se dedican a quehaceres domésticos o labores de cuidado, lo que quiere decir que, salvo contadas excepciones, no logran acceder a mejores puestos de trabajo ni generan ingresos suficientes para mantenerse decentemente.

Cuando las sociedades ignoran la centralidad de la salud sexual y reproductiva se condena a las niñas a una sentencia de abandono de largo plazo. Lo dicen los especialistas: somos la región del mundo más peligrosa para las mujeres y, desafortunadamente, muchas de nuestras políticas educativas ignoran las necesidades de salud reproductiva y el impacto en el futuro de nuestra adolescencia.

Hemos sido cobardes en abordar este tema con determinación. En algún momento cuestioné frontalmente la situación de la educación sexual en las escuelas del país; en aquel entonces se alegó que la jerarquía de la iglesia católica estaba radicalmente en contra de cualquier enseñanza de educación sexual en los centros educativos. Nada menos cierto.

Conversando con la jerarquía del prelado católico, se me aseguró que no existía tal impedimento y que lo único a lo que aspiraba la iglesia era a que la educación sexual fuera más educación y menos sexo, poder revisar los materiales, opinar sobre ellos y que sus observaciones fueran integradas. No ignoran la realidad del fenómeno y, por el contrario, están en la disposición de enfrentarlo.

No cabe duda de que el primer mensaje que deben recibir nuestros jóvenes es la abstinencia, es decir, la postergación del primer encuentro sexual. Sin embargo, debemos ser conscientes de que tenemos que enseñarles algo más. Si nuestros jóvenes sienten la necesidad de buscar respuestas a sus problemas en Google, significa que estamos fracasando en nuestro rol como educadores, padres y tutores.

El embarazo en la adolescencia precipita la interrupción de la trayectoria escolar, saca a las mujeres del mercado de trabajo y reproduce la transmisión intergeneracional de la pobreza en los hogares de menores ingresos.

La paternidad en la adolescencia, por su parte, se vincula con inserciones precarias en el mercado laboral y a veces hasta con trastornos emocionales que se traspasan a los hijos. Las responsabilidades de la maternidad y la paternidad en la adolescencia impiden que nuestros jóvenes lleguen a su vida adulta plena en términos educativos, emocionales y laborales.

Amartya Sen una vez se preguntó: ¿cómo se mide el desarrollo de un país? ¿Por sus riquezas? ¿Por la cantidad de carros de lujos? ¿Por la cantidad de bancos o cuentas bancarias que hay? El desarrollo de un país debe medirse por la calidad de vida de su gente, y esa calidad requiere de una buena salud y una buena educación.

El embarazo adolescente es una amenaza a ambos y es nuestro deber ponerle fin.

Leer más
Otra vez Haití

En mayo del año 2017 publicamos la 3ra. edición, corregida y ampliada, de nuestros ensayos históricos, bajo el título de “Haití y la República Dominicana: Un origen y dos destinos”.

El prólogo de esa edición como las anteriores, fue escrito por Manuel Núñez, destacado intelectual, brillante, autor de una prosa hermosa y pedagógica que nos honra y distingue por los elogios que hace a esos trabajos sobre la realidad y la verdad en términos históricos, sociales, económicos y políticos de ese conglomerado humano como lo llamó Juan Bosch, que no es ni ha sido nunca Estado o República y que ahora, 200 años después, ha terminado convirtiéndose en toda la extensión de la palabra, en un peligro y una amenaza para la nación dominicana, que por encima de todos los problemas y defectos, es un Estado Republicano, organizado, con capacidad económica que lo señala como uno de los países más importantes del Caribe y Centroamérica.

Estamos celebrando el “Mes de la Patria”, en el cual además de la fecha del natalicio de Juan Pablo Duarte, fundador de la República, celebramos también la proclamación de nuestra independencia que se realizó el 27 de febrero de 1844, cuando Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella, bajo el lema valiente, viril y eterno de “Dios, Patria y Libertad”, enhestaron en el Baluarte de la Puerta del Conde la bandera tricolor que identifica y distingue al pueblo dominicano, “Legendario, veterano de la historia y David del Caribe”, al que hemos llamado hace muchos años, “actor solitario de su historia”.

En este mes conmemoramos también el 16 de febrero la muerte del coronel Francisco Caamaño Deñó, por ejecución de quienes lo apresaron, prócer de la Epopeya de Abril de 1965, que fue Presidente del Gobierno Constitucional de la República en Armas, que enfrentó con la tradicional valentía y decisión indeclinable, la intervención militar de las tropas estadounidenses, apoyadas por esa absurda e irresponsable Organización de Estados Americanos, (OEA).

Ahora, hoy, estamos atentos y preocupados por lo que sucede en ese vecino, que se desenvuelve en un profundo e inevitable capítulo de insurrección, desorden y muerte; en ese escenario geográfico en el que habitan más de 10 millones de seres humanos: “Otra vez Haití”, que el autor de esta columna ha descrito cuidadosamente en el libro antes mencionado, que recoge en sus páginas, como han señalado otros, la autentica e incuestionable historia de ese conglomerado, del cual se ha desprendido la Organización de las Naciones Unidas ONU” Francia, Canadá y Estados Unidos, empeñados en echar sobre los hombros del pueblo dominicano la tragedia que no tiene cura, ni recuperación de ninguna naturaleza.

El pueblo dominicano ha forjado, consolidado y defendido la República Dominicana; y es el único pueblo de América que ha enfrentado y combatido, en su largo periodo de existencia, desde sus orígenes de más de 500 años, contra los ejércitos español, inglés, francés, haitiano, español otra vez y estadounidense, en el escenario de su territorio limitado; conducta que nos distingue y honra en el escenario mundial.

¡Honor y gloria eterna a los fundadores de la República, a los próceres de la Restauración, a los héroes de la Guerra de los Seis años y a los héroes y próceres que en toda su vida han dado un ejemplo de dignidad, sacrificio y valentía a todos los pueblos del mundo: ¡Qué grande y valiente eres pueblo dominicano!

Leer más
¡No insistan y acéptenlo, es el triunfador!

Ahora vienen con alguien que por haber sido Canciller y Ministro de Educación, lo suponen conocido. Su suerte no será diferente a la de los otros cinco que no han podido despegar.

Este otro aspirante parece ser la forma de descartar a los otros cinco y no porque tenga más aceptación, sino porque es como decirles a aquellos que Danilo favoreció al aspirante que se proclama y hacerle ver que él no podrá apoyar a ninguno de los otros cinco.

Pero a la vuelta de un tiempito el nuevo aspirante tampoco marcará; ante eso Danilo volverá a insistir en reformar la Constitución, bajo el argumento de que ninguno marca.

Claro, ninguno de su redil, porque el caso de Leonel es otra cosa. Leonel ha sido el que marca de manera creciente e indetenible. Si no fuera así Danilo pudiera tener el camino casi despejado. Más que un valladar, Leonel ha sido un freno para que se reforme de nuevo, caprichosamente, la Constitución para que el mandatario se reelija.

Leonel ha hecho, sobre todo, hacer respetar la Constitución y ésto le ha ganado el liderato de amplios sectores sociales, religiosos, económicos y organizados de la sociedad que consideran necesario hacer valer los límites del poder normados en la Carta Magna.

Como distracción, además, parece ser otra razón por lo que sale de aspirante el amigo del Presidente. Su salida se hace acompañar con señales que apuntan a un desinterés del entorno reeleccionistas a que se celebren primarias abiertas. Dicen no hay presupuesto para primarias abiertas, después de haber asegurado que el gobierno se ocuparía de cubrir los costos.

Al mismo tiempo la Secretaría de Organización, a cargo de una importante dirigente reeleccionista ha salido a reunir y reestructurar Comités Intermedios y hacer, lo que parece su propósito, rehabilitar una estructura partidaria que ha sido abandonada y un padrón partidario que ha sido reiteradamente descalificado, cuando querían primarias abiertas.

Lucen buscar el control de la estructura partidaria, para imponer ahora las primarias cerradas. Ni mojiganga que sea el PLD puede eso ocurrir. Danilo propició primarias abiertas, sin detenerse en las consecuencias, simplemente para legitimarse, creyendo que iba a poder repostularse. Es evidente que Danilo está inhabilitado por la Constitución y la firmeza de Leonel ha hecho primar la Carta Magna por tratarse de una posición de respeto al país y al Estado y sus instituciones.

La Ley de Partidos se aprobó después de un proceso tortuoso creado por el entorno reeleccionista. El CP y el CC del PLD aprobaron las primarias abiertas; cambiar de rumbo es totalmente improcedente. Si creen poder imponerle esa variación al PLD es un error más grave que haberle impuesto la decisión que ahora apuntan querer variar.

Ese aspirante no le gana a Leonel ni con primarias abiertas ni cerradas. Que ese amigo del Presidente sea aspirante, es bueno para un ejercicio democrático porque lo que se ve venir es que Leonel no tiene competidor; pero es saludable que alguien ose confrontarlo, aún con el Presidente acotándolo.

Los cinco que han sido abandonados a sus suertes, deben reaccionar y abrir sus puertas para que entre la luz y el aire fresco. Muchos miraremos con simpatía que hagan algunas reflexiones de identificación con la unificación partidaria. La unidad tiene un nombre, hablémoslo.

Leer más
Felicidad constitucional

En su breve historia de la humanidad, Yuval Noah Harari – destacado escritor de este siglo – describe con lujo de detalles el derecho a la felicidad, considerándolo el <> para este siglo, después de la conquista de la inmortalidad.

En su destacada obra se hace un llamado a <> como una responsabilidad del Estado, cambiando el enfoque que ha existido hasta ahora, que solo impulsa el desarrollo económico, dejando de lado el bienestar personal y colectivo.

Esta responsabilidad pública en torno a la felicidad, tiene una base constitucional sólida, que al decir del magistrado Milton Ray Guevara, presidente del Tribunal Constitucional, <> No es casualidad, entonces, que el ente público que tiene a su cargo salvaguardar los principios constitucionales, haya declarado el presente año como el de <>, como forma de resaltar el rol esencial que juega nuestra Carta Magna, en la promoción y protección de un valor tan importante para los seres humanos, como lo es su felicidad.

La felicidad es considerada como el respeto a la dignidad del cuerpo, la razón y la espiritualidad, tres conceptos fuertemente arraigados en la Constitución dominicana, especialmente en lo referente al bienestar social, que como dice Servio Tulio Castaños Guzmán, <>.

El doctor Eduardo Jorge Prats escribía recientemente sobre el tema, al considerar que, desde la óptica constitucional, la felicidad social -o sea, la justicia social- es la base de la felicidad individual y que El Estado, constitucionalmente ordenado, es, en consecuencia, un Estado que se concibe como ente propiciador de la felicidad común.

Varias constituciones a nivel mundial consideran la felicidad de sus ciudadanos como parte del fin último de una sociedad organizada. El referente más conocido proviene de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, cuya frase <> es atribuida a Thomas Jefferson, buscando sustituir el derecho a la propiedad como uno de los derechos naturales de los seres humanos que consideraba John Locke.

Más o menos en la misma época, William Blackstone, en sus <> destacó la conexión insoslayable entre las leyes fundamentales y la felicidad de cada individuo. La discusión en torno a cómo llegó la frase de la felicidad a la Declaración de Independencia norteamericana es muy amplia, pero no deja de ser el resultado de una arraigada creencia de la vinculación de las leyes naturales con el derecho positivo.

Como bien apuntó el magistrado Ray Guevara en su discurso de rendición de cuentas, <>, testimonio de ello son la Declaración Universal de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la Constitución de Cádiz y, en el caso dominicano, la constitución liberal de Moca de 1858 y, recientemente, la reforma constitucional que fue consagrada en el año 2010.

Las bases fundamentales de la felicidad constitucional deben traducirse en políticas públicas. Es un debate que ha tomado más relevancia con el empuje global que le ha dado Naciones Unidas mediante la resolución n.° 65/309, titulada <>, que <>.

Decía Sócrates que el fin último del hombre es la propia felicidad. Y aunque lograr esa satisfacción en el ser humano es difícil, no menos cierto es que el ideal del bienestar social se alimenta de la felicidad de los ciudadanos. Una mayor y mejor inversión en servicios públicos y protección social, contribuirán decididamente al bienestar individual de los ciudadanos. Este enfoque de las políticas públicas también debe formar parte de toda propuesta política a nivel nacional.

Leer más
¡Zaira Ginebra Viuda Lister!

El nombre que encabeza esta columna es de una distinguida dama, nacida en Puerto Plata el 1 de diciembre de 1917, que se despidió de la vida cumplidos los 101 años de edad. Zaida Ginebra Viuda Líster, era hija de una importante figura política dominicana, llamado Luis Ginebra, que desempeñó importantes cargos en el escenario nacional ocupando, funciones en el gabinete de la nación, y en otros poderes del Estado, que se despidió siendo gobernador civil de la provincia de Puerto Plata. El autor de esta columna en recuerdo de esta dama y de quien fue su esposo Osvaldo Líster Bircam, alias “Cuco”, a quienes conocimos cuando apenas un niño de 11 años, en la llamada “División Berlanga”, en la cual estaban en proceso de producción las plantaciones bananeras de la Grenada Company, filial de la United Fruit Company, en La Cruz de Palo Verde, Provincia de Monte Cristi.

El hermano menor de Cuco Líster, era Juan, intimo amigo desde los 14 años de edad, de quien escribe, que pasaba sus vacaciones de verano en La Cruz de Palo Verde y que terminó residiendo en esa hermosa comunidad, hace mas de 60 años después; también fue nuestro compadre, porque fuimos el padrino de su primer hijo, Juan contrajo matrimonio, después de 1960, con una joven hondureña llamada Julia Cosse Manzanares y se ausento del país y murió en San Pedro Sula, importante Puerto del Caribe, de Honduras. Zaira Ginebra, hermosa, inteligente, distinguida, era una excelente deportista, jugadora de voleibol y elegante jinete, que siendo adolescente con apenas 13 años de edad, fue enviada a estudiar a los Estados Unidos, donde se convirtió en una excelente secretaria que dominaba el inglés perfectamente. El nombre de Zaira no era el que identificaba a esta dama, sino el apodo de “Chao”, acompañada de su apellido junto al de su esposo, Cuco Líster. Chao fue la única hembra, de una familia que la completaban como hijos, cuatro varones.

René Ginebra Boitel, Luis S. Ginebra Henríquez (Lulú), José Sixto Ginebra Henríquez (Ché) y Oscar Guaroa Ginebra Henríquez; René y Lulú, fueron empleados también, de la Grenada Company en las plantaciones bananeras y vivieron igual que Chao y Cuco en La Cruz de Palo Verde, que la ignorancia del periodismo dominicano, que no estudia ni investiga, a bautizado con el nombre de La Cruz de Manzanillo, comunidades que están a mas de 30k de distancia. Chao Ginebra de Líster, era la secretaria de la Superintendencia de Agricultura de la División Berlanga, que estaba instalada en La Cruz de Palo Verde. En su matrimonio con Cuco Líster, procrearon cuatro hijos; Osvaldo, Carmen, Guillermo Emilio y Alexandra. El segundo nombre de Guillermo Emilio, es el segundo nombre del autor de esta columna que Chao y Cuco aceptaron que así se llamara para complacernos.

Chao Líster y Clemencia Gutiérrez, nuestra madre, fueron muy buenas amigas, porque las dos eran mujeres excepcionales, para el momento de hace más de 70 años en que se conocieron y compartieron, en aquellas plantaciones y complejos habitacionales de gran transcendencia en la vida agrícola de nuestro pueblo. Chao tuvo como descendientes once nietos y catorce biznietos de su matrimonio con Cuco Líster, a quien el autor de esta columna, agradece eternamente, el trato familiar y cariñoso que nos dispenso desde que éramos un niño. Adiós Chao Ginebra de Líster, que descanses en el infinito al lado de Cuco, que sus hijos y descendientes los tendrán presentes como padres ejemplares y el autor de esta columna con inolvidable cariño y respeto.

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
264 Artículos
Euclides Gutiérrez
221 Artículos
Leonel Fernández
153 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
244 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos