Del partido

Economista Daris Javier Cuevas opina que la supervisión bancaria requiere siempre tener visión clara

Sobre supervisión bancaria

“La supervisión bancaria en sentido general y en el ámbito internacional, atraviesa por dificultades para su eficiencia, lo que sugiere una visión preclara en su aplicación y no dejarla en manos dudosas”, afirma el economista y dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Daris Javier Cuevas en un artículo periodístico.

En su columna semanal en el Listín Diario y en Vanguardia del Pueblo Digital, Cuevas presenta el curso histórico de la supervisión bancaria, la que afirma tuvo su mayor transformación cuando a finales de 1974 se creó el Comité de Basilea por los representantes de los bancos centrales del G-10, compuesto por Bélgica, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Suiza, Suecia, Reino Unido y USA.

“Este comité tuvo como objetivo fundamental crear un estándar internacional que sirviera de referencia a los reguladores financieros, con la finalidad de establecer los requerimientos de capital necesarios, para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos”, explica el ex Intendente de Bancos.

Dice que dichas normas son lineamientos generales para la supervisión prudencial o preventiva de las entidades financieras, cuya naturaleza jurídica se asume dentro del contexto del derecho internacional, que no obstante “no constituye una autoridad supranacional en materia de supervisión bancaria ya que sus criterios y recomendaciones carecen de fuerza coercitiva y vinculante para imponer normas”.

La necesidad de colocar reparos y enmiendas a los principios enarbolados en Basilea dio lugar a un estándar internacional tipificado como Basilea II y Basilea III, este último, según Daris Javier Cuevas, se interpreta como propuestas complejas con implicaciones a largo plazo para los requerimientos de capital de los bancos, el manejo del riesgo y la publicación de información financiera, lo cual resulta inaplicable en las economías emergentes.

“A la luz de la razón, se puede interpretar que las normas de Basilea han sido medidas para solucionar problemas de carácter coyuntural, mientras que el mercado financiero es cada vez más volátil” se explica en el artículo que el PLD divulga en una reseña periodística de la Secretaría de Comunicaciones.

Sostiene el también profesor universitario y editor económicos de Vanguardia del Pueblo, que ante la incapacidad mostrada por las normativas de supervisión para contrarrestar los eventos de crisis, se ha planteado la idea de aplicar impuestos a los instrumentos; que generan riesgos en los mercados financieros, que tienen un costo muy elevado y condiciona los mecanismos de transmisión monetaria, restringiendo la capacidad de los Bancos Centrales de ejecutar su política monetaria, encareciendo, entre otros factores.

Los elementos descritos por el economista le llevan a afirmar que se requiere una visión preclara para la aplicación de los principios generales de supervisión bancaria y “no dejarla en manos dudosas”.