24 de Abril 1965

Mañana 24 de abril se cumple el 53 aniversario del “Levantamiento Militar Constitucionalista” de 1965, que tenía como objetivo fundamental el retorno a la vigencia de la Constitución de abril de 1963 y el restablecimiento como presidente de la República del profesor Juan Bosch, el gran maestro político dominicano y de América, que había ascendido a la Presidencia elegido por el 60% de los votos que depositó el pueblo en las elecciones del 20 de diciembre de 1962.

Ese levantamiento militar, apoyado por la inmensa mayoría de nuestro pueblo, es uno de los episodios políticos militares más importantes en la historia contemporánea de América; porque para impedir el triunfo de su objetivo el gobierno de Estados Unidos presidido por el funesto Lyndon B. Johnson, ordenó la ocupación del territorio nacional con tropas de infantería, gestionando después el apoyo a esa abusiva y criminal intervención, de la mal llamada Organización de Estados Americanos (OEA), a la cual el autor de esta columna llama Organización Basura.

El pueblo dominicano, “Legendario y veterano de la historia”, sorprendió al mundo admirado, porque con la valentía tradicional de su proceso histórico como nación, enfrentó a partir del 28 de ese mes de abril de 1965 la abusiva y grosera intervención estadounidense. Dirigido nuestro pueblo por oficiales profesionales, dominicanos, algunos de ellos graduados en cursos especiales en escuelas militares estadounidenses establecidas en Panamá y en territorio de Estados Unidos.

En forma inmediata los dominicanos recibimos el apoyo, no solamente en manifestaciones populares de otros pueblos de América, sino también de otros pueblos del mundo, aun aquellos que no pertenecían a los países y a los gobiernos que proclamaban y defendían el sistema socialista. Entre las figuras de proyección mundial que se pronunciaron defendiendo y apoyando al pueblo dominicano, debemos mencionar a dos: Fidel Castro Ruz y Charles de Gaulle.

Cuánta satisfacción y emoción embarga al autor de esta columna, al recordar ese episodio que en el orden militar y político es el más importante de los que ocurrieron en nuestro país durante el siglo pasado.

El Levantamiento Militar Constitucionalista de 1965 ha sido llamado por nosotros “La Epopeya Incompleta” y aunque todavía están vivos muchos de los actores principales, militares y civiles, no podemos olvidar, ni olvidaremos jamás, a los que han desaparecido del escenario de la vida: solamente vamos a citar a los más importantes de los que han muerto: Juan Bosch, expresidente de la República, gloria dominicana de todos los tiempos; coronel Rafael Fernández Domínguez , fundador del Movimiento Militar Constitucionalista; coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, presidente del Gobierno Constitucional de la República en Armas; coronel Miguel Hernando Ramírez, capitán de navío Manuel Ramón Montes Arache, fundador jefe de los hombres rana de la Marina de Guerra, coronel Juan María Lora Fernández, Juan Miguel Román, jefe militar del 14 de Junio; Norge Botello, comandante civil de los soldados constitucionalistas; Eliseo Andújar, comandante civil de los soldados constitucionalistas. Y faltan cientos de dominicanos, descansando para siempre y en vida, que son y serán eternamente, próceres de la República.

Solamente queda citar de nuevo, el elogio de admiración y respeto que pronunció Fidel Castro Ruz, en su primer viaje a la República Dominicana; elogio que dice: “Pueblo legendario, veterano de la historia, David del Caribe”.