Blogs

últimos blogs

Desafíos de la ciencia, la tecnología e innovación en RD

La reciente solicitud de registro de una patente internacional hecha por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), para una invención en el área de la nanotecnología, no sólo constituye un hito en el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la República Dominicana, sino una fuente de orgullo nacional.

No obstante, los logros obtenidos por el país en ese aspecto durante las últimas dos décadas, no resultan particularmente halagüeños. Eso supone la necesidad de concentrar mayores esfuerzos en esta área que resulta clave para un mejor futuro de la sociedad dominicana.

El registro de patentes y la publicación de trabajos científicos en publicaciones de prestigio internacional, representan dos indicadores importantes del nivel de innovación alcanzado por un país determinado.

En el mundo actual, el crecimiento económico, la capacidad de generación de empleos, la producción de riquezas, el desarrollo sostenible, la competitividad y la productividad dependen, básicamente, del desarrollo de la innovación.

Los países con mayor nivel de desarrollo a nivel internacional son aquellos que resultan más avanzados en materia de ciencia, tecnología e innovación; y lo mismo ocurre al revés, es decir, los menos avanzados son aquellos que resultan más atrasados en esas áreas del conocimiento.

Por consiguiente, en la brecha entre países ricos y pobres, o desarrollados y en vías de desarrollo, también existe una divergencia en materia de investigación, desarrollo e innovación.

Es tan grande la brecha en ese sentido, que los países desarrollados como Estados Unidos, Japón, Alemania, China, Reino Unido y Francia, concentran cerca del 90 por ciento de las patentes registradas ante la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), y la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO), con lo cual su capacidad y poder en esa esfera resultan incontrastables.

Innovación en América Latina

Estudios realizados sobre patentes registradas internacionalmente por países de América Latina, ponen de relieve los avances alcanzados por las empresas, los centros de investigación y las universidades de algunos de esos países, así como el rezago de la República Dominicana con relación a los demás integrantes de la región, y por lo tanto, los desafíos que tenemos por delante como nación.

De diecisiete países evaluados, Brasil ocupa el primer lugar para los años que van de 1990 al 2011, que es hasta donde se disponen de cifras estadísticas, seguido de México y Venezuela. En el caso nuestro, República Dominicana, desafortunadamente ocupamos el lugar 16, sólo por encima de Haití.

Con respecto a las empresas, las que mayor cantidad de patentes han registrado son Intevep, que es la unidad de investigación y desarrollo de PDVESA, la entidad petrolera venezolana, y PETROBRAS, que, a su vez, es la empresa de petróleo de Brasil.

Ese hecho, de que la mayor cantidad de patentes registradas internacionalmente por empresas latinoamericanas sean las petroleras, contrasta significativamente con la tendencia prevaleciente a nivel mundial, en la que predomina el registro de patentes en las áreas de tecnología de la información y la comunicación; la de semiconductores; la microelectrónica; óptica; la tecnología médica, y productos farmacéuticos.

Por supuesto, la concentración de la investigación científica y tecnológica en América Latina, fundamentalmente en petróleo, revela que todavía el enfoque prioritario de la región en materia de innovación y transformación productiva sigue siendo el de los recursos naturales.

Eso ha determinado que durante la última década, desde el 2003 al 2013, el auge económico de la región, esencialmente de América del Sur, haya dependido de la capacidad de exportación de productos básicos o commodities a China, con escaso valor agregado.

En la medida en que ha habido una desaceleración del crecimiento de la economía china, como resultado del impacto de la Gran Recesión sobre el comercio internacional, en esa misma proporción se han visto afectados los países de América del Sur, cuyas economías han experimentado una tendencia hacia la baja en los últimos dos años.

Ahora bien, a pesar del marcado interés en el sector petrolero, las empresas brasileñas han logrado también un notable éxito en materia de innovación al desarrollarse en sectores de gran trascendencia como la energía y los biocombustibles, a través de la producción de etanol, la agricultura y la aeronáutica.

De igual manera, en otros países del área, como México, Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica y Uruguay, ha habido una tendencia hacia el registro de patentes en el área de la química, especialmente en lo que atañe a la ingeniería química; la química de materiales, la química de alimentos, la biotecnología y la elaboración de productos orgánicos.

Todo eso demuestra que realmente ha habido un gran empeño e importantes logros en América Latina durante los últimos 20 años en aplicar una agenda de desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, que se ha manifestado por un registro cada vez mayor y más diversificado de patentes a nivel internacional.

Pero, de igual manera, en comparación con lo que acontece en los países del mundo desarrollado, la necesidad de diseñar políticas públicas, construir redes y apoyar a las empresas, universidades y centros de investigación, que permitan a la región alcanzar mayor productividad, competitividad e innovación.

El desafío dominicano

La solicitud de registro de patente a nivel internacional, por parte de la PUCMM, resulta estimulante porque se trata tan sólo de la tercera hecha en las últimas dos décadas, lo que coloca a la República Dominicana a la cola de los demás países de América Latina, en el puesto número 16 de 17 naciones de la región.

Para enfrentar esa situación, ha habido desde los inicios de la pasada administración, algunas iniciativas nacionales de importancia, como ha sido, por ejemplo, la puesta en acción del Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación, 2008-2018, elaborado por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Pero, de igual manera, la formulación del Plan Nacional de Competitividad Sistémica, confeccionado por el Consejo Nacional de Competitividad y lanzado oficialmente en el 2007, contempla, entre sus atribuciones, la creación de un Sistema Nacional de Innovación y Desarrollo Tecnológico.

Ese sistema de innovación funciona a través del Consejo de Innovación y Desarrollo Tecnológico, presidido por el Ministerio de Educación Superior e integrado por las universidades e instituciones de educación superior del país; por los centros de investigaciones científicas y tecnológicas; los representantes de los distintos sectores productivos; y las instituciones del gobierno relacionadas con las áreas de desarrollo tecnológico e innovación.

En el 2005, el antiguo Instituto Dominicano de Tecnología Industrial (INDOTEC), se transformó en el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI), el cual tiene como objetivo el desarrollo tecnológico en áreas como la biotecnología y otras ciencias aplicadas, para promover la competitividad de los productos nacionales en el comercio exterior.

Desde ese mismo año, esto es, 2005, el Ministerio de Educación Superior, a través del Fondo para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología (FONDOCyT) ha financiado diversos proyectos de investigación con instituciones como el Instituto Superior de Agricultura (ISA); el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF); el Centro de Biotecnología Vegetal (CEBIVE); el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC); la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD); y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Algunos de esos proyectos de investigación, financiados con fondos públicos, por vez primera en nuestra historia, han empezado a dar frutos, como es el caso, ya mencionado, de la solicitud de registro de patente internacional de la PUCMM, de una invención sobre nanotecnología.

Otros proyectos han dado lugar a solicitudes de registro de patentes, de diseños industriales y de modelos de utilidad por ante la Oficina Nacional de Propiedad Intelectual (ONAPI), la cual, durante la última década ha recibido cerca de dos mil peticiones de registro de patentes por invención, por parte de instituciones nacionales.

Eso, naturalmente, difiere de las tres que hasta ahora se han solicitado en el plano internacional durante los últimos veinte años y que nos colocan a remolque de las demás naciones de la región.

En todo caso, por los resultados de la evolución de la economía mundial, el mensaje es que estamos compelidos al avance del progreso y el bienestar por la vía del conocimiento, la tecnología y la innovación.

Leer más
¿Por qué la fortaleza del PLD?

La política es ciencia y arte, afirmaba con frecuencia el profesor Bosch. Efectivamente hay que echar manos de diversas ciencias y disciplinas para un buen rumbo político.

Si la economía es bien llevada, beneficia al partido de gobierno; si va mal lo saca del poder. El desequilibrio, que afecte a uno que otro sector, tiene malas consecuencias electorales. De ahí que se apela a estudios del mercado electoral y se realizan mediciones cuantitativas y cualitativas.

Una reciente medición hecha por una empresas contratada por empresarios, Asisa Research, arroja como resultados que el PLD tiene un 56% de simpatías, frente a 34% del PRD; un 72% tiene la percepción de que el PLD es el partido mayoritario y el 24% dice que es el PRD.

Desglosando por edad, de 18-24 años el 70.4% está con el PLD y 24% con PRD; de 25-34 años 50.4% con el PLD y 35.9% con el PRD; de 35-44 el 55.3% con PLD y 33.6% con PRD.

Luego, por genero el 54.9% de los hombres favorecen al PLD y el 35.6% al PRD; el 57.3% de las mujeres se sitúan al lado del PLD y apenas el 32.6% con el PRD.

En todos los niveles sociales (altos, medios, bajos) el PLD está sobre 53% y el PRD mucho menos de 39%.

Por región en DN y Prov. Santo Domingo PLD 59.9% y 64.9%; PRD 23.9% y 23.2%, respectivamente. En Santiago PLD 64.3% y PRD 33.6%; el Este PLD 67.3% y PRD 18.7%; en la línea noroeste PLD 67.6% y PRD 32.4%.

Lo significativo es en el Sur, donde el PLD ha sido fuerte y ahora teniendo un Presidente originario de esa región, el PLD 37.6% y el PRD 59.5%; debemos revisar qué está pasando, puede que se hayan descuidado programas e inversiones sensibles.

Ese bajo porcentaje en el Sur no afecta una candidatura presidencial, pero nos lleva a perder un buen número de legisladores, entre ellos pone en riesgo a 10 senadores.

¿Por qué ese excelente posicionamiento general del PLD?

Cuando hemos dicho que el PIB creció de 22 mil 39 millones en 2004 a 59 mil 938 millones al 2012, lo que está reflejado en esas cifras es el crecimiento del capitalismo.

Sin embargo, se anida la ilusión de que si la economía sigue creciendo favorezca la igualdad de oportunidades, y esas oportunidades no vienen solas, hay que crearlas buscando progresivamente los recursos presupuestales con medidas fiscales, porque sino se convierte en solo retorno del capital y mayores desigualdades.

La fortaleza del PLD está dada en la población donde se ha sentido mas el crecimiento del capital (PIB) y se crea la esperanza de que las cosas van a cambiar con políticas públicas en beneficio de la población, con medidas fiscales progresivas sobre el capital para dotar al Estado de los recursos necesarios.

Es lo que se espera de los gobiernos del PLD y por eso estamos en una fase de transición en el proceso nacional que solo lo garantiza el PLD con figuras probadas, eso también lo dicen las encuestas cuando aseguran que con Leonel o Danilo no habría segunda vuelta.

Leer más
La Agenda post 2015

Hace ya casi 15 años que el mundo inició la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Fue Butros Butros-Ghali, exSecretario General de las Naciones Unidas, quien propició el conjunto de diálogos y cumbres que llevaron a las sociedades a evaluar el estado de los derechos básicos de sus ciudadanos. La Declaración del Milenio y sus ocho objetivos eran y todavía son un gran reto para la mayoría de nuestros países.

Ya se acerca el plazo definido por las Naciones Unidas para alcanzar estos objetivos y cada país será objeto de un proceso de rendición de cuentas de los logros alcanzados. Ciertamente, ninguno de los países en vías de desarrollo, como el nuestro, hemos logrado alcanzar estos objetivos, aunque hemos hecho grandes avances. Una muestra es el hecho de que República Dominicana logró reducir a la mitad el hambre y la subnutrición, tal y como se plantea en el primer objetivo.

¿Qué va a pasar a partir del 2015? ¿Quedarán los Objetivos del Milenio tan solo como una buena intención de los países miembros de las Naciones Unidas? ¿Quedará cada país a cargo de continuar desarrollando su propia agenda de desarrollo?

Las Naciones Unidas han iniciado un proceso de consulta para definir las prioridades de una agenda de desarrollo más allá del 2015, que se ha denominado Agenda Post-2015. Bajo el lema “El mundo que queremos”, se ha fomentado un debate abierto sobre desarrollo, oportunidades y soluciones, un debate que como país debemos tomar en serio y ajustar a nuestra Estrategia Nacional de Desarrollo.

No debe existir una agenda gubernamental divorciada de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la Agenda Post-2015 que se está desarrollando. Como país en vías de desarrollo, la ruta crítica de nuestras políticas públicas deben asegurar el cumplimiento de la visión de país que tenemos.

Considero que en esta nueva agenda de desarrollo en la que nos embarcaremos a partir del 2015, la sociedad civil jugará un papel estelar. En un mundo agobiado por la desigualdad y por la distribución desproporcionada de las riquezas, la labor filantrópica de aquellos que aspiran a un mundo mejor, será clave para la construcción de un mundo mejor. En ese tenor, el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas afirmó recientemente que “…ciertamente las organizaciones de la sociedad civil tienen una habilidad especial para tomar mayores riesgos en la aplicación de medidas innovadoras para enfrentar los retos del desarrollo sostenible”.

Es por ello que hay que impulsar una mayor participación de la ciudadanía en la ejecución de las políticas públicas y en la construcción de la Agenda Post-2015, de manera que puedan servir al objetivo común de una mejor sociedad. Para ello, las Naciones Unidas han dispuesto un conjunto de consultas nacionales que buscan construir la posición país que llevaremos a la discusión de dicha Agenda, promover su diseño inclusivo, de manera que se logre el empoderamiento colectivo y construir una perspectiva de las prioridades nacionales y regionales.

A nuestro modo de ver, esta Agenda post-2015 debe construirse tomando en cuenta los procesos históricos que han sucedido en los últimos 15 años. Desde los ataques terroristas del 2001, que cambiaron el sistema de seguridad mundial, hasta el desarrollo tecnológico y la creación de verdaderas redes sociales en el mundo. Debe tomar en cuenta lo sucedido en la Primavera Árabe y la crisis financiera internacional, la volatilidad en los precios de los “commodities” y la acumulación desmedida de riquezas en el 1% de la población mundial.

Es una Agenda que debe construirse teniendo como norte un mundo más equitativo, donde la prosperidad se comparte y se dejan atrás las catástrofes humanas que suponen la violación de los derechos fundamentales de millones de personas en todo el globo terráqueo. La pobreza, el hambre, la desnutrición, la mortalidad materno-infantil, la destrucción del medio ambiente, la violación sistemática de los derechos de la mujer, son realidades que pesan sobre esta Agenda post-2015.

Pero a la vez, deben debatirse nuevos retos que se vislumbran en nuestro presente y futuro. La brecha digital, el uso productivo de la tecnología, la seguridad alimentaria, el acceso al agua potable, el desarrollo ético de la ciencia, el fortalecimiento de la paz mundial, entre otros temas, deben gravitar sobre esta nueva Agenda.

Es importante que todos nos integremos al desarrollo de esta Agenda, de manera que la República Dominicana pueda atender sus realidades y se integre a este esfuerzo global de construcción de una mejor sociedad.

Leer más
¿Ellos entienden? ¿y nosotros?

Ellos son los grupos líderes de la Pirámide Empresarial y nosotros la dirección del PLD, cabeza del movimiento político nacional.

¿Y que es lo que debe entenderse en esta fase del proceso político?

Debe entenderse que toda la riqueza que produce la sociedad, que se llama Producto Interno Bruto (PIB), se ha quedado en manos de la Pirámide Empresarial para favorecer su desarrollo. Véase en cifras, desde el 1996 al 2013 el PIB creció de 18 mil millones a 60 mil millones de dólares.

Cuando crece el PIB crece el capitalismo. Thomas Piketty, un economista muy de moda por sus planteamientos, dice en su libro “El Capital del Siglo XXI” que el crecimiento del PIB trae un retorno del capital mayor que el porcentaje del crecimiento mismo, y que se trata de una espiral invertida en relación con la desigualdad, la cual aumenta si no se establecen impuestos progresivos.

Es decir, que con solo propiciar el crecimiento del PIB no se reduce la desigualdad. Efectivamente, el crecimiento del PIB en la economía dominicana no ha reducido en la misma proporción la pobreza. El país logró bajar 9.6% (de 50% a 40.4%) la pobreza desde el 2004 al 2013, según fuentes del Banco Mundial.

Ese 40.4% es más de 4 millones de personas, porque nuestra población es de 10 millones. Es mucha gente que no participa en el mercado de producción y consumo de bienes y servicios. Efectivamente, no se trata solo de que es un problema humano y de violación de derechos fundamentales, es que esa población está fuera del mercado.

En 1996, iniciando el primer gobierno del PLD, los grupos líderes de la Pirámide Empresarial eran fuerzas emergentes sujetas a relaciones capitalistas muy atrasadas que habían dado lugar a expresiones políticas también atrasadas.

Esos grupos han crecido al amparo de los gobiernos del PLD, por el desempeño macroeconómico de esos gobiernos. Son grupos económicos de familias tradicionales y conocidas, Grupo Bonetti, Grupo Vicini, Grupo Corripio, Grupo León Jiménes, Grupo Popular, Grupo Rizek y Grupo Estrella.

En ellos se ha dado el relevo generacional, acompañados de las generaciones mayores; son jóvenes formados en universidades norteamericanas y europeas. Posiblemente este sea un factor que ayude a compartir el propósito de que el Estado disponga de los recursos para los servicios públicos y las áreas propicias en calidad de vida.

Las deficiencias en energía, salud, medios y vías de transportación, educación, seguridad ciudadana, etc, afectan al pueblo, clase media y a los recursos humanos a ser utilizados por la Pirámide Empresarial.

¿Entendemos esto en el PLD?. Parece que en el PLD algunos de nosotros tenemos agendas particulares y no estamos entendiendo que se espera por nosotros y no se confía en aquellos de nosotros distraídos jugando al relevo.

Ellos y nosotros debemos ponernos de acuerdo para transformar el sistema fiscal y elevar la presión tributaria para destinar recursos a superar las desigualdades y estimular la calidad de vida, para conducir no solo al crecimiento del PIB, sino también al desarrollo integral.

Leer más
Libra a Libra, Cero Hambre

La situación de hambre y desnutrición de alrededor de 847 millones de personas en todo el mundo, es una de las preocupaciones más importantes de los organismos internacionales y de los Gobiernos de cada país afectado.

Analizar y estudiar el efecto del hambre y la desnutrición en nuestra población, nos alerta sobre la urgencia de este asunto. Un niño afectado por hambre y malnutrición, está condenado a ser entre un 5% y un 10% menos productivo en su vida adulta, lo que cuesta a la economía mundial alrededor de 30 billones de dólares.

Recientemente se celebró la 33° Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante la cual dicho organismo afirmó que “la Región de Latinoamérica está en las mejores condiciones para erradicar el hambre”, ya que disponemos de los alimentos, los conocimientos y los recursos financieros necesarios para ello.

Además, podemos afirmar que el recurso más importante del que disponemos para atender este flagelo, es la voluntad política de los Gobiernos y de las sociedades latinoamericanas, dispuestas a acabar con el hambre y la desnutrición.

El concurso de la sociedad en la lucha contra el hambre y la desnutrición que padecen 1.2 millones de personas en República Dominicana, puede ser la diferencia a la hora de evaluar el éxito de las estrategias que el Gobierno dominicano ha dispuesto como política pública contra el hambre.

Existe un sentimiento interesante en la ciudadanía dominicana, que es parte del activismo ciudadano positivo que debemos promover. En los últimos años, miles de ciudadanos dominicanos y organizaciones no gubernamentales se han dispuesto a ser agentes de cambio, aportando su solidaridad y su acción voluntaria al trabajo que se realiza desde las políticas sociales del Gobierno.

Es por ello que, dentro de la estrategia “Cero Hambre” que lanzamos el pasado mes de octubre, hemos iniciado acciones para fortalecer la influencia del Banco de Alimentos de la República Dominicana, en la lucha contra la subalimentación.

¿Qué es el Banco de Alimentos? Una iniciativa de la Vicepresidencia de la República y de la Pastoral Social de la Iglesia Católica, en alianza con FAO, que busca llevar a los más necesitados aquellos alimentos no perecederos que no serán utilizados por establecimientos comerciales; y aquellos que la ciudadanía en general pueda donar.

Es una iniciativa loable, que vincula el impulso de aquellos ciudadanos que sienten dentro de sí el deseo de ser solidarios, con la capacidad del Estado de focalizar las donaciones hacia las áreas necesitadas; y con la capacidad de la Iglesia católica, que sirve de instrumento de esperanza hacia los más necesitados.

Craig Nemitz, Director de Servicios de Campo del Global FoodBanking Network, quién estuvo recientemente en el país, nos planteaba que “los Bancos de Alimentos no son la respuesta al hambre, pero sí son una muy buena y eficaz herramienta para combatirla”.

Los Bancos de Alimentos, de acuerdo a Nemitz, funcionan porque: 1) toda la sociedad está de acuerdo en que nadie debe pasar hambre; 2) son prácticos, eficientes y eficaces en la tarea de proveer alimentos, a la vez que tiene un efecto colateral de reducción de los desechos; 3) puede funcionar en escalas, desde las comunidades más pequeñas, hasta las ciudades más grandes; 4) es adaptable a cualquier cultura; y 5) no compite con los estamentos comerciales, al contrario, les ayuda.

Ya hemos logrado disponer de un sistema de Banco de Alimentos que funciona con mucha eficiencia. Estamos en Santo Domingo y Santiago y queremos seguir expandiéndonos a otras provincias del país. Mensualmente, estamos colectando 20 toneladas de alimentos que la Pastoral Social distribuye a 26 organizaciones no gubernamentales, de reconocido prestigio en la labor de ayuda a los más necesitados, beneficiando así a miles de personas.

Estamos manejando un volumen de productos apropiado. Ahora queremos despertar en los ciudadanos dominicanos el deseo de ayudar y ser solidarios con los más necesitados, a través de sus donaciones al Banco de Alimentos, para poder llegar a todos los que realmente lo necesitan.

Si hay un valor que caracteriza a los dominicanos es la solidaridad. Con el Banco de Alimentos estamos uniendo ese deseo de ayudar con la necesidad de comer.

Libra a Libra, podemos lograr que en nuestro país alcancemos el objetivo de Cero Hambre. Así, nuestros ciudadanos y ciudadanas podrán ejercer sus derechos y cumplir sus deberes con la fuerza y dignidad que necesitan para aportar al desarrollo del país.

Leer más
República Dominicana avances tecnológicos

A principios de año, la República Dominicana obtuvo dos importantes logros en el ámbito de las tecnologías, que ponen de relieve su avance en esa área tan vital para el desarrollo sostenible en el siglo XXI.

El primero de esos logros se refiere a la primera cirugía robótica exitosa realizada en el país, por parte de médicos dominicanos en el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), que en ese caso particular fue de vesícula biliar.

Conforme al Dr. Rafael Sánchez, presidente del Consejo de Administración del referido centro asistencial, el uso de robots marca un hito en la historia de la medicina dominicana, la cual nos coloca a la altura de países desarrollados, gracias a la adquisición del ultramoderno sistema Da Vinci Si, el más avanzado que existe en la actualidad.

El doctor Sánchez añadió que “La cirugía robótica representa un cambio dramático en la forma de hacer medicina y cirugías, ya que el aparato ofrece mayor efectividad y seguridad, al permitir penetrar con mayor profundidad en los tejidos que se pueden ver en forma tridimensional”.

Además de la cirugía robótica, el segundo gran logro tecnológico nacional alcanzado a principios de este año, fue la solicitud de registro de una patente hecha por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), a través de su Rector, Monseñor Agripino Núñez Collado, para un descubrimiento en el área de nanotecnología, que, como se sabe, representa un campo de las ciencias aplicadas dedicada al estudio, control y manipulación de la materia, que pasa de una escala micro, o pequeña, a una escala nano, o muy pequeña.

Esa escala nano, que se realiza a nivel de átomos y moléculas, se mide, a su vez, en términos de nanómetros, que es la unidad de longitud equivalente a una mil millonésima parte de un metro, que, como se recordará, representa 12 pulgadas, o lo que es lo mismo, un pie.

Para tener una mejor apreciación de la escala nanométrica, cabe indicar que el diámetro de un cabello humano es equivalente a 80 mil nanómetros, y que además de la nanotecnología, el nanómetro, como sistema de medición, se emplea para medir la longitud de onda de la radiación ultravioleta, la radiación infrarroja y la luz.

La importancia de la patente

El registro internacional de esa patente de invención, hecha por la PCMM, en los Estados Unidos, Taiwán y en el consorcio PCT (Patent Cooperation Treaty), conformado por 148 países, fue la primera realizada por una universidad dominicana, luego de una investigación iniciada en el 2007, la cual contó con el respaldo económico del Ministerio de Educación Superior, a través del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt).

La importancia de ese descubrimiento por parte de la PCMM consiste, no sólo en haber demostrado la capacidad de investigación científica que se ha alcanzado en el país, sino en el dramático impacto que se estima tendrá la nanotecnología en la economía global, comparable al de los semiconductores, la tecnología de la información y la comunicación, o la biología celular y molecular.

El desarrollo de la nanotecnología simboliza el nacimiento de la próxima revolución industrial, y se considera que diversos sectores serán sensiblemente impactados, como resultado de su evolución, entre ellos, la medicina, el sector energético, la electrónica, la biomedicina, el medio ambiente, el transporte, el área farmacéutica, el de los materiales y la manufactura.

El criterio que prevalece en la nanotecnología es que la escala lo cambia todo, y que, por consiguiente, partículas nanométricas de un material determinado, presentan propiedades físicas y químicas distintas a las de partículas más grandes del mismo material.

En otras palabras, las propiedades de los materiales cambian en función del tamaño, lo que permite nuevas combinaciones de propiedades físicas y químicas, y por lo tanto, nuevos productos que tendrán un impacto en el desarrollo de las sociedades.

Al referirse a ese fenómeno, Richard Feyman, uno de los pioneros de la nanotecnología, Premio Nobel de Física, 1965, en una disertación presentada ante el Instituto Tecnológico de California, llegó a sostener:

“Cuando lleguemos a un mundo muy, muy pequeño, digamos unos pocos átomos, ocurrirán muchas cosas nuevas. Los átomos en una pequeña escala no se comportan como se comportan en una escala grande, porque obedecen a las leyes de la mecánica cuántica. Entonces, mientras bajamos y jugueteamos con los átomos, podremos esperar hacer cosas diferentes. Podremos fabricar de manera distinta”.

¿Cuáles cosas podrán realizarse de manera distinta y con mayor eficiencia, que impacten a la sociedad?

Por de pronto, podrían desarrollarse nuevos métodos para detectar a tiempo enfermedades, como el cáncer, y curarlas en forma menos invasiva y con menores efectos secundarios; generar tejidos y órganos artificiales; desactivar virus; fabricar transistores y chips más pequeños y de mayor alcance para computadoras; celdas para paneles solares; sensores; blindaje eléctrico; y dispositivos de manejo de calor en los circuitos integrados.

Para alcanzar eso lo que se requiere es mejorar algunas propiedades físicas y químicas de los nanotubos de carbono, que fue exactamente lo que hicieron los investigadores de la PCMM con su investigación, encabezada por el doctor Fabrice Piazza, director del Laboratorio de Nanociencia de la PCMM, e investigador asociado de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

El futuro de la investigación dominicana

Al apoyarse en la física, la química, la biología, la ciencia de los materiales, la ingeniería y la informática, todo desde una perspectiva interdisciplinaria, el invento patentizado, a nivel internacional, por la Pontificia Universidad Católica consistió en el revestimiento de nanotubos de carbono, de 100 a 200 nanómetros de diámetro, con nanocristales de carburo de silicio y carbono, de tamaño del orden de 10 nanómetros, de tal suerte que el revestimiento se ajusta a la geometría de los nanotubos de carbono.

Aunque es difícil descifrar todo lo que se dice en el párrafo anterior, lo importantes es comprender que los nanotubos de carbono han sido los que han permitido el desarrollo de la nanotecnología en las últimas dos décadas, y esto así, debido a que tienen propiedades físicas y químicas que resisten altas temperaturas, conducen el calor mejor que el diamante y presentan una capacidad para transportar corriente mayor que el Esa invención, realizada por una universidad dominicana, tiene las posibilidades de ser aplicada a nivel industrial, en razón de que para ser competitivas, las industrias, en la actualidad, están desplazando su producción de la micro, o pequeña escala, a la nano, o muy pequeña escala.

Pero, además, como hemos dicho, porque resulta necesaria para el desarrollo de nuevas aplicaciones en áreas como la electrónica, la biomedicina, los generadores de Rayos X, los microscopios electrónicos y los amplificadores de micro-ondas.

Los logros tecnológicos obtenidos por el Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), con la realización de la primera cirugía robótica en el país, y la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), con el registro de la primera patente internacional, por parte de una universidad nacional, además de hacernos sentir orgullosos como dominicanos, nos indica que en materia de desarrollo tecnológico, la República Dominicana ha ingresado plenamente al siglo XXI.

De lo que se trata ahora es de sistematizar esa práctica, de extenderla a otras instituciones, de multiplicar sus efectos, y de hacerla parte integral de nuestra política nacional de desarrollo, para reducir la pobreza, enfrentar la inequidad social y promover la modernización, el progreso y el bienestar social.

Para eso contamos con un Plan Estratégico de Ciencia, Tecnología e Innovación, 2008-2018, que tiene como meta principal, contribuir con el mejoramiento competitivo de los sectores productivos nacionales; apoyar el proceso de transformación que requiere el país para su inserción exitosa en los esquemas regionales y globales de integración; y fortalecer el proceso de transición económica nacional hacia una economía basada en el conocimiento y la innovación.

De hacerlo así, se prevé un gran futuro para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la República Dominicana.

El desarrollo de la nanotecnología simboliza el nacimiento de la próxima revolución industrial.

Leer más
Emular VS Envidiar

A propósito de la publicación de uno que otro articulo sobre la envidia, traigo recuerdos del Dr. Antonio (Toñito) Zaglul, profesor de la UASD, psiquiatra, articulista y escritor, apreciado por su capacidad y afabilidad.

Avanzado el año 1965, en pleno Movimiento Renovador de la UASD, el profesor Zaglul, decano provisional de la Facultad de Medicina, compartía con frecuencia en los recesos de reuniones, como gran conversador, con los dirigentes estudiantiles.

En una ocasión uno preguntó cómo definía a los “izquierdistas”, indicando un sector especifico de aquellos tiempos.

“Agresores al padre”, respondió sin titubear. “Por tanto, agresores a la autoridad”, agregó.

Obviamente, definía un comportamiento psiquiátrico, no una conducta ideológica.

Algunos dirigentes de “izquierda” por sectarios hoy participan en movimientos políticos adversarios al PLD. ¿Eran de izquierda?. Claro que no, se oponen al PLD como reacción a la fuerza y autoridad del progreso.

¿Profesor Zaglul, y qué es la envidia?, pregunta otro de nosotros.

Dijo: “El envidioso como el envidiado luchan contra una carencia, el primero porque no tiene lo deseado y el segundo por retener eso que obtuvo”, enfatizó con su recordada sonrisa amplia y afable.

Entonces agrega: “El envidiado presume de serlo; el envidioso agrede sin limites. En cambio, el líder es amado por los que comparten su causa y odiado por los adversarios”.

Emular es la figura conceptual que utilizan las organizaciones, los líderes e instituciones para estimular los ejemplos por una causa.

Leonel Fernández podrá ser emulado por liderar la construcción del país a su progreso y modernización, crear la gobernabilidad para producir riquezas y ahora, si toma ese camino, por desarrollar políticas de Estado para superar la desigualdad.

Danilo podrá ser emulado por dar continuidad a aquello, creando nuevos estilos y políticas públicas para elevar los niveles de acceso de la sociedad en oportunidades de crecimiento.

Ambos expresan lo que es el PLD; es un absurdo envidiarlos, se abraza la causa por ellos encabezada desde el PLD.

Enseñarles a los jóvenes del PLD a envidiar o ser envidiados, es una desvalorización; es apartarlo colocarlos en un camino de mezquindades y alejarlos de la causa.

Tener éxitos en política no es sinónimo de hacer fortuna en ella. Ni Bosch ni Peña Gómez ni tampoco Balaguer hicieron fortuna personal; sin embargo, fueron políticamente exitosos cada cual en su ubicación.

En el origen del PLD se exploró la posibilidad de que el Partido hiciera lícito comercio, pero hubo una clara comprensión de que ni el partido ni sus dirigentes debían hacer negocios desde la actividad política, por ser totalmente incompatibles.

Las fuerzas económicas no pueden tener competidores desde el poder; el Estado no es para desde él hacer negocios. Desde el Estado se dirige la sociedad.

La envidia es un comportamiento individual, para provecho personal; la emulación es asumir un proyecto, una causa común que construye sociedades y consagra en la historia.

Leer más
Banda ancha para el desarrollo humano

Leyendo la reciente obra de Thomas Pikkety titulada “Capital en el Siglo XXI”, que se ha convertido en una sensación mundial por sus postulados sobre la redistribución de la riqueza y el capital, es decir, la brecha económica entre ricos y pobres; pensé en una brecha propia de esta era de la globalización: la brecha digital.

Estamos transitando hacia un mundo que se dividirá entre aquellos que están conectados y aquellos que no; y entre los primeros existirán aquellos que están bien conectados y aquellos que están conectados precariamente. Es una situación digna de estudio, que se plantea en unos informes recientes publicados por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, uno, y otro por la firma Deloitte.

En ambos documentos se valora el impacto socioeconómico que tiene la expansión del acceso a internet, a través de la Banda Ancha, que no es más que una conexión de alta velocidad al Internet. Hoy en día, las nuevas tecnologías de banda ancha móvil nos alientan a pensar en sociedades totalmente conectadas.

¿De qué servirá o en qué beneficiará a la sociedad? Ambos informes, al igual que otros preparados por las firmas de tecnología Intel y Cisco; y los que ha preparado el BID, hacen estimaciones sobre el beneficio económico de la banda ancha. Deloitte afirma que aumentar el acceso a internet en los países en desarrollo, llevándolo al nivel de los países desarrollados, creará 140 millones de empleos a nivel mundial, a la vez que aumentará el PIB mundial en un 172%.

Más aún, la banda ancha permitirá que caminemos hacia una sociedad conectada, en capacidad de atender sus necesidades a través del uso de las TIC. La UIT ha elaborado un interesante resumen del impacto de la banda ancha en la educación, la salud, la agricultura, la inclusión financiera, el desarrollo de las MIPYMEs, la innovación y la investigación.

En América Latina, donde el 25% de la población es rural, el acceso a banda ancha es 30 veces más costoso y 3 veces más lento que en los países desarrollados. El BID estima que aumentar la penetración de banda ancha en un 10% trae consigo un crecimiento de la economía de hasta un 3.2%. Es una decisión económicamente viable, cuyo resultado, no solo será económico, también será social.

¿Dónde estamos en República Dominicana respecto a este tema? Hemos hecho grandes avances en términos educativos, especialmente en la alfabetización digital, a través de los Centros Tecnológicos Comunitarios. Recientemente los CTC han certificado 179 personas como Alfabetizadores Digitales, a través de los programas de formación de Microsoft.

Sin embargo, la banda ancha es una oportunidad para mejorar en los índices de uso de las TIC para la gestión de servicios gubernamentales, mejorar la productividad agrícola y potenciar el desarrollo de las MIPYMEs.

En este último aspecto, la banda ancha tiene un papel decisivo. Las empresas catalogadas como MIPYMEs que han invertido el 30% de su capital en servicios vinculados a las TIC, crecen, en promedio, 9 veces más rápido que aquellas que invierten 10% o menos.

Otro dato que me ha parecido interesante es el impacto de la internet en los indicadores de calidad de vida de los ciudadanos. Donde hay mayor acceso a internet de banda ancha y se promueve su uso productivo, se ha demostrado una disminución de los indicadores vinculados al crimen y una mejora sustancial en los que están vinculados al modo de vida de las personas.

La discusión sobre la banda ancha está en los principales foros mundiales. Justo la semana pasada, el Consejo Económico y Social convocó una reunión de alto nivel para hablar sobre las TICs en la agenda de desarrollo y en la consecución de los objetivos del milenio. El principal escollo para la conectividad es la necesidad de ampliar la banda ancha, incluyendo en las agendas nacionales las inversiones necesarias.

Así como hemos conectado físicamente todo el territorio nacional, con modernas autopistas, también es necesario invertir en las carreteras que conectan a las personas al Internet. El proyecto que ha anunciado el INDOTEL, que contempla invertir 30 millones de dólares para llevar 3,000 kilómetros de fibra óptica a todo el país, es una noticia alentadora para que nuestro país pase a la vanguardia de este tema.

Un ejemplo del éxito de la decisión de invertir en banda ancha es Colombia. Han logrado conectar más de mil municipios del país, aumentando el número de personas conectadas con un internet de calidad. Un 90% de las conexiones a internet en Colombia ya corresponden a banda ancha, lo que ha tenido un efecto económico interesante, aportando al PIB de dicho país.

El internet no es el futuro, es el presente. Su uso, difusión y promoción aporta a un país más próspero, organizado y seguro, donde los ciudadanos pueden ejercer sus derechos y exigir sus deberes, con confianza y calidad. La banda ancha es la espina dorsal de la Sociedad del Conocimiento y las TIC. Necesitamos hacer esa inversión, que tiene un gran retorno. ¡Manos a la obra!

Leer más
Los desafíos a Leonel y del PLD

Tres encuestadoras han dado excelentes posicionamientos del PLD, el gobierno, Leonel y Danilo.

Nada es ocasional. Leonel fue presidente 1996-2000 y llevó el PIB de $18 mil millones a $24 mil millones de dólares. Eso creó confianza.

La muerte de Peña Gómez (1998) fue utilizada para crear la percepción de que la alianza PLD-PRSC la precipitó y se hizo para evitar que fuera presidente. En compensación, y como deuda, se votó por su partido, en el 2000.

Fue un gobierno penoso, el PIB bajó 4 mil millones de dólares. Provocó el retorno del PLD al gobierno. Desde 2004 la economía se recuperó creciendo el PIB casi tres veces hasta llegar a $59 mil millones de dólares al 2012; Danilo lo mantiene en crecimiento.

Proyecciones para 2027, por organismos regionales, sitúan al país en un crecimiento entre los diez primeros de America Latina; estos son: Brasil $3 billones 815 mil millones, México $2 billones 172 mil millones, Argentina 750 mil millones, Colombia $730 mil millones, Perú 542 mil millones, Chile 536 mil millones, Venezuela 524 mil millones, Ecuador 172 mil millones, República Dominicana 114 mil millones y Panamá 107 mil millones; todos en dólares.

No debemos confundirlos con los diez mas desarrollados, conforme a los indicadores de BM, ONU, FMI, Foro Económico Mundial, CEPAL, OCDE, The Economist y otros, en ete orden: Chile, Uruguay, Argentina, Panamá, México, Costa Rica, Brasil, Perú, Colombia y Venezuela.

Debe entenderse que cuando crece el PIB, crece el capitalismo; necesariamente no se supera la desigualdad y la pobreza. Trabajar para superarla es el papel de un partido centroizquierda como lo es el PLD.

El capitalismo se mide por el PIB. El Banco Mundial informa que el mundial es 72.6 billones, EU 16.2 billones y America Latina 5.3 billones. (billón es un millón de millones)

En la transición del 2012 el PLD se preparó para pasar el mando de Leonel a Danilo, situando uno y el otro con altos posicionamientos, cercanos al 70%.

Obviamente, el PRD y las fuerzas que lo acompañan no aceptarían la derrota y harían lo habitual en ellos, esta vez sembrar la idea de que perdieron por fraude y con los recursos del Estado. A eso el país no le hizo caso y pasaron a acusar a Leonel del déficit presupuestal

El déficit es el desbalance en el presupuesto, se origina por la baja presión tributaria; se gasta mas de lo que ingresa al gobierno, y si bajan los gastos se contrae la economía.

Los cálculos políticos se les complicaron porque Leonel no salió huyendo, como otros ex presidentes, y enfrentó la embestida. Todo el 2013 lo dedicamos a eventos patrióticos para tener presencia en las calles y plazas públicas.

Los desafíos a Leonel lo han hecho potencial candidato del PLD para el 2016; la lección aprendida es que las crisis son oportunidades.

El país reclama superar la desigualdad, la cual es un desafío fundacional del PLD. No se trata de relevo democrático ni nada parecido, es que, manteniendo estabilidad y crecimiento económico, se haga la guerra a la desigualdad.

Este contexto obliga al PLD a hacer una oferta electoral confiable y probada, porque pasar el país a ser uno de los diez más desarrollados de Latinoamérica es su reto.

Leer más
Ley con rostro humano: ¡Bien por Ti Presidente!

Luego de varios meses de debate, análisis, discusiones en la opinión pública, consultas, opiniones, defensa del país en foros extranjeros, artículos, estudios, ensayos, declaraciones; luego de que este Gobierno se dispusiera a buscar una solución a una situación que arrastramos desde hace tantas décadas; luego de que nuestro Presidente Danilo Medina reiterara una y otra vez, en distintos espacios y ante distintas figuras, su deseo de “buscar una solución humana” a la situación de los “afectados por la sentencia 168-14, del Tribunal Constitucional”; luego de todo eso, finalmente, en tan solo 8 meses, tenemos un instrumento legitimo, legal y con rostro humano que como abogada de formación, entendemos pondrá fin a este problema.

La solución ya no podía esperar más. Aunque es justo reconocer que el Presidente Medina fue muy prudente al no permitir que el tiempo jugara en su contra y se tomara una decisión que luego afectara al país, al Gobierno y a nuestros ciudadanos.

Lo que se ha sometido al Congreso Nacional como “Régimen Especial para Personas Nacidas en el Territorio Nacional inscritas irregularmente en el Registro Civil dominicano y sobre Naturalización”, es una pieza legislativa que crea y concibe una solución pragmática a un problema que nunca ha sido teórico, si no práctico y real. Miles de personas afectadas por un Registro Civil que por décadas funcionó precariamente, otros miles viviendo en el anonimato obligatorio, ante la realidad social vivida, principalmente, por los dos países que ocupan la Isla de la Hispaniola.

El Presidente Medina muy sabiamente ha sometido este proyecto al “fuego lento” del consenso y del diálogo; y todos los sectores políticos que hemos abordado y escuchado, han valorado la pieza como una solución definitiva a la situación creada por la inercia de un Estado que no comprendió, en aquel entonces, la dimensión del problema que estaba creando.

Todos aportamos, desde nuestros espacios, a una pieza consensuada, que ahora será entendida por la ciudadanía y la comunidad internacional como lo que es, una ley con rostro humano, de la cual todos debemos sentirnos muy orgullosos como dominicanos, porque una vez más demostramos con hechos y no solo con palabras, la nobleza de nuestro corazón, la justeza de nuestro accionar y la grandeza de nuestra alma dominicana.

Un aspecto muy positivo que nos muestra todo este proceso de consenso hacia esta Ley, es la madurez de nuestra clase política. Las posiciones encontradas ante esta situación fueron debatidas en los medios de comunicación, en los artículos de opinión, en los espacios académicos; nunca en las calles.

Desde un inicio mostré mi oposición a medidas extremas y sujetas a las emociones, que no eran aceptables, lógicas ni prácticas. Nuestro país debía actuar con respeto a sus instituciones, su soberanía y las expectativas de sus ciudadanos; desde la comprensión de una realidad humanitaria de la cual nuestro Estado, y las distintas administraciones que ha tenido, habían sido responsables.

Ahora corresponde a quienes representan nuestra diplomacia, preparar espacios en cada país donde mantenemos relaciones y ante cada organismo internacional, para explicar la solución que se ha dado a esta situación, quizás una de las pocas veces en la historia de la humanidad donde un país ha resuelto un problema migratorio y fronterizo sin la necesidad de un conflicto armado.

La tarea de recomponer nuestra imagen internacional es vital, para asegurar que continúen llegando al país los turistas que sustentan gran parte de las divisas que generamos, así como las inversiones que necesitamos para mantener y elevar nuestro crecimiento económico.

El Presidente Danilo Medina ha demostrado a la ciudadanía que no pretende solucionar los problemas para la conveniencia de sectores particulares, ni respondiendo a presiones y chantajes. El Presidente Medina ha demostrado su capacidad de aportar al país las soluciones que necesita, aún cuando requieran sacrificio.

Ahora nos queda ejecutar las disposiciones de este proyecto, organizar, de una vez y por todas, el Registro Civil dominicano, regular la entrada de extranjeros, aplicando reglas claras que aporten a nuestra seguridad jurídica y física.

Y nos queda ahora dedicar nuestras energías a los demás problemas que afectan la nación, para buscar soluciones definitivas, tal y como hizo el Presidente Medina con el problema migratorio. El país requiere dejar atrás los obstáculos que históricamente han retrasado su desarrollo, para que nos podamos dedicar a preparar a las siguientes generaciones para enfrentar los obstáculos del mañana.

Leer más
Dominicana Tech: una iniciativa para el desarrollo tecnológico del país

Recientemente se celebró en el Centro de Convenciones de Miami la primera cumbre tecnológica de las Américas, eMerge Americas, que aspiraba a convocar toda la red latinoamericana relacionada con el mundo de la alta tecnología, en esa ciudad del Sur de la Florida.

En ese contexto, tres instituciones dominicanas, integradas por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE); la asociación de empresas que conforman el ClusterSoft; y el Parque Cibernético de Santo Domingo, que habían estado trabajando, en nuestro país, con la comunidad de empresas de tecnologías de la información y desarrollo de software, lanzaron la iniciativa o programa conocido como Dominicana Tech.

Ese programa consiste, en primer término, en estimular a jóvenes de talento de la República Dominicana, que serán identificados como tech emprendedores, a crear y desarrollar empresas, en distintos ámbitos de la alta tecnología, con la finalidad de que se conviertan, no sólo en empresas locales dominicanas, sino en empresas globales.

En segundo lugar, el programa tiene como meta, la conformación de un fondo patrimonial, con recursos privados, que permita identificar y apoyar los mejores proyectos de innovación y desarrollo tecnológico, que tengan, al mismo tiempo, un potencial para competir en el mercado y tener éxito comercial.

Finalmente, lo que Dominicana Tech procura es generar un impacto en la economía nacional, al promover la atracción de inversión local y extranjera para el desarrollo de productos y servicios tecnológicos de alcance mundial; lograr la aprobación de un nuevo marco regulatorio que confiera incentivos al sector; estimular el registro de patentes y proteger el derecho de propiedad intelectual de nuestros productos.

De igual manera, impulsar la instalación de centros educativos de calidad para la formación de recursos humanos debidamente capacitados; construir la infraestructura adecuada para el funcionamiento óptimo de un ecosistema de innovación y conocimiento; y animar la aplicación de políticas públicas que posibiliten que durante la próxima década la República Dominicana sea reconocida como un centro global de desarrollo de alta tecnología.

Un secreto bien guardado
Naturalmente, al lanzarse la iniciativa de Dominicana Tech, ya nuestro país había realizado un encomiable recorrido que nos ha permitido conquistar algunos logros en el campo de la alta tecnología, aunque éstos, hasta la fecha, se hayan mantenido para la opinión pública nacional, como un secreto bien guardado.

El año pasado, por ejemplo, la ventas efectuadas por el país de productos y servicios tecnológicos, fue superior a los 400 millones de dólares. Eso significa que por ese renglón pudimos recibir ingresos mayores que los obtenidos con la exportación de productos tradicionales como el café, el tabaco o el cacao.

Del 2004 a la fecha, como consecuencia de haberse creado un Régimen Especial de Zonas Francas, se han instalado en el país 130 Centros de Contacto, o Call Centers, que ya están empleando cerca de 40 mil jóvenes, la mayoría de ellos bilingües y con formación técnica, los cuales trabajan en servir de apoyo a las labores de servicios profesionales establecidos fuera de las fronteras de nuestro territorio.

De esa misma fecha a la actualidad, se han incorporado cerca de 100 empresas de desarrollo de software y aplicaciones para teléfonos móviles, algunas de las cuales gozan de gran prestigio internacional. Eso, a su vez, ha permitido la contratación de centenares de ingenieros de sistemas y varios miles de programadores en esos nuevos establecimientos de servicios tecnológicos.

Inspirados por la Revolución tecnológica que estaba teniendo lugar en el mundo durante la década de los noventa, en el 2000, en la fase final de nuestro primer mandato presidencial, se construyó el Parque Cibernético de Santo Domingo, con la esperanza de que algún día llegase a convertirse en el Corredor Tecnológico de las Américas.

Con esa alta aspiración como meta, el parque se edificó, en lo inmediato, con el objetivo de diversificar nuestra economía, insertarnos en la entonces emergente industria de alta tecnología, incrementar nuestro PIB per cápita, mejorar nuestra productividad, reducir nuestros niveles de pobreza y promover una política de desarrollo sostenible incluyente.

Dentro del Parque Cibernético, logramos, entre otras empresas, la incorporación del NAP del Caribe, la cual ha sido un símbolo de éxito y un buque insignia de nuestro ecosistema tecnológico, al facilitar que la República Dominicana, luego de disponer de un centro global de acceso a internet, sea uno de los lugares del mundo con mayores niveles de interconectividad.

Actualmente, en el parque laboran más de 1,500 empleados, y nuevas empresas, en las áreas de biotecnología, tecnología de la información e industria del software, hacen esfuerzos por iniciar sus operaciones en ese centro.

En tiempos recientes, el NAP del Caribe ha duplicado la cantidad de espacio que utiliza dentro del parque para la realización de sus actividades empresariales.

Formación de recursos humanos
A pesar de los innegables avances obtenidos por nuestro país durante los últimos años en el área de alta tecnología, esos logros quedarían incompletos si no se hubiese prestado la debida importancia a la parte educativa o formación de recursos humanos.

En tal virtud, dentro del propio Parque Cibernético funciona el Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA), con más de 2,000 estudiantes, la mayoría de ellos de origen muy humilde, los cuales, con becas del gobierno, cursan estudios en las áreas de Mecatrónica, Multimedia, Controles Automáticos y Manufactura, Robótica, Tecnología de la Información y Software.

Pero, a decir verdad, dentro del área educativa, desde nuestra primera gestión gubernamental, en la República Dominicana se ha venido trabajando en forma continua en la instalación de laboratorios tecnológicos en los distintos niveles del sistema escolar.

De igual manera, para enfrentar el desafío de la brecha digital, se instalaron Pequeñas Comunidades Inteligentes (LINCOS, por sus siglas en inglés), en comunidades rurales remotas. Luego, se construyeron proyectos como el de los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC), el de las Aulas Virtuales de Esperanza (AVE), con apoyo privado y el de las Bibliotecas Digitales.

Más recientemente, 16 universidades nacionales, con el apoyo del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, se han integrado al sistema del Parque Cibernético, y actualmente disponen, por vez primera en el sistema educativo nacional, de programas de incubación, innovación, emprendedurismo y desarrollo de planes de negocios.

Dos de esas universidades, ubicadas en Santiago de los Caballeros, se han enfrascado en la promoción de una iniciativa de Ciudad Inteligente. La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), por ejemplo, se ha propuesto transformar a Santiago en un centro tecnológico de innovación, en las áreas de Ingeniería Industrial y Microelectrónica, en asociación con el Instituto Tecnológico de Rochester; y, por su parte, UTESA se encuentra en estos momentos en la construcción de un nuevo Parque Científico y Tecnológico.

Desde el 2005, el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), ha venido realizando una exitosa feria en el área de la tecnología, llamada Intecnología, dedicada a crear y promover proyectos que estimulen el avance de la tecnología y la innovación en nuestro país.

En el 2012, un grupo de jóvenes dominicanos, a nivel de bachillerato, participó en la Primera Competencia de Robótica en los Estados Unidos, quedando en el puesto 16 de un total de 64 participantes. Con posterioridad, han vuelto a participar, obteniendo diversos premios y reconocimientos.

A partir de esas experiencias, se celebran en el país talleres de fabricación de robots. Diversos cursos de programación se llevan a cabo hasta nivel de escuela secundaria en varios liceos polítécnicos, y distintos centros de educación superior disponen de carreras en las diferentes áreas de alta tecnología.

A través de la empresa Matternet, un núcleo de jóvenes de alto talento ha encontrado la fórmula para la fabricación de drones, que ofrecen a distintas empresas para servicios de transporte de paquetes y mercancías; y otro grupo, visionario y emprendedor, tuvo la osadía de ir a China, constituir allí una compañía y empezar a fabricar tabletas electrónicas, que ahora han comenzado a colocar en varios mercados de América Latina.

En fin, con la iniciativa de Dominicana Tech lo único que se procura es poner todas esas energías y talentos en una sola dirección: la de convertir a la República Dominicana en un centro global de innovación y economía del conocimiento.

El autor es expresidente de República Dominicana

Leer más
El TC No Es La Constitución

El Tribunal Constitucional es para “garantizar la supremacía de la Constitución, la defensa del orden constitucional y la protección de los derechos fundamentales …” (art. 184 de la Constitución).

Por esa supremacía lo ordenado en el Art. 256 de la misma Constitución, en su parte in fine, se impone al TC cuando, refiriendo sobre la carrera policial, dispone el procedimiento de reingreso: “Se prohibe el reingreso de sus miembros, con excepción de los casos en los cuales el retiro o separación haya sido realizado en violación a la ley orgánica de la Policía Nacional, previa investigación y recomendación del ministerio correspondiente, de conformidad con la ley”.

Obviamente el TC no puede ordenar la reintegración de un oficial policial en retiro o separado de la carrera policial, porque quien puede hacerlo “previa investigación y recomendación del ministro correspondiente…” es el Presidente de la República.

Sin embargo, su decisión TC/0048/12, expediente TC-05-2012-0016, Recurso de Revisión Constitucional en materia de amparo, contra sentencia 158-2011, dictada por el Tribunal Superior Administrativo, incurre en un dislate por haber obviado ese procedimiento constitucional.

El TC ha confundido dos situaciones absolutamente distintas.

De una parte, el oficial policial fue imputado, junto a otras personas, de responsabilidad penal por sustracción de bienes en la aduana del aeropuerto, lo cual es un hecho competencia de los tribunales penales ordinarios y el debido proceso, previsto en las leyes, le debe ser garantizado a esos fines.

De otra parte, la separación de la carrera policial fue una disposición disciplinaria decidida por el Presidente de la República, por recomendación del Consejo Superior Policial, y su reintegración solo puede ser ordenada como está prevista en el procedimiento constitucional enunciado en el referido articulo 256.

En la sentencia citada del TC en su ordinal séptimo ordena una astreinte de diez mil pesos por cada día de retardo en la ejecución de la decisión, en contra de la Policía Nacional.

La PN es una institución del Estado y contra ésta no se imponen astreintes, para conminarla a la ejecución de una decisión judicial. La astreinte es una conminación pecuniaria para obligar a personas privadas, físicas o morales, a ejecutar, a cargo de su patrimonio, una decisión judicial.

Cuando una institución del Estado se resiste o niega a ejecutar una sentencia se considera un desacato. Las consecuencias son de responsabilidad penal y civil para el funcionario titular de la institución de que se trate.

La Suprema Corte ha establecido como jurisprudencia: “El Estado no puede ser condenado en astreinte. La astreinte en el lenguaje jurídico usual es un medio compulsivo de orden sustantivo (…) que se aplica en ocasión de litigio…” (BJ 900).

El Estado lo integran instituciones del dominio privado y del dominio publico; una institución del dominio privado del Estado (el Banco de Reservas y otras) pudieran conminarse con astreintes, ante una negativa de ejecución de una decisión, lo cual luce estar previsto en el Párrafo II del Art.87 de la ley orgánica del TC.

Pero no a una institución del dominio publico que, como la PN, es parte importante del cuerpo represivo del Estado para hacer valer esas mismas decisiones judiciales.

El TC se ha ganado el respeto del país en cuanto es garante de la Constitución y de sus procedimientos, eso no debe variar.

Leer más

Autores

Franklin Almeyda
229 Artículos
Euclides Gutiérrez
186 Artículos
Leonel Fernández
138 Artículos
Danilo Medina
0 Artículos
Margarita Cedeño
211 Artículos
Reinaldo Pérez
0 Artículos
Autores
0 Artículos
Félix Jiménez
5 Artículos