Del partido

Leonel Fernández afirma el PLD ha sabido combinar la democracia con el desarrollo

En sintonía con aspiraciones del pueblo

Ha sido durante los periodos de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana que República Dominicana ha podido, por vez primera, combinar sus anhelos de paz y armonía, dentro del marco de la democracia, con unos determinados niveles de prosperidad, bienestar y desarrollo, como resultado de una expansión sostenida de nuestra capacidad de producción y distribución de riquezas.

La afirmación es de Leonel Fernández, presidente del Partido de la Liberación Dominicana la que está contenida en su columna Observatorio Global publicada en el Listín Diario y Vanguardia del Pueblo Digital este lunes.

El expresidente de la República subraya que desde que se proclamó la independencia de la República, en febrero de 1844, la aspiración del pueblo dominicano siempre fue de poder constituirse en una sociedad democrática, desarrollada, próspera y con garantías de bienestar social para el grueso de su población.

“Sin embargo, en casi dos siglos de existencia como nación, esa combinación de democracia con desarrollo, no había sido conquistada más que durante los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana”, señala Leonel Fernández en su artículo “PLD: democracia y desarrollo”, referido por la Secretaría de Comunicaciones del PLD en un despacho de prensa.

Tras un análisis de los principales gobiernos que ha tenido la República Dominicana y sus aportes económicos Fernández refiere que al acercarse a casi 20 años de poder, el partido fundado por Juan Bosch, aun en medio de obstáculos y dificultades, de carácter nacional e internacional, puede, sin embargo, exhibir un conjunto de obras y de proyectos, tanto en lo político-institucional, como en lo relativo al progreso material, como no se había conocido antes en la historia de la República.

Manifiesta que durante los hasta ahora cinco periodos de gobierno peledeísta, la economía dominicana ha crecido a niveles impresionantes; la capacidad de generación de riquezas se ha más que cuadruplicado y la pobreza extrema ha prácticamente desaparecido.

“Se ha alcanzado la seguridad alimentaria. Se ha impulsado la producción agropecuaria. La clase media se ha expandido. Las principales enfermedades infecto-contagiosas han sido controladas. La mortalidad materna e infantil ha disminuido. Las expectativas de vida han aumentado”, agrega.

Explica que las instituciones públicas han modernizado sus servicios, las carreteras y las vías de comunicación se han extendido por todo el territorio nacional, se han construido puentes, elevados, túneles y circunvalaciones y se instaló un moderno sistema de transporte, a través del Metro de Santo Domingo.

“Se ha incrementado el turismo. Ha habido un aumento de la inversión extranjera. Las zonas francas han crecido; y nunca antes como ahora la presencia internacional de la República Dominicana había sido tan notable”, resalta.

El expresidente apunta que se reconoce que la labor realizada durante los gobiernos del PLD no constituye una obra perfecta, pero que no cabe dudas de que ha sido, hasta ahora, lo que más se ha aproximado a las aspiraciones y sueños albergados por el pueblo dominicano de combinar la democracia con el desarrollo.