Blogs

últimos blogs

¡Tregua no acordada! (Dedicado a todos)

Se inició el 2018 con una tregua no acordada. Si asumimos la definición de tregua de la Real Academia de la Lengua es “cese temporal de hostilidades” o “interrupción, descanso”, es lo que viene sucediendo.

No se trata del cese de una oposición que confronta: penosamente esa parece no existir. Ella se queja de la presencia otorgada por el pueblo en los procesos electorales al PLD en los poderes del Estado.

La tregua es en relación a la diversidad de expresiones en la vida interna del partido de gobierno. Es conocido que entorno a los dos liderazgo se manifiesta la diversidad más trascendente. Es a ese nivel que ha habido una tregua no acordada.

Vale preguntarse ¿qué hace posible esta interrupción o descanso? Tener la respuesta correcta facilita definir correctamente una estrategia. Lo primero es aceptar que ha habido repliegue que crea ese descanso “temporal de hostilidades”.

¿Por qué el repliegue? Es obvio que desde el gobierno se estuvo a la ofensiva durante todos los años de gestión, procurando cerrarle el paso a Leonel Fernández. Ofensiva tras ofensiva, en vez de reducirlo han templado su liderazgo y a colocarlo, en un posicionamiento que le asegura al PLD retener el poder para el 2020.

¡Claro, aún faltan algunas escamaruzas o combates de poca importancia entre las avanzadillas de cada sector. De ahí los comentarios, rumores y chismes recurrentes; muchos de ellos originados en la conducta de funcionarios que alcanzaron desde el gobierno posiciones en los organismos principales de la organización; ignoran que tienen los pies en el aire debido a su origen ilegítimo. Cuentan con recursos y tribuna mediática, pero sin apoyo partidario.

Actuan con arrogancia y atropellando, desconociendo deliberadamente los acuerdos que sirvieron de base para gerenciar la crisis interna, firmados por el CP, refrendado por el CC y por la misma Convención que aprobó la candidatura presidencial del 2016. En esos acuerdos se consignó que los mandos partidarios serán renovados en el Congreso a celebrarse posteriormente a las elecciones del 2020.

Han sido desconsiderados con titulares acreditados de Secretarías, provocando endurecimientos innecesarios. Entre afectados se ha comentado que esas acciones proceden del seno mismo de quien liderea el cuerpo gobernante. Penosamente lo que hacen “dirigentes” desde los “entornos”, se le atribuye a quien ejerce el liderazgo principal.

Tranquiliza diferenciar y alejar de los líderes principales ese comportamiento. No se debe dudar que algunas de esas escaramuzas se originen en esfuerzos para propiciar un tercer candidato. Sin embargo, es más que conocido el hecho de que inventar con un tercero es un gran riesgo de salir del poder y crear el contexto para propiciar la retaliación acariciada por los que tendrán 16 años consecutivos fuera del poder.

Habrán otras escaramuzas para favorecer una negociación y dar paso a la necesaria cohabitación en el Partido. Esto se irá definiendo en este año, puesto que los plazos electorales son fatales.

Es necesario apoderarse de que el repliegue se debe a esta tregua no acordada, para favorece la racionalidad. Cualquier impaciencia o colocar el interés personal ignorando este hermoso proceso, conduce a yerrar, y ya lo decía el profesor Bosch, en política los errores son fatales.

Esta tregua no acordada, implícita, acomoda las fuerzas e invita a la definición ,con inteligencia, el rumbo estratégico.

Leer más
Vladimir Guerrero: De Don Gregorio a Cooperstown

En medio de la fase final de una intensa y apasionada competencia, no apta para cardiacos, entre las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey, de repente circuló la noticia esperada con gran ansiedad: Vladirmir Guerrero había sido exaltado al Salón de la Fama de Cooperstown.

Ante esa información, el pueblo dominicano estalló en júbilo. Reinaba la alegría por todas partes. Se anhelaba su retorno al país con mucha ilusión. Por un instante, hasta la rivalidad entre las cuyayas y los felinos parecía disiparse. Había como una especie de cese al fuego en reconocimiento al último símbolo del orgullo nacional.

Su llegada fue todo un acontecimiento. En un gesto humilde, como el que siempre le caracteriza, hizo saber que toda su hazaña no fue más que para poner en alto la bandera dominicana.

La música, el entusiasmo, la algarabía le esperaron en el Aeropuerto Internacional de Las Américas. Continuó en todo el trayecto hacia la ciudad. Se hizo sentir en el Malecón de la Capital y llegó hasta el corazón mismo de su pueblo natal, don Gregorio, en Nizao, provincia Peravia.

Realmente el pueblo dominicano disfrutó a plenitud el ingreso de Vladimir Guerrero, una de nuestras más grandes estrellas del béisbol de todos los tiempos, al núcleo exclusivo de los inmortales de ese deporte.

Fue hace tan solo tres años, en el 2015, que un compañero suyo de equipo, en los Expos de Montreal, Pedro Martínez, mejor identificado como Pedro, el Grande, resultó ser seleccionado como el segundo jugador dominicano en ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown.

Sin embargo, durante 32 años, desde que fue seleccionado en 1983, Juan Marichal, el Monstruo de Laguna Verde, reinó solo en esa categoría especial, reservada para los más destacados atletas del bate, el guante y la pelota. Curiosamente, el nativo de Monte Cristi terminó su carrera profesional en el 1975, el mismo año en que nació Vladimir Guerrero, la Tormenta de Don Gregorio, como lo bautizó el cronista deportivo Bienvenido Rojas.

Pero, para mayor coincidencia, Vladimir siempre utilizó el número 27 en el uniforme de los cuatro equipos para los cuales desplegó su talento; igual al número de Marichal con los Gigantes de San Francisco.

Origen humilde

Nacido en plena Guerra Fría, en un país influido por ideas de izquierda, parece comprensible que sus padres declararan a su hijo, futura estrella de las Grandes Ligas, con el nombre legendario del líder de la Revolución bolchevique: Vladimir, conocido como Lenin.

Pero, en la actualidad, el presidente Putin de Rusia, también lleva el mismo nombre: Vladimir.

En el ámbito del deporte, Vladimir Guerrero no estuvo por debajo de sus tocayos rusos. Él fue también una potencia hegemónica en el diamante, por el poder de su bate, la velocidad de sus piernas y la fuerza de su brazo.

Vladimir Guerrero, sin embargo, nació en un hogar muy humilde, de origen campesino. Su madre se dedicaba a la venta de alimentos en la calle y su padre a la ganadería, en una pequeña finca alquilada.

Junto a sus siete hermanos, vivía apretujado en condiciones sumamente precarias, en una casa de dos habitaciones, de madera y techo de zinc, el cual fue desprendido con el paso de un huracán en la década de los 90.

Pero junto a Eliezer y Winston, sus dos hermanos mayores, encontró a corta edad el motivo de la pasión de su vida: el béisbol. Desde los 11 años empezó a practicarlo, en la misma comunidad que ha visto formarse a otros grandes jugadores, como Miguel Tejada, recordado paracorto de los Atléticos de Oakland y los Orioles de Baltimore.

En principio, Eliezer fue considerado para el entrenamiento del equipo de los Dodgers de Los Angeles. Poco tiempo después, sin embargo, fue desestimado. Por el contrario, su otro hermano, Winston, fue firmado por este equipo, para el cual llegó a jugar en Grandes Ligas.

Vladimir fue también observado por dicha agrupación deportiva. La suerte, sin embargo, no le acompañó. Al iniciar sus entrenamientos, experimentó una lesión, lo que le hizo abandonar sus sueños de usar la franela del equipo de Jackie Robinson.

Esa lesión pudo haber sido el fin de la carrera deportiva del oriundo de Nizao. Pero su disciplina, capacidad de sacrificio y perseverancia, le permitieron superar ese y otros escollos; y fue así, que a la edad de 21 años de edad, en el 1996, inició su carrera profesional de Grandes Ligas con los Expos de Montreal.

Con los Expos, Guerrero tuvo la fortuna de encontrarse como dirigente del equipo a una de las figuras luminarias del béisbol dominicano: Felipe Rojas Alou. Bajo su dirección, durante los próximos seis años, se fue consolidando como un gran bateador de promedio y de poder.

El banilejo inmortal

En el 2002, Vladimir pasó a usar el uniforme de los Angelinos de Anaheim, organización con la cual permaneció durante ocho años, para luego culminar su carrera con los Rangers de Texas y los Orioles de Baltimore.

Durante sus años en las Grandes Ligas empezó a tejerse un mito. De que, a diferencia de la generalidad de los jugadores, no usaba guantillas para batear, y de que era un bateador de bolas malas.

Se recuerda, inclusive, que en una ocasión le hizo swing a una pelota que picó antes de llegar al plato, bateándola de hit. Su brazo, desde el jardín derecho, era soberbio. Nadie se atrevía a desafiarlo corriendo las bases. Cualquier intento era casi un out seguro.

En el 2004, año en que su equipo, los Angelinos de Anaheim alcanzó el campeonato, fue galardonado con el título de Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Con motivo de ese reconocimiento hizo una visita, junto a sus padres, al Palacio Nacional, donde me correspondió la honra de recibirle, para en nombre del gobierno, externarle las merecidas felicitaciones.

Intrigado sobre las causas que le motivaban a perseguir las bolas fuera de la zona de strike, recuerdo que le hice la siguiente pregunta: “Vladirmir, ¿cómo es que puedes batear cualquier tipo de lanzamiento? ¿Es qué existe una técnica especial para eso?”.

Me respondió, diciendo: “Es que cuando era niño jugaba vitilla en la calle con los muchachos. Me hice experto dándole a la vitilla, que además de ser pequeña de tamaño, tiene una trayectoria zigzagueante. Entonces, si aprendí a batear vitillas, la pelota se me hacía más fácil.”

Su disciplina en la caja de bateo, su enfoque y su perseverancia en alcanzar, cada vez más y mejores resultados, lo llevaron a terminar su carrera de 16 años en las Grandes Ligas con un porcentaje de bateo de por vida de .318. Eso, por supuesto, lo colocó entre los siete jugadores más destacados de la historia del deporte. Igualmente, conectó 2,590 hits, entre ellos 477 dobles. Disparó 449 jonrones. Remolcó 1,496 carreras; y anotó 1,328 veces. Ganó ocho bates de plata. En nueve ocasiones participó en el Juego de Estrellas. Registró 12 temporadas de 20 o más cuadrangulares. En ocho terminó con promedio de bateo por encima de de .300; y en las dos únicas ocasiones en que no logró alcanzar esos porcentajes, estuvo en .290 y .295.

Vladimir Guerrero, el banilejo inmortal de Cooperstown, es uno de solo dos jugadores en la historia de las Grandes Ligas, junto a Joe Dimaggio, en lograr tres temporadas consecutivas con un promedio de bateo de .300; 30 cuadrangulares; 100 remolcadas; 100 anotadas; y un porcentaje de slugging (cuantas veces batea de hit en relación a turnos al bate) de 500 antes de cumplir los 25 Además, se encuentra entre los cinco jugadores que en la historia del béisbol ha logrado conectar de hit en 30 partidos consecutivos. Algo sencillamente espectacular.

Al haber llegado a la cúspide de su carrera y haber sido incluido en el grupo selecto de miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, Vladimir Guerrero, al igual que Juan Marichal y Pedro Martínez, se ha convertido, para orgullo de todos, en un ícono, en una figura emblemática del pueblo dominicano, que trasciende al ámbito global.

Ahora hay otros que se encuentran en el circulo de espera para tambien incorporarse a los inmortales del béisbol. Entre ellos, por supuesto, David Ortíz, el Big Papi, el hombre que acabó con la maldición del Bambino y llevó a los Medias Rojas a más de un campeonato mundial; Albert Pujols; Adrián Beltré; Robinson Canó; y Nelson Cruz.

Tal vez, algún día, también podamos ver a Vladimir Guerrero hijo, un joven talentoso, tercera base de la organización de los Azulejos de Toronto, alcanzar la cima de la fama, siguiendo las huellas de su padre.

Leer más
¡Juan Pablo Duarte! (I)

El pasado viernes 26 de este mes de enero se cumplieron 205 años del nacimiento de Juan Pablo Duarte, que sin lugar a dudas, e incuestionablemente, es la figura política de mayor categoría y proyección en la historia del pueblo dominicano.

El autor de esta columna, profundamente preocupado por el escenario incierto en que vivimos en los momentos actuales, quiere ratificar para conocimiento de los enemigos de la soberanía y dignidad de nuestra nación, particularmente Francia, Canada y Estados Unidos de América, que somos herederos de ese hombre extraordinario que no es el padre de la patria, ni de la nación dominicana, sino que es, real y únicamente, “El Fundador de la República” que nació el 27 de febrero de 1844.

Juan Pablo Duarte nació, en pleno proceso del período de la España Boba, en la cuidad de Santo Domingo, hijo de Juan José Duarte, oriundo de España y de Manuela Diez Jiménez, criolla, natural de El Seibo. En los momentos del nacimiento de Juan Pablo, hacía tres años que se habían iniciado las guerras de independencia de las colonias españolas del continente americano, en un escenario geográfico gigantesco que abarcaba desde el rio Bravo hasta el estrecho de Magallanes; desde el virreinato de Nueva España, que más tarde sería el Estado Mexicano, hasta el virreinato del Río de la Plata, que luego sería Argentina y Uruguay. Corrían los vientos de igualdad y justicia que generaron la revolución francesa, a partir de 1789, y en Europa, habían barrido las monarquías feudales.

En la génesis del proceso histórico de nuestro pueblo, cuando Juan Pablo nació, las bases de la Nación dominicana, se habían echado y vinieron a fortalecerlas el triunfo de la Batalla de Palo Hincado, cuando dominicanos españoles, blancos, mulatos, mulatos jabaos, negros libres y negros esclavos, derrotaron en la primera “Carga al Machete” que se ejecutó en América, las tropas francesas al mando del general Ferrand, que eran los restos de la gigantesca Armada Imperial que había ocupado la isla de Santo Domingo, por órdenes del emperador francés Napoleón I.

Duarte creció y se hizo hombre cuando reinaba en el mundo, con gran influencia, pero particularmente en América, un ambiente eufórico de ideas progresistas y liberales.

Esas ideas se profudizaron y extendieron en la parte oriental de Santo Domingo cuando en 1822, Jean Pierre Boyer, presidente de Haití, unificó la isla bajo un solo gobierno y, como promotor de esos principios, declaró abolida la la esclavitud patriarcal en la parte española y consolidó la república y sus instituciones en la antigua colonia.

Es necesario recordar que cuando se libró la Batalla de Palo Hincado de la que hemos hablado, existían ya en el país hombres que simpatizaban con las ideas republicanas e independentistas, aunque no se había desarrollado un sector social capaz de auspiciar un movimiento que motorizara el proceso revolucionario, independentista.

De todas maneras, el valor y el heroísmo de los habitantes de la parte oriental de la isla era una realidad reconocida, no solamente por lo haitianos sino también, especialmente por los españoles que habían combatido el levantamiento encabezado por Enriquillo en 1519 y después “Las cimarronadas de los negros esclavos” que habían heredado y aprendido las tácticas del gran capitán aborigen que vivió en la sierras de Bahoruco, con más de 15 años de victoriosa protesta contra la dominación de los españoles.

Leer más
Economía de la atención

El concepto de economía de la atención ha sido acuñado debido a la abundancia de la información que hoy en día recibimos, que ha llevado a que surja una cierta “pobreza en la atención”, tal y como lo ha definido Michael Goldhaber. En su reconocido artículo del 1997, Goldhaber profundizó sobre el concepto emitido por Herbert Simon en 1971, enunciando que “el exceso de información convierte la atención humana en un bien escaso”.

¿Será posible que la humanidad llegue a un punto donde se preocupe más por donde pone su atención, que por donde pone su dinero? La proliferación y el éxito de las redes sociales y de equipos tecnológicos de reconocimiento mundial, nos pone a reflexionar sobre la gran responsabilidad que tenemos a la hora de compartir y consumir información. Cada día se publican un millón de páginas web y cada minuto se realizan 3.5 millones de búsquedas en Google.

En la teoría de la economía de la atención, se asume que, en algún momento, el intercambio económico estará guiado por los flujos de redistribución de la atención, especialmente a través de la Red. Josef Falkinger, del departamento de economía de la Universidad de Zurich, consideró la atención como “un asunto básico” para la vida económica y como un “prerrequisito de toda transacción económica”.

Por igual, es un tema relevante para la política. Recientemente se ha generado un interesante debate en torno al rol de las redes sociales en las pasadas elecciones de Estados Unidos, en especial en lo relativo a las cuentas y noticias falsas que fueron difundidas para desviar la atención del electorado. Las investigaciones preliminares reportadas en la prensa apuntan que 2 de cada 5 estadounidenses vieron publicaciones que tendrían como objetivo interferir en la política estadounidense.

Desde el punto de vista de los negocios, especialmente en el mundo de la publicidad y la comunicación corporativa, la atención vale ya más que el dinero. La gran cantidad de información existente hace que la atención sea el recurso más escaso en el mundo de los negocios.

Lo mismo aplica al mundo de lo social. Hoy en día somos definidos por el número de “likes” en una foto, los comentarios que generamos o las veces que se comparte un contenido. Es decir, valemos más en la medida en que generamos atención hacia lo que hacemos o decimos.

La obra “La Economía de la Atención”, de Thomas Davenport y John Beck, ha sido lectura obligatoria sobre este tema. Ellos plantean que “así como la mano de obra condujo la economía en la era industrial, y la información hizo lo mismo para la era del conocimiento, la atención será el combustible de la próxima era económica”. Ambos han sentenciado que “las empresas que desean vender sus productos y servicios en internet vivirán o morirán por la atención que reciben”.

El Foro Económico Mundial lo plantea desde otra perspectiva: hoy en día ya no se puede comprar la atención de los consumidores, hay que ganársela. Este principio aplica para todo el espectro de la sociedad, desde las organizaciones sin fines de lucro hasta las instituciones públicas.

La economía de la atención trae consigo sus propias reglas, su propia división de clases sociales, su forma de propiedad, tal y como lo describe Goldhaber. Son conceptos sobre los cuales debemos profundizar, para comprender mejor el mundo hacia el que nos estamos dirigiendo.

Leer más
¿Un paragua? la crisis es oportunidad

Esa es una pregunta que está en el ambiente ¿quien es paragua para el PLD salir de esta crisis gobernando? Debería ser su membresía; ellos deben elegir, ser elegidos y decidir sobre su rumbo. Eso se llama democracia interna.

Se tiene un debate público, a propósito de la Ley de Partidos, y el punto crítico ha sido el de quienes escogen los candidatos partidarios, si la membresía o el universo electoral. Hacer esto último, además de declarado inconstitucional, es desconocer la democracia interna.

Pero es un desafío definir su membresía, puesto que con las características actuales, son unos poco los que deciden por ella. La transición de la sucesión del legado político de Bosch, ha sido más prolongada de lo esperado; pero es que la actividad política se nutre de muchos factores. Todo, empero, tiene su momento y nunca se puede calcular con un calendario en la mano. Se preveen cincunstancias y calendarios, en determinadas situaciones.

Un ejemplo de ello es que al ser reelecto Leonel en el 2008, era previsto que para el 2012 no podía constitucionalmente seguir. Danilo tomó distancias hasta ese 2012. Trabajó construyendo lo que llamó “poderoso sector externo”. Perdió frente a Leonel para 2008 y no se puede asegurar si entendió las características de un partido gobernante. Se percibe, quizás por eso, que ahora gobierna distante de la estructura partidaria.

Ganó gracias al apoyo partidario y de Leonel gobernando. En plena transición se vió venir una fuerte campaña para destruir moralmente a Leonel; tenía buen posicionamiento y estaba habilitado constitucionalmente. Todos los hechos y agravios son conocidos. Pero en vez de huir, Leonel se enfrentó con prudencia y valor a esa infame campaña. Entendía perfectamente el significado político e histórico de los resultados de su conducta. Este comportamiento revirtió el propósito buscado.

Estaba convencido de que él no se debía a sí mismo, sino a sus seguidores. Por demás, fue una oportunidad para templarse como el acero y marcaría la valoración histórica de todos los que forman parte del legado de Bosch.

Visto en el tiempo esa lluvia de agravios a su moral, se puede asegurar que los autores cometieron un error garrafal, puesto que al emplazarlo no tuvo otra opción que permanecer activo y responder históricamente con el desagravio del pueblo dominicano eligiéndolo para el 2020 como Presidente del país.

Aún bajo ese contexto, apoyó la reelección de Danilo, no sin dejar de hacer sentir su reclamo por la manera traumática como se produjo la reforma constitucional. La madurez política lo llevó a revertir lo que contra él se buscaba y, en vez de alejarlo del camino, lo han tenido que despejar, favoreciéndolo.

Aquellos polvos trajeron estos lodos. La membresía está inhabilitada, porque por el momento no se retiene el poder sin los dos liderazgos. Ellos han sido enfrentados. El reto es involucrarlos en la retención del poder y las reformas partidarias para hacer prevalecer la democracia interna y la igualdad de oportunidades.

Se trata de convertir la crisis en oportunidad; el liderazgo debe ser consecuente y constituirse en paraguas para favorecer las condiciones de renovación de ideas y nuevo liderazgo. La fortuna partidaria creada como legado político por Bosch, está vinculada a una necesidad histórica de modernizar el Estado y garantizar los derechos fundamentales.

Leer más
El Foro de Santo Domingo

Por cuarta ocasión, la ciudad primada de América ha sido la sede del IV Foro de Santo Domingo, que organizan la Fundación IDEA y la Fundación Global Democracia y Desarrollo, un importante evento que reúne a destacados políticos, académicos y expertos en política, economía y asuntos sociales, de distintas partes del continente.

En esta edición, el Foro ha hecho un énfasis especial en la resiliencia que requieren los sistemas democráticos en la era que nos ha tocado vivir. Si se define la resiliencia como “la capacidad de los sistemas sociales para afrontar crisis y desafíos complejos; así como sobrevivir a ellos, innovar y recuperarse”, entonces queda claro que es un concepto sobre el cual debemos profundizar, porque nunca habíamos vivido en un mundo con tantas complejidades como el actual.

Entre esas complejidades, encontramos que la región de América Latina y El Caribe enfrenta un contexto socioeconómico y demográfico muy retador. Durante una década, hasta el 2014, mantuvimos excelentes indicadores de crecimiento económico y disminución de la desigualdad social y la pobreza, que imbuyó de esperanzas renovadas a nuestros países. En esa época, hay que destacar el éxito en las políticas económicas y sociales de Brasil, Bolivia y Ecuador; al igual que el exitoso esfuerzo de países más pequeños, como es el caso de la República Dominicana.

Necesitamos determinar que ha pasado en la región de América Latina y El Caribe desde el 2014, que observamos un estancamiento en la mejora de los indicadores sociales.

El ex Presidente de Colombia, don Ernesto Samper, presidió el panel en torno al contexto socioeconómico de la región. Samper, gran amigo de la República Dominicana, con su inigualable sentido del humor, mostró su profunda preocupación en torno a los mecanismos que generan desigualdad en la región, que resumió en tres: los bajos niveles de presión tributaria, que rondan el 20 por ciento –mientras que la República Dominicana mantiene alrededor de un 15 por ciento–; la informalidad del mercado laboral, que impacta al 56% de los trabajadores de la región, dejándoles fuera de la seguridad social y; las deficiencias en los sistemas educativos, que requieren inversiones urgentes para que los ciudadanos sean más competitivos en el escenario global.

La América Latina de hoy tiene dos grandes retos, preocupantes y urgentes. El primero es enfrentar la fuerte desigualdad social, la más alta del mundo. El segundo es trabajar por la seguridad ciudadana, porque de las 52 ciudades más peligrosas del mundo, 40 están en nuestra región.

Ambos temas tienen una misma raíz, que es la exclusión de parte de los ciudadanos del desarrollo económico y social. Hace falta cambiar el concepto de que la política social es la hermana menor de la política económica, cuando en realidad son hermanas gemelas. Una debe llevar al desarrollo de la otra, inexorablemente.

Afortunadamente, en la región hemos aprendido a cuidar la macroeconómia, la inflación, el valor monetario, y generar perspectivas para la inversión, cuestiones que son importantes pero insuficientes, a la hora de enfrentar los retos que se ciernen sobre nosotros. Es preciso continuar trabajando en pos de mayores capacidades de gobernabilidad, de un mayor balance entre Estado, mercado y sociedad civil, y sobre todo, más institucionalidad y democracia.

Francisco Rojas, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), fungiendo como relator del panel, advirtió que “sin crecimiento no habrá desarrollo, sin desarrollo no habrá democracia y sin democracia primarán la anarquía, la ingobernabilidad y no habrá paz”.

Hay que continuar por el camino del desarrollo social, pagando la deuda que tenemos con tantos ciudadanos y ciudadanas en toda la región, reducir la desigualdad y lograr la plena inclusión de las Mujeres. Cuando llega una mujer no se le quita el espacio a un hombre, con la mujeres llegan todos.

Leer más
¡Sin Miedo!

El pueblo dominicano ha sido en toda su historia, desde su génesis, un ejemplo de dignidad, valor y consistencia, y tiene para su honra y honor, la experiencia de haber sido el único pueblo hispanoamericano en cuyo territorio se ha combatido, a lo largo de esa historia contra ejércitos de las naciones mas poderosas del mundo: España, Inglaterra, Francia, Haití, España otra vez, y Estados Unidos de América. Por eso Fidel Castro Ruz, uno de los dirigentes políticos más importantes en la historia de América, en valiente actitud de nobleza, amistad y reconocimiento lo bautizó como “Pueblo Legendario, Veterano de la História y David del Caribe”. Y esa frase o reconocimiento que nos llena de satisfacción y orgullo, el legendario revolucionario cubano la repitió con frecuencia allá en su país y aquí, en territorio dominicano, cuando nos honró y distinguió dos veces con su visita.

Ahora, este pueblo dificil, si cabe el calificativo, que solamente puede ser gobernado, en términos realmente democráticos, de dos maneras; primero: educándolo y segundo: por la vía del terror. Juan Bosch el “Gran Maestro Político Dominicano y de América”, que era en la práctica, como lo llamó el presidente Hugo Chávez en presencia del autor de esta columna “Capitán de todos los tiempos”, después de haber estudiado profundamente nuestra historia, escribió una obra extraordinaria, llamada “Composición Social Dominicana” y fue después de haber puesto en circulación ese libro, dos o tres años luego, que Don Juan nos honró para que lo presentáramos, que se decidió abandonar las filas, del PRD y fundar el Partido de la Liberación Dominicana. ¡Qué grande era Juan Bosch! Qué manera tan correcta y profunda de interpretar la Composición Social de nuestro pueblo.

Hablamos el mismo idioma que hablan los pueblos hispanoamericanos, tenemos las mismas costumbres y hábitos de vida y estamos unidos, también, a través del sentimiento religioso; pero, no somos iguales. Y no somos iguales, porque en Santo Domingo, volviendo al nombre con el q ue se conocía nuestra isla, allá por el siglo XVI, en la realidad de los hechos no hubo esclavitud. Los colonos y aventureros españoles se ausentaron a otros lugares de América cuando llegó como gobernador de esta colonia española Diego Colón, el hijo del Gran Almirante que incorporó esta parte del mundo a la monarquía española. Después de Caonabo y Mairení, apareció Enriquillo, el Capitán invicto del Bahoruco, a quien imitaron inmediatamente después, los negros esclavos convertidos en cimarrones, a lo largo del siglo XVI, conocidos con los nombres de Juan Vaquero, Diego Guzmán y Sebastián Lemba.

Los problemas que enfrenta ahora nuestro pueblo, nos obligan a recordar a esos hombres y mujeres que lucharon por el derecho a la vida en este territorio, que no es propiedad del “conglomerado humano” que todavía se conoce con el nombre de Haití; que no está organizado y que no es un Estado o República, aunque lo querian decir los Estados Unidos de América, Francia, Canadá y organizaciones desacreditadas, enemigas de la soberanía, independencia y dignidad de todos los pueblos del mundo, como son la Organización de las Naciones Unidas, y la Organización de los Estados Americanos. ¡Sin miedo, como antes, después, y ahora!.

Leer más
¡Crisis gobernando!

Es un contrasentido negar la existencia de una crisis partidaria; eso es hacer como el avestruz. Aceptarla es la premisa para convertirla en oportunidad. Regularmente las crisis no son como se ven; pero, en medio de ellas se ve lo que no se quiere enseñar. Las más graves son las que se manifiestan en partidos gobernantes, puesto que pueden arrrastrar al Estado.

Justamente, ahí reside la delicadeza del origen de esta tercera gran crisis, sucede gobernando. Desentrañar sus origenes, que aunque parcialmente es consecuencia de las dos anteriores, ésta tiene su propia configuración.

Cuando se está gobernando se transfiere el control de la estructura partidaria, de manera espontánea, sin ser buscado, a manos del que gobierna. Se escuchan dos expresión que se refieren a esa condición; una que dice: “ellos son de quien sea el Presidente”; y la otra dicha así “¿que fulano se fue con mengano? ¡yo se lo presté!”.

Ésto ocurre porque el Estado es el mayor generador de empleos, por ser quien mueve con su presupuesto la economia. El sector privado ha sido dinamizado desde el primer gobierno del PLD, por el desarrollo de políticas públicas para el crecimiento macroeconómico sostenido. Y es inevitable que en nuestros países el partido gobernante incluya en las funciones y empleomanía a buena parte de su membresia.

A esto se refieren politologos latinoamericanos, cuando afirman que los “partidos gobernantes se esconden en el Estado”; hasta se llega a provocar una mezcla de roles entre el Estado y el Partido, perturbando la relación Partido-Gobierno.

El control, empero, debe residir en su membresia, pero la ausencia de democracia interna e igualdad de oportunidades, castra los derechos de esa membresia para ejercerlo una elite partidaria que lo decide todo e impone por cooptación quienes son sus dirigentes y sus candidatos electorales.

Esta crisis partidaria gobernando tiene su origen en el hecho de que quien tenía el control de la estructura apoyô a Leonel para 1996 y luego para 2004. Pero para el 2008 entendía que debía ser él mismo y no otro. Sin embargo, el Partido escogió a Leonel, siendo la reacción de Danilo “me venció el Estado”. Obviamente, en su conceptulizacion política, él tenía el liderazgo partidario, no Leonel; entendió que era la figura predominante.

Cuando se ignoran, o no se prevén las circunstancias que rodean, tienen consecuencias y al errar se busca culpables. Concédanme recordar a Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”. No basta con tener méritos, formación, experiencia y fuerza organizada; se debe tener “sentido de oportunidad” o “timing”.

Entre las circunstancias que no fueron ponderadas, estuvo el diestro manejo de Leonel para superar la crisis económica interna y otra mundial, logrando “blindar la economía”; retomó el crecimiento sostenido de la macroeconomía hasta la fecha. Pudo ser un error desconocer la valoración de amplios sectores del país a la capacidad política demostrada.

Por demás, fue traumático para la membresia de la orgnizacion cuando salió del poder en el 2000; agravándose por las persecuciones judiciales contra algunos dirigentes; se evitaba ese riesgo.

No reelegir a Leonel era desconocer circunstancias y caer en maniqueísmo, saltando de un extremo a otro, sin puntos intermedios. El proceso político es ondulante y debe tenerse la destreza de verlo mover.

Leer más
¡Crisis gobernando! (Tercera crisis sus orígenes)

Es un contrasentido negar la existencia de una crisis partidaria; eso es hacer como el avestruz. Aceptarla es la premisa para convertirla en oportunidad. Regularmente las crisis no son como se ven; pero, en medio de ellas se ve lo que no se quiere enseñar. Las más graves son las que se manifiestan en partidos gobernantes, puesto que pueden arrastrar al Estado.

Justamente, ahí reside la delicadeza del origen de esta tercera gran crisis, sucede gobernando. Desentrañar sus orígenes, que, aunque parcialmente es consecuencia de las dos anteriores, ésta tiene su propia configuración.

Cuando se está gobernando se transfiere el control de la estructura partidaria, de manera espontánea, sin ser buscado, a manos del que gobierna. Se escuchan dos expresiones que se refieren a esa condición; una que dice: “ellos son de quien sea el presidente”; y la otra dicha así “¿qué fulano se fue con mengano? ¡yo se lo presté!”

Esto ocurre porque el Estado es el mayor generador de empleos, por ser quien mueve con su presupuesto la economía. El sector privado ha sido dinamizado desde el primer gobierno del PLD, por el desarrolloo de políticas públicas para el crecimiento macroeconómico sostenido. Y es inevitable que en nuestros países el partido gobernante incluya en las funciones y empleomanía a buena parte de su membresía.

A esto se refieren politólogos latinoamericanos, cuando afirman que los “partidos gobernantes se esconden en el Estado”; hasta se llega a provocar una mezcla de roles entre el Estado y el Partido, perturbando la relación Partido-Gobierno.

El control, empero, debe residir en su membresía, pero la ausencia de democracia interna e igualdad de oportunidades, castra los derechos de esa membresia para ejercerlo una elite partidaria que lo decide todo e impone por cooptación quienes son sus dirigentes y sus candidatos electorales.

Esta crisis partidaria gobernando tiene su origen en el hecho de que quien tenía el control de la estructura apoyó a Leonel para 1996 y luego para 2004. Pero para el 2008 entendía que debía ser él mismo y no otro. Sin embargo, el Partido escogió a Leonel, siendo la reacción de Danilo “me venció el Estado”. Obviamente, en su conceptulizacion política, él tenía el liderazgo partidario, no Leonel; entendió que era la figura predominante.

Cuando se ignoran, o no se prevén las circunstancias que rodean, tienen consecuencias y al errar se busca culpables. Concédanme recordar a Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”. No basta con tener méritos, formación, experiencia y fuerza organizada; se debe tener “sentido de oportunidad” o “timing”.

Entre las circunstancias que no fueron ponderadas, estuvo el diestro manejo de Leonel para superar la crisis económica interna y otra mundial, logrando “blindar la economía”; retomó el crecimiento sostenido de la macroeconomía hasta la fecha. Pudo ser un error desconocer la valoración de amplios sectores del país a la capacidad política demostrada.

Por demás, fue traumático para la membresía de la organización cuando salió del poder en el 2000; agravándose por las persecuciones judiciales contra algunos dirigentes; se evitaba ese riesgo.

No reelegir a Leonel era desconocer circunstancias y caer en maniqueísmo, saltando de un extremo a otro, sin puntos intermedios. El proceso político es ondulante y debe tenerse la destreza de verlo mover.

Leer más
Sistemas de Pensiones en América Latina

La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), en su Panorama Social publicado el pasado mes de diciembre, advierte sobre la necesidad de fortalecer los sistemas de pensiones en los países de la región.

La publicación es pertinente, puesto que la tendencia es hacia el envejecimiento de la población, lo que llevará a que cambiemos nuestro enfoque de las políticas públicas. La transformación en la composición sociodemográfica de nuestra región, llevará a un aumento de la demanda de cuidados, salud y pensiones; y una disminución considerable en la educación primaria y media, así como la salud materno-infantil.

Alicia Bárcenas, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, afirma que para el 2040, las personas de 60 años y más superarán a las de 0 a 14 años. Es un dato fundamental en la concepción de las políticas públicas post 2030, cuando se completen los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

De acuerdo a las informaciones actuales, hay evidencias de que tanto la pobreza general como la pobreza extrema, disminuyeron considerablemente en el rango de las personas consideradas adultos mayores, como resultado de las políticas sociales y las pensiones contributivas y no contributivas.

Sin embargo, es preocupante que menos de la mitad de los ocupados del quintil 1 y 2 son asalariados, y que por ende no tienen cobertura contributiva en la seguridad social, lo cual les dejaría fuera del sistema de pensiones. El mismo informe plantea que la proporción de trabajadores que continúa desprotegida es más elevada en las zonas rurales, entre las personas con menos escolaridad y en los sectores de menor productividad.

La suma de estas dos realidades, es decir, el envejecimiento de sociedad y la brecha existente en la participación de las personas más vulnerables en los sistemas de pensiones, genera preocupaciones en torno al panorama social de la región, las cuales debemos abordar en la actualidad.

Llama la atención el rol de los sistemas de pensiones en la igualdad de género. Lamentablemente, más de la mitad de las mujeres de la región que tienen alguna ocupación, se encuentra en sectores de baja productividad y apenas 1 de cada 5 están afiliadas a la seguridad social o cotiza en algún sistema de pensiones.

Según el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), en un informe titulado “La salud y la seguridad social, otras desigualdades de género en la República Dominicana”, esa misma brecha de género existe en nuestro país, debido en gran parte porque el 52% de las mujeres afiliadas a la seguridad social están como dependientes y, por ende, no tienen acceso igualitario al sistema de pensiones. Por igual, se observa un menor acceso de la mujer al empleo formal.

Camila Arza, autora de “El diseño de los sistemas de pensiones y la igualdad de género: ¿Qué dice la experiencia europea?”, advierte que “la brecha de género del sistema de pensiones surge de la combinación de dos conjuntos de factores: los que tienen que ver con la trayectoria diferenciada de hombres y mujeres en el mercado laboral, por un lado, y los que tienen que ver con las reglas del sistema de pensiones de cada país, por el otro.” Abordar ambas cuestiones requiere de políticas públicas claras y precisas, que generen cambios sustanciales en el funcionamiento del modelo.

Hay que evaluar y consolidar los sistemas de pensiones en la región, para seguir contribuyendo a la reducción de la pobreza y la desigualdad, abordando las realidades generacionales que las tendencias sociodemográficas nos plantean.

Leer más
¡Vámonos con Dios!

Esa exclamación que para el autor de esta columna es una consigna que expresa una actitud de decisión para marchar de frente, tal vez, hasta el infinito y la aprendimos hace 45 años, en 1973, mientras guardábamos prisión en la cárcel de La Victoria, acusado o implicado, supuestamente, en complicidad con el desembarco que había encabezado en los primeros días de febrero de ese año, el coronel Francisco A. Caamaño Deñó, prócer dominicano, que había desempeñado las funciones de presidente del Gobierno Constitucional de la República en Armas, consecuencia del levantamiento militar que se había iniciado el 24 de abril de 1965 y que a partir del 28 de ese mes había enfrentado en defensa de la soberanía y dignidad de nuestro pueblo la intervención militar en nuestro territorio ordenada por el gobierno de Estados Unidos de América, que presidió en ese entonces una nefasta e inolvidable figura ejecutiva, llamada Lyndon B. Johnson.

“Vámonos con Dios en este año 2018”. Y esta consigna va dirigida a mis compañeras y compañeros, miembros del PLD, que tienen la responsabilidad de dirigir los destinos del país, con el gobierno que ha puesto en nuestras manos la mayoría del pueblo dominicano, encabezado por Danilo Medina Sánchez.

También en este momento queremos repetir las frases que hemos pronunciado en decenas de ocasiones, cuando hablamos en términos políticos: “La pelea es peleando”, y la queremos recordar particular y especialmente a nuestros compañeros mas jóvenes, que para el autor de esta columna, no solamente pueden ser nuestros hijos, sino también nuestros nietos.

La política es un oficio y una profesión como son la ebanistería, carpintería, herrería, y la mecánica u otras manifestaciones que en la práctica deben ser aprendidas y que no se pueden dominar totalmente sus conocimientos, en un día, una semana o un mes; pero la política es fundamentalmente un arte y una ciencia.

Estamos convencidos hace mucho tiempo y somos los primeros en esa convicción, que ha llegado la hora del relevo en los mas altos niveles del PLD, pero a los de más edad y experiencia deben relevarlos políticos profesionales, formados, como militantes en las filas de nuestro partido.

Como “dinosaurio” de muchos años de vida, el autor de esta columna no puede ser engañado, ni confundido y mucho menos hipnotizado con ese lema de que “ha llegado la hora de la juventud”. Siempre hemos dicho que Adolf Hitler, aquel funesto caudillo alemán, que a los 45 años de edad había sometido a casi la totalidad de los pueblos de Europa por medio de la conquista, y para derrotarlo no buscaron jóvenes ingleses, rusos, estadounidenses ni franceses; tuvieron que juntarse Winston Churchill, con más de 70 años de edad, jefe del gobierno ingles; Joseph Stalin, primer ministro del gobierno de la Unión Soviética y Franklin Delano Roosevelt, presidente de Estados Unidos de América, inválido, en una silla de ruedas, con 75 años de edad, a los cuales se sumó después Charles de Gaulle, jefe de la resistencia francesa, con mas de 70 años.

¡Vámonos con Dios! y tengamos presente que “la pelea es peleando”, que este gobierno del PLD que encabeza el presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, está obligado a cumplir con el legado de Juan Bosch, el gran maestro político dominicano y de América de todos los tiempos; “el presidente moral eterno de la República”, que lo concibió, lo fundó, organizó y dirigió para servirle al pueblo dominicano.

Leer más
¡Sucesión del legado político de Bosch!

Crear una fortuna política a partir de los 64 a 81 años de vida, lo puede hacer un genio de la política. Bosch convirtió al PLD en esa fortuna; se asomaba al poder para los comicios de 1990. Se reiteraba la necesidad de superar el capitalismo tardío y fortalecer fuerzas productivas.

Dirigentes endémicos buscaban la candidatura vicepresidencial. Lo mismo pretendían “los socialistas”, dirigentes provenientes de las izquierdas. Era una típica lucha sucesoral. Pero Bosch escogió para la vicepresidencia a un dirigente de Santiago, dedicado a la orfebrería.

Ambos sectores crearon un vacío que dejó a Bosch sin el apoyo necesario, facilitándosele un fraude electoral a Balaguer; èste se sirvió de una aplicacióncon un factor multiplicador, para mantenerse sobre Bosch. Peor cuando los dos miembros del CP asignados a la JCE, abandonaron el recinto para irse a dormir.

Al día siguiente Bosch designó una nueva representación, la cual no tardó en descubrirel origen del fraude, pero debía demostrarse.Se solicitaron las actas originales, asentadas en un “Libro Amarillo”, del cual se reproducía el conteo. La JCE no accedió a la entrega.

Luego se supo que el Presidente de ella fue llamado por Balaguer, para decirle que “no gobernaría sin el Senado” y que esperaba de él reciprocidad puesto que “tenía en su escritorio retenido un expediente familiar”.Esto dio lugar que ante la reiterada petición nuestra, dijo “No puedo hacer nada”.

Buscábamos, sin anunciarlo, recuperar siete senadurías, para alcanzar la mayoría requerida y hacerle un juicio político a Balaguer. Fue cuando Bosch lanzó la proclama “Que se vaya yá”. Balaguer repitió públicamente lo que había dicho al Presidente de la JCE: “No gobierno sin el Senado”.

El Departamento de Estado mostró preocupación e invitó al PLD, enviando Bosch como comisionados a Leonel y a mi; había que decirles que lo que sucediera no era contra ellos. Ese viaje fue incidentado para retrasarla salida.Quien lideraba en el PLD a los dirigentes endémicos negociaba con Balaguer, para reconocer su triunfo a cambio de funciones importantes. Incluso, hablaron con Peña Gomez para convencerlo de que le convenía aceptarlo, pero se negó a hacerlo.

La lucha sucesoral sacó a los “socialistas” de la organización. El control partidario lo retuvo quien pasó a encabezar la Cámara de Diputados.

Para los comicios siguientes de 1994, no le regatearona Bosch la candidatura; no se arriesgarían, el posicionamiento electoral partidario era bajísimo. Cometieron un error, para sus intereses sucesorales, asumieron a Leonel Fernández como candidato vicepresidencial.

Balaguer repitió con Peña Gómez lo que le había hecho a Bosch. Eso desató una crisis política con repercusión internacional, obligando a Balaguer a aceptar un “Pacto” para recortar dos años su mandato y establecer su no reelección, Se decide participar en las elecciones de 1996, con Leonel de candidato; eso consolidó la migración a otras manos del liderazgo de los dirigentes endémicos.

No se previó ganar; no veían que Balaguer no apoyaría al candidato de su propio partido, para no perder el control partidario; tampocoapoyaría a Peña Gomez, por sus amenazas antibalaguerista. Los votos serían del PLD, y así fue.

Como se sabe, seganó y quien apoyó a Leonel su liderazgo prevaleció sobre los dirigentes endèmicos. Pero en política las cosas no son necesariamente como parecen.

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
229 Artículos
Euclides Gutiérrez
186 Artículos
Leonel Fernández
138 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
211 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos